EN VIVO - Emmy 2021: sigue aquí la premiación a lo mejor de la TV y el streaming

A dos meses de la pérdida de azitromicina de almacén de Salud, la investigación sigue sin resolverse

Pese a constantes pedidos del órgano de control, Gerencia Regional de Salud todavía no sabe adónde fue a parar medicamento utilizado en pacientes con COVID-19.

Contraloría advirtió que el acta donde se suscribió la entrega de azitromicina al Ejército fue adulterada.
Contraloría advirtió que el acta donde se suscribió la entrega de azitromicina al Ejército fue adulterada.
Leonardo Muñoz

Coronavirus en Perú. A fines de mayo, el gobernador regional de Lambayeque, Anselmo Lozano Centurión, denunció la desaparición de más de 7 000 tabletas de azitromicina, un medicamento aprobado por el Ministerio de Salud (Minsa) para ser utilizado en el tratamiento de pacientes con COVID-19.

Al día siguiente, una comisión auditora de la Contraloría General de la República (CGR) intervino en los almacenes de la Gerencia Regional de Salud (Geresa), donde faltaba documentación para sustentar la salida de 7 371 tabletas de dicho fármaco.

PUEDES VER Lambayeque: controversia por pérdida de azitromicina en sede de Salud

Incluso, tal como consta en el informe n.° 006-2020, el Órgano de Control Institucional (OCI) detectó que el acta donde se suscribió la entrega de azitromicina al Ejército fue adulterada con la intención de incrementar el número de tabletas donadas. Tras advertir dichas irregularidades, el documento fue enviado al entonces gerente regional de Salud, Juan Ordemar Vásquez, para que se tomen las acciones que correspondan.

Sin embargo, tal como consta en la documentación a la que tuvo acceso La República, no se han presentado avances para determinar lo sucedido con las tabletas faltantes, así como para establecer la responsabilidad de los funcionarios implicados y las acciones preventivas que se tomarán para evitar que una situación de este tipo vuelva a suceder.

Sin respuesta

A través de los memorandos n.° 000387-2020 y 000417-2020, Ordemar pidió a la Dirección Ejecutiva de Medicamentos, Drogas e Insumos (Diremid) remitir bajo responsabilidad un informe detallado sobre la pérdida de azitromicina del almacén. Ante la falta de respuesta, la propia gerenta general del Gobierno Regional de Lambayeque, María Castro Grosso, dio plazo hasta el 30 de junio para que informen las acciones tomadas a raíz del informe de Contraloría. En ninguno hubo respuesta.

Incluso, el pasado 14 de julio, mediante oficio n.° 000132-2020, el OCI de la Geresa dio un plazo de 5 días al nuevo gerente Víctor Echeandía para que remita a detalle las acciones tomadas con respecto a la pérdida del medicamento. Tampoco hubo respuesta.

PUEDES VER Inician proceso sancionador contra personal que celebró fiesta en centro de salud [VIDEO]

Consultado al respecto, Echeandía señaló que todavía se encuentra revisando la documentación, pese a que asumió el cargo el pasado 2 de julio. No obstante, aseguró que ha vuelto a requerir un informe al responsable de la Diremid, Manuel Mestanza León, para determinar alguna medida.

Por su parte, Mestanza León informó que la próxima semana culminaría el inventario general del almacén, a fin de determinar si existen otros medicamentos faltantes. Sin embargo, tampoco pudo dar respuesta sobre las investigaciones acerca del paradero de las 7 371 tabletas azitromicina.

¿Adónde se destinó la azitromicina? ¿Por qué no existe documentación sobre su paradero? ¿Quiénes alteraron el acta de entrega? Son algunas preguntas que esperan respuestas.