Sentencian a policía y serenos por desaparición de turista en Miraflores

Sociedad LR

Agente PNP y serenos son los responsables de la desaparición de joven argentino, según sentencia judicial. Foto: captura de 24 Horas
Agente PNP y serenos son los responsables de la desaparición de joven argentino, según sentencia judicial. Foto: captura de 24 Horas

La última vez que el joven argentino habría sido visto fue al momento de ser intervenido en la Bajada Armendáriz.

El Poder Judicial condenó pena privativa de la libertad a un miembro de la Policía Nacional y a dos extrabajadores del Serenazgo de Miraflores por la desaparición forzada del ciudadano argentino Bruno Carlos Schell Verdaguer en junio del 2013.

El joven de 26 años había llegado al país en calidad de turista en marzo de ese mismo año y según los implicados, fue intervenido cuatro veces en Miraflores por aparentemente realizar disturbios y encontrarse en estado de ebriedad en la vía pública. Sin embargo, la familia dice que solo hay registro de uno de esos sucesos.

Presuntamente, la primera intervención se realizó el 29 de mayo. Una imagen de seguridad registró al estudiante sentado y desorientado a las afueras de un grifo. Posteriormente, llegó una patrulla del Serenazgo a la que el extranjero sube minutos después.

Schell también habría sido intervenido el 30 de mayo y 13 de junio, fecha en la que desapareció. Los deudos pudieron recoger testimonios de personas que dijeron haber visto al joven corriendo con el torso desnudo por la Bajada Armendáriz, en Miraflores, y que fue reducido violentamente por serenos y un policía, quienes lo subieron a un patrullero. Desde entonces, no se supo más de su paradero.

Lazy loaded component

La versión del policía y los serenos es que el joven había pedido que lo lleven al restaurante El Salto del Fraile, en Chorrillos, porque ahí tenía amigo. Pero la familia señala que esa versión no es cierta.

Arturo Schell, padre del joven, señala que su hijo manifestaba un comportamiento descontrolado debido a la esquizofrenia que padecía y la cual no podía controlar porque su medicina le fue robada durante un asalto en Lima.

“Imagínese, una persona enferma de esquizofrenia sin sus remedios no puede hacer nada, se vuelve loca. Él estaba muy bien controlado por los médicos”, dijo en declaraciones a 24 Horas.

El capitán de la PNP Enrique Morón Sánchez recibió 17 años de cárcel, mientras que los exserenos Linder Sandoval Salazar y Miguel Sarmiento Vega, 15 años. Además, deberán pagar una reparación civil de S/ 200.000 a favor de los deudos.

El citado medio recuerda inicialmente que el entonces alcalde de Miraflores y hoy burgomaestre capitalino, Jorge Muñoz, fue incluido en la demanda, pero en el proceso fue retirado.

Si bien la familia saludó la pena, aún sienten la pérdida del joven. “Me encuentro destruido. Mi hijo estaba haciendo dos carreras universitarias, estudiando Diseño de Imagen y Sonido y Antropología. No era ningún tonto, era un chico muy inteligente”, señaló su padre.