Bisabuela ‘Mamino’ de 94 años supera al coronavirus en Tarapoto: tiene 16 nietos y 24 bisnietos

30 Jul 2020 | 22:04 h
Doña María, llamada por sus nietos y bisnietos como 'Mamino', superó al coronavirus a sus 94 años en Tarapoto. (Foto: Luz Tello)

María Mori, quien también superó un infarto cerebral y el terremoto del 2005 en Lamas, se recuperó del coronavirus en un tiempo corto: 12 días. Michael Tello, su nieto, nos contó a detalle esta historia de superación.

Superar al coronavirus, una enfermedad sin cura ni vacuna, es como volver a nacer. Tarapoto fue el epicentro de un capítulo de este calibre, de uno de esos episodios que rejuvenecen la confianza de los portadores de este virus. La protagonista de esta historia es una bisabuela de 94 años, quien venció a la COVID-19 después de una dura batalla en el hospital de EsSalud de esa misma ciudad.

Su nombre es María Nemosina Mori Ríos, pero sus 16 nietos y 24 bisnietos la llaman ‘Mamino’. Cuando contrajo el SARS-CoV-2, una mezcla de incertidumbre y preocupación se apoderó de la familia. Sobre todo por el temor a que sea atendida a destiempo. Pero todo lo contrario. La buena atención en los dos hospitales que visitó y la pronta recuperación de la matriarca le dieron la espalda a las estadísticas, casi siempre, siniestras. Michael Tello, su nieto, nos cuenta a detalle todo sobre esta historia de superación.

PUEDES VER: Líder de ‘Con Mis Hijos No Te Metas’ exige que abran iglesias: “Es mejor morir libres que vivir esclavos”

Doña María fue llevada al hospital de Lamas el domingo 19 de julio a las 7:00 de la noche tras manifestar síntomas del coronavirus. “Le dolían las piernas, la espalda, hizo un poquito de fiebre”, cuenta Michael Tello. “Ella sufre de alzheimer. Tenemos una tía que vive con ella y ambas contrajeron el virus [...] Ella (María) prácticamente estaba aislada. No tenían contacto pero en algún momento se tuvo que contagiar”.

En el nosocomio de Lamas, donde “entró con 84 de saturación de oxígeno”, decidieron que debía ser llevada al hospital de EsSalud de Tarapoto. Fue así que a las 10:00 de la noche la trasladaron. “Muy buena la atención. Nos tocó un momento en el que no había muchos pacientes contagiados. Los médicos actuaron a tiempo. Le dieron medicamentos. Ella había llegado con un cuadro de neumonía”, relata.

Saber de memoria que la situación en la selva no era tan positiva, puso a la familia en alerta en todo momento. Sobre todo a Michael, quien fue uno de los parientes que estuvo más tiempo junto a doña María durante el proceso de recuperación.

“Es una mujer antidiluviana”, confiesa. “Ha pasado el terremoto del 2005 en Lamas [...] Ella, en su casa de paredes anchas, dormía en la cabecera. Cuando se levantó, cayó un pedazo de pared en su cama y salió gateando. Logró sobrevivir”, recuerda conmovido. “También sufrió un infarto cerebral. De verdad que es una mujer prácticamente invencible”.

PUEDES VER: Ampliarán estado de emergencia y anuncian nuevo plan de seguridad

La solidaridad de ‘Mamino’ fue una de sus más notorias enseñanzas, una herencia marcada en su linaje. “Se hicieron movilizaciones. Yo soy profesor, por ejemplo”, enfatiza Michael. “Los maestros hemos hecho una acción solidaria. Hemos colaborado algunos diez soles, cincuenta soles, para comprar oxígeno y dárselo a maestros afectados. Lamentablemente no todos han podido vencerlo (al virus)”.

Doña María junto a su nieto Michael Tello y a la derecha con más familiares en su cumpleaños número 94. (Foto: Luz Tello)

Otro detalle en la historia de doña María es que su descendencia podría rellenar más de una hoja en blanco. “Ella tuvo seis hijos. Cinco mujeres y un varón. Una de ellas, mi madre, falleció en el 2015″, narra su nieto con justificable nostalgia. La parte más fuerte viene después de esta generación. “Tiene 16 nietos y 24 bisnietos” con quienes celebró su cumpleaños número 94 el último 23 de enero.

María, llamada también ‘Mamino', se liberó del yugo del coronavirus este 30 de julio, a un día del desenlace de las Fiestas Patrias. A unos metros, en la puerta del hospital de EsSalud de Tarapoto, su familia la recibió con globos. No estuvieron todos porque todos estaban en casa, esperando pacientes el reencuentro con la mujer que les demostró una vez más que los imposibles son incompatibles con ella.

Video Recomendado

Lazy loaded component