Confirman el primer caso de COVID-19 en un poblador matsigenka de Cusco

19 Jun 2020 | 11:16 h
Se trata de una persona quien se desempeñaba como chófer de la empresa TGP en Cusco.
Se trata de una persona quien se desempeñaba como chófer de la empresa TGP en Cusco.

Se trata de una persona de la comunidad nativa de Chocoriari en Megantoni (Cusco) quien se desempeñaba como chófer de la empresa TGP. Pobladores están preocupados porque sus postas no están equipadas.

La preocupación invade a los pobladores de las comunidades nativas del distrito de Megantoni, provincia de La Convención en Cusco. Recientemente se confirmó el primer caso de coronavirus en un poblador indígena de la comunidad nativa de Chocoriari.

El poblador indígena se contagió mientras trabajaba como chofer en la empresa SICIM, contratista de TGP. Esta compañía es la responsable de los ductos y la distribución del Gas de Camisea.

PUEDES VER: Dos pacientes más vencen a la COVID-19 en Cusco

Mediante un pronunciamiento, las federaciones conformantes del Comité de Gestión para el Desarrollo Sostenible del Bajo Urubamba (CGBU), denunciaron que la empresa no cumplió con los protocolos para garantizar la seguridad del trabajador.

Agregan que a raíz de la confirmación de este caso, los pobladores de las diversas comunidades han comenzado a preocuparse porque el virus ingrese a sus hogares. Su temor aumenta debido a que las postas de Megantoni, el distrito con mayor presupuesto del país, no están equipadas.

“Hasta ahora no recibimos ninguna información sobre la situación actual del paciente infectado. Estamos informados de que están ingresando nuevas personas a trabajar en la empresa TGP, y desconocemos si la empresa está siguiendo los protocolos de seguridad para evitar los riesgos de propagación del COVID-19”, señalan en su pronunciamiento.

Los representantes piden a la empresa TGP, mantener una buena comunicación con las organizaciones y cumplir con todos los protocolos de bioseguridad que el MINSA ha establecido.

Asimismo, exigen que la empresa respete los compromisos en la ejecución de proyecto vigentes que tienen con las comunidades nativas y asentamientos rurales.

“En caso contrario, tomaremos acciones más radicales con el único fin de salvaguardar los intereses y la salud de nuestro pueblo y nuestro territorio (…)”, finalizan.