RESULTADOS ONPE: - ¿quiénes serían los nuevos alcaldes de los distritos de Lima?

La planta de oxígeno que Loreto logró con la unión de su gente

Cuestión de fe. Ante un llamado del párroco Raymond Portelli que alertó al pueblo loretano de la necesidad de instalar una planta de oxígeno para salvar a pacientes con Covid-19, miles de hombres y mujeres de la región, del país y del exterior entregaron pequeñas sumas hasta llegar a S/ 1.200.000. Fue un milagro.

Luchador. Sacerdote Raymond Portelli inició la cruzada que unió a miles. Su salud está deteriorada pero continúa adelante.
Luchador. Sacerdote Raymond Portelli inició la cruzada que unió a miles. Su salud está deteriorada pero continúa adelante.

“La fe mueve montañas”. Es una frase bíblica que usan los católicos en tiempos difíciles. Sirve para explicar que, aun ante la adversidad más grande, si una persona tiene sus convicciones firmes y cree en ellas, hