Coronavirus en Perú: escándalo por vacunación VIP en varios colegios profesionales

Sin filtros. Entre los 11 gremios se viene inmunizando a psicólogos, nutricionistas, biólogos y trabajadores sociales que son jóvenes y no están en primera línea. Existe indignación entre los agremiados porque estos privilegios se dan mientras aún no se concluye la vacunación de adultos mayores. El viceministro de Salud acaba de renunciar.

El dato. El 30 y 31 de marzo se inmunizó a cientos de psicólogos en Lima tras el acuerdo que tuvo el Minsa con los colegios profesionales. Muchos de ellos se vieron obligados a aceptar. Foto: difusión
El dato. El 30 y 31 de marzo se inmunizó a cientos de psicólogos en Lima tras el acuerdo que tuvo el Minsa con los colegios profesionales. Muchos de ellos se vieron obligados a aceptar. Foto: difusión
Ángela  Valdivia,Carlos  Contreras,

El proceso de vacunación contra la COVID-19 en nuestro país se ve envuelto en un nuevo escándalo. Desde el 30 de marzo se viene inmunizando a miles de agremiados de 11 colegios profesionales de la salud, muchos de los cuales no cumplen con los criterios del Plan Nacional de Vacunación al no formar parte de la primera línea ni encontrarse dentro la población vulnerable (por edad o comorbilidad).

Esta decisión ha sido rechazada, sobre todo entre los afiliados al Colegio de Psicólogos y de Biólogos, quienes han salido a expresar su indignación porque todo esto sucede mientras miles de adultos mayores, policías y militares siguen sin ser inmunizados.

Debido a ello, hasta el momento -según Camila Gianella Malca- de los 2.200 psicólogos que aparecen en el padrón, más de 115 han firmado una carta en la que se muestran en contra de esta decisión, la cual fue tomada tras una reunión entre el Ministerio de Salud (Minsa) y los 11 colegios profesionales del sector, el pasado 15 de marzo.

Gianella afirmó que en una primera versión de la misiva que enviaron a su propio Colegio, al Minsa y a la Defensoría del Pueblo, solicitaron no seguir con el empadronamiento, pues era ’'crear un privilegio’'; además porque no se había priorizado al personal que trata a pacientes con COVID-19.

“Solo la Defensoría nos respondió y nos dijo que habían tomado conocimiento y estaban preocupados porque no solo éramos psicólogos sino también biólogos, nutricionistas y trabajadores sociales los que mostraban esta posición”, dijo.

Preocupada, Camila Gianella reclamó que se esté frente a una inmunización VIP, ya que el proceso no debería tener en cuenta la profesión. ’'Estamos acostumbrados a saltarnos la valla. Somos una sociedad fragmentada’', sustentó.

Además, consideró que este proceso es una especie de ’'política gremial’' por parte del Colegio de Psicólogos, como si fuera un logro vacunar a personas jóvenes que realizan teletrabajo, mientras que hay gente que muere, como en Piura y Ucayali.

Aseguró además que los colegios profesionales de salud pudieron hacer algo por detener esta situación.

Ante el silencio del Minsa, exigió que la Contraloría intervenga.

Otro caso es el de Rodrigo Flores, quien contó que los han llevado a una situación difícil, obligándolos a tomar una decisión que les genera intranquilidad.

Él, a pesar de no haber llenado ningún formulario, figuró en el padrón. Por eso, al no ser personal de primera línea, se comunicó con el Ministerio de Salud para saber qué sucedía con la vacuna de Sinopharm si la rechazaba; sin embargo, la respuesta fue ambigua. Solo le precisaron que era mejor que asistiera porque una reprogramación en la fase 3 de la inmunización podría complicarse.

Ahora pide que el Minsa evalúe esta situación y se priorice al personal que atiende exclusivamente a pacientes COVID-19, así como al que está en riesgo.

Precisamente, esto último no ha sucedido con la conocida doctora Carmen González. Ella señaló que a pesar de que tiene 80 años no fue considerada en el padrón de 2.200 vacunados. Así, sostuvo que esto se debe porque hay dos facciones dentro del Colegio de Psicólogos. “Todo esto merece ser evaluado por el ministro Óscar Ugarte”.

A este reclamo se ha sumado el del Comité de Ética de Psicología de la PUCP, el cual señaló que en un contexto en el que no se ha completado la vacunación de los grupos más vulnerables en nuestro país, es éticamente incorrecto que se vacunen colegas que no forman parte de los mismos ni se encuentran en estos momentos trabajando en primera línea. “Se está quitándole la vacuna a otra persona que la necesita primero”.

Biólogos y odontólogos

Hasta el 31 de marzo, más de 800 biólogos habían sido vacunados en Lima. No obstante, en diversas publicaciones en redes sociales algunos agremiados se mostraron en contra de esto.

