Carlos Álvarez llevó donaciones a escolares que escalan cerros en Puno y quedó conmovido [VIDEO]

03 Jul 2020 | 2:08 h
Cruzada solidaria permitió llevar donaciones comunidad de de Kantati Ururi.

Ayuda fue recolectada en una cruzada solidaria en Lima. Además, el cómico pidió apoyo con tecnología para niños de la comunidad de Kantati Ururi, quienes a diario suben al cerro para captar la señal de radio de Aprendo en Casa.

El cómico Carlos Álvarez viajó este jueves a la región Puno para entregar alimentos, útiles escolares, frazadas, ropa de invierno y colchones a los niños de la comunidad de Kantati Ururi, del distrito de Cojata, provincia puneña de Huancané, en la frontera con Bolivia, y sus familias.

Los donativos fueron recolectados en una cruzada solidaria promovida por Álvarez, la Municipalidad de San Isidro y el Ejército Peruano, a la que se sumaron ciudadanos y empresas privadas. La ayuda fue trasladada hasta la región altiplánica en un avión de las Fuerzas Armadas y de ahí en vehículos hasta la alejada comunidad, con el apoyo de soldados.

PUEDES VER: Puno: Niños escalan cerros para escuchar radio y recibir clases [VIDEO]

La iniciativa partió luego de difundirse el conmovedor caso de niños, junto a sus padres, que se levantan temprano para iniciar la caminata llevando pequeñas radios en el cuello. El recorrido termina en un cerro, donde captan la señal para seguir sus clases del programa Aprendo en Casa.

“Nos llegó mucho al corazón de todos los peruanos verlos caminar tanto, llevando sus radios portátiles para captar la señal de Aprendo en Casa y eso no nos parece justo para los niños peruanos y ojalá esta realidad cambie”, dijo el cómico a Leonel y Noel, escolares de Kantati Ururi.

Mediante un video, Álvarez pidió al Gobierno y empresa privada, el apoyo para llevar tecnología a este sector, para que los niños puedan continuar sus estudios.

PUEDES VER: Niños de Puno que caminan kilómetros para estudiar son noticia en Rusia y México [VIDEO]

“(Pido) que nos den internet y tablets para que podamos estudiar en Aprendo en Casa cada día. Nos cansamos de caminar todos los días”, dijo Leonel.

En una amena charla, ambos niños confesaron que cuando crezcan quieren ser médicos. Dicen que se inspiraron en la labor que realizan estos profesionales de salud en la lucha contra el coronavirus.

Lazy loaded component