Hospital María Auxiliadora habría intentado denunciar a mujer por caso de aborto espontáneo

Sociedad LR

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

07 Ago 2020 | 21:51 h
“Mi vida, estos doctores van a llamar al Serenazgo por lo del aborto, necesito que me ayudes”, fue el último mensaje que la mujer le envió a su esposo. (Foto: Grupo La República/John Reyes Mejia)
“Mi vida, estos doctores van a llamar al Serenazgo por lo del aborto, necesito que me ayudes”, fue el último mensaje que la mujer le envió a su esposo. (Foto: Grupo La República/John Reyes Mejia)

El esposo de la mujer señaló que el centro de salud no le comunicó en primera instancia sobre la muerte de esta. La compañera de cuarto afirmó que "su desesperación por salir del hospital la hizo huir y no midió lo que hacía”.

A lo largo de la primera semana de agosto, cibernautas evidenciaron el supuesto suicidio de una ciudadana venezolana en el Hospital María Auxiliadora de San Juan de Miraflores, debido a que el personal de salud llamaría a Serenazgo para denunciarla por el aborto incompleto con el que arribó al nosocomio del Ministerio de Salud.

Sin embargo, Eudomar González, pareja de la mujer fallecida, declaró a La República que percibió una serie de problemas desde la noche en que llegaron al centro de salud el pasado viernes 3 de julio a causa del aborto espontáneo que sufrió la mujer.

PUEDES VER Aborto terapéutico en el Perú: ¿Cuál es su situación y qué obstáculos enfrenta?

“Cuando llegamos, no nos quisieron atender porque nos pedían unos medicamentos y el kit para que puedan realizarle el legrado y nosotros no teníamos la plata”, contó. Con ayuda de otros pacientes, lograron recolectar el dinero necesario para acceder al procedimiento.

González relató que, tras ello, atendieron a su pareja a la 1 a. m. y descarta que se le aplicara una prueba rápida de COVID-19. Ella quedó internada, por lo que el ciudadano venezolano retornó a su hogar a las 4 a. m. “Regresamos al día siguiente para ver cómo evolucionó, ver si ya estaba bien y a ver si ya le daban de alta”.

Cuando llegó el sábado, el personal del hospital le comunicó que aún no podían darle de alta porque “todavía no había cumplido el tratamiento”. “Ese día la vimos y ella estaba bien, le pusieron unos medicamentos en los brazos que le habían caído mal, tenía los brazos hinchados, pero nos retiramos”. Sin embargo, ese 4 de julio, él recibe un mensaje enviado desde la cuenta de Facebook de otra paciente que compartía el cuarto con la mujer.

“Mi vida, estos doctores van a llamar al Serenazgo por lo del aborto, necesito que me ayudes”, se lee en el mensaje. De acuerdo a lo que cuenta la compañera de cuarto en conversaciones con Eudomar González, la mujer se encontraba preocupada de que la arresten por sufrir de un aborto espontáneo.

En conversaciones con la compañera de cuarto de la mujer fallecida, esta indicó a González que su pareja se encontraba intranquila porque la podrían denunciar por el aborto espontáneo por el cual fue atendida. (Foto: cortesía)

PUEDES VER Aborto en Perú: un repaso por la historia del derecho a decidir en el país

El domingo 5 de julio, el esposo de la fallecida asiste al nosocomio a las 10 a. m. junto a su suegra para verificar que se encuentre bien y saber si ya le podían dar el alta médica. “Hablamos con el vigilante para que nos deje pasar y nos dice que no podíamos hasta las 2:30 p. m., que era la hora de ingreso. El llamó a alguien y nos dijo que ella estaba bien”.

No obstante, cuando la madre de la mujer ingresa a la hora permitida, el personal médico del Hospital María Auxiliadora le comunicó que esta falleció en horas de la noche del sábado y que su cuerpo fue trasladado a las 6 a. m. a la morgue.

En las conversaciones se puede leer que la paciente que conoció a la mujer relató que ella ingresó al baño del cuarto y, de pronto, un escuchó un fuerte golpe. “Para mí que su desesperación por salir del hospital le hizo huir y no midió lo que hacía”.

La compañera de cuarto confirmó que el cuerpo de la mujer fue llevado a las 6 a m. a la morgue el domingo 5 de julio. (Foto: cortesía)

González sostuvo que siente que “hay algo raro ahí”. “No entiendo por qué ocultarlo [la muerte] hasta las 2:30 de la tarde”. Tras comunicarles el deceso de la afectada, les dijeron que el cuerpo “ya no estaba allí, ya se lo llevaron a la morgue porque se suicidó en la madrugada y que vayamos a buscar allá”.

La República intentó contactarse con el área de prensa en dos ocasiones, pero no se obtuvo respuesta.

Denuncias por aborto

Brenda Álvarez, abogada especialista en género, explicó a este diario que “el aborto incompleto es una emergencia obstétrica” y que, por lo tanto, los establecimientos de salud están obligados a atender a las mujeres en estos casos debido a que, sobre cualquier principio, “se debe garantizar el acceso a los servicios de salud”.

Asimismo, señaló que el artículo 30 en la Ley General de Salud obliga al personal médico a denunciar cuando se identifique un “autoaborto”, es decir, un aborto inducido. “Este artículo, en mi opinión, es inconstitucional y debería ser modificado porque no solo vulnera el derecho al secreto profesional, sino también actúa como un obstáculo para que las mujeres puedan acceder a las atenciones de salud”, como en este caso.

Video Recomendado

Lazy loaded component