’'Gracias, Colegio de Biólogos, por mostrarnos cómo unos profesionales se aprovechan de la falta de criterio en la selección de colegas para la vacunación’'. ’'Excelente, vacunando a los colegas que hacen teletrabajo’'. ’'Aún están a tiempo de enmendar la falta de criterio empleado para la priorización de las vacunas’', se lee en las redes sociales.

Los mismos reclamos se observaron entre los odontólogos, nutricionistas y trabajadores sociales colegiados.

Una odontóloga expresó que la lista de inmunizados no tiene en cuenta a la población vulnerable ni a las fases de vacunación indicadas por el Minsa.

’'Queremos saber cómo se ha hecho porque al parecer ha sido por sorteo y aparecen personas jóvenes de solo 30 años. Hay irregularidades’', indicó.

“A diferencia de médicos, enfermeras u obstetras, en los biólogos no todos somos profesionales de la salud”, dijo un especialista de esa rama.

Extraña renuncia

Precisamente, en medio de este escándalo, el último miércoles 1° de abril se conoció la renuncia del viceministro de Salud Pública, Percy Minaya, quien era encargado del plan de vacunación. A él, la Defensoría le envió un oficio solicitándole que se disponga la revisión rigurosa del listado de los colegios profesionales con los que se coordinó, para así verificar si se cumplieron con los criterios.

La Defensoría también le exigió un informe detallado de las coordinación y acuerdos que se sostuvieron con los colegios para proceder a la vacunación.

Al Minsa se le ha dado plazo hasta el miércoles para responder. Hasta el momento continúa en cura de silencio.

Pero ¿qué se debe hacer? El exministro de Salud Víctor Zamora respondió que la solución es “detener y reorientar urgentemente” el plan de vacunación.

Precisó que, para empezar, este plan tuvo un mal diseño que se le heredó al actual titular del Minsa, Óscar Ugarte, pues no se consideraban a los adultos mayores en la fase 1. Además, manifestó que el padrón debió hacerse con más anticipación.

Sostuvo además que siempre se debió priorizar al personal de salud de primera línea y a los mayores de 60 años, que son los que más fallecen por el virus. Al primer grupo, explicó, se debió llegar por medio de los propios establecimientos de salud: “Haciendo una lista de instituciones públicas y privadas y de quiénes trataban con pacientes COVID-19. Esto sin usar a los colegios profesionales”.

’'El padrón enfrenta serios problemas por el mal diseño que ha llevado a una mala implementación. Sumado a ello, no hay un buen liderazgo”.

Primero, dijo, se tiene que concluir con la vacunación del personal de primera línea y con los adultos mayores. ’'Los colegios pueden esperar, todos pueden esperar. Primero se debe finalizar con los más vulnerables y esto aún no ha terminado’'.

Se fue. Viceministro Percy Minaya renunció el miércoles. Foto: difusión

Colegios dan su versión tras reclamos

En sendos comunicados, el Colegio de Psicólogos y de Nutricionistas respondieron que no son ellos los que establecen las prioridades de los inmunizados sino el Minsa bajo sus propios criterios.

“Somos conscientes de la reacción (...) Sin embargo, son momentos difíciles por la complejidad que significa un proceso de vacunación”, dijo el Colegio de Psicólogos.

En tanto, el Colegio de Nutricionistas indicó que el Minsa coordinó esta primera etapa de vacunación de profesionales de la salud menores de 60 años y que ejercen. Añadió que el Minsa realizó y cotejó el padrón nominal, así como la verificación de aquellos que ya habían sido vacunados.

Sin criterio. Psicólogos jóvenes fueron vacunados cuando hay adultos mayores a la espera. Foto: difusión

Reacciones

Camila Gianella Malca, psicóloga

“Estamos acostumbrados a saltarnos la valla y no debe ser así. Se les está quitando la vacuna a los adultos mayores. La gente en Piura y Ucayali se está muriendo y los colegios profesionales hacen política gremial con las vacunas”.

Carmen González, psicóloga

“Pese a que tengo 80 años no me han considerado en la vacunación. El Colegio de Psicólogos dice que el Minsa decidió hacer el primer padrón con 2.200 profesionales menores de 60 años y que los que tienen entre 60 y 80 años debemos esperar”.

Ana Sofía Carranza, psicóloga

“Indignante que se vacune a personas que no son realmente vulnerables al Covid-19. Esta desorganización, falta de ética y criterio por parte del Colegio de Psicólogos coloca a nuestros y nuestras colegas en una situación terrible”.

Alicia Abanto, Defensoría del Pueblo

“Solicitamos al Minsa en un plazo no mayor a 5 días (vence el miércoles) que nos remita un informe detallado de los acuerdos sostenidos con los colegios profesionales. Y pedimos que se disponga la revisión rigurosa de los padrones”.

Firmas en contra

En un primer momento, cerca de 60 psicólogos firmaron el documento. Actualmente, son más de 115. Se actualizará pronto.

Newsletter COVID-19 en Perú de La República

Suscríbete aquí al boletín de La República y recibe a diario en tu correo electrónico toda la información sobre el estado de emergencia y la pandemia de la COVID-19.