Coronavirus: cuando la solidaridad le hace frente al hambre

Hugo Daniel Barrios

@larepublica_pe

05 Jul 2020 | 17:39 h
Padre "Lute" agradeció el apoyo.
Padre "Lute" agradeció el apoyo.

En el distrito chiclayano de Ciudad Eten, todos se han unido para apoyar a los que menos tienen a través del comedor de la iglesia.

El impacto del nuevo coronavirus es tan fuerte que muchas familias no tienen recursos para adquirir alimentos, por ello, desde hace algunas semanas, pobladores del distrito de Ciudad Eten en la provincia de Chiclayo se han unido para apoyar con víveres a la parroquia Santa María Magdalena de este lugar, que realiza una loable labor a través del comedor popular “Divino Niño del Milagro Eucarístico”.

Si bien la gestión del sacerdote Eleuterio “Lute” Vásquez Gonzales es muy importante, la respuesta por parte de las personas que apoyan al comedor ha sido inmediata e incluso llegó a romper fronteras.

PUEDES VER Juan Aurich: Un día como hoy ocurrió la primera tragedia del fútbol peruano

Recientemente, un grupo de etenanos que radican en Lima enviaron un donativo importante, que consiste en 20 sacos de arroz, 10 baldes de aceite, 10 paquetes fideos de 10k c/u, 3 arrobas de arbejas, 03 arrobas de frijol caballero, 3 arrobas de lentejas, 5 cajas de atún, 2 sacos de papa, 2 sacos de cebolla, 2 sacos de camote, condimentos y 10 balones de gas.

El padre “Lute” agradeció el apoyo de manera pública en el atrio de la iglesia y ratificó su tarea de seguir trabajando por la población más necesitada del distrito.

Así como Ciudad Eten existen otros comedores impulsados por la Diócesis de Chiclayo y que requieren el apoyo permanente de la población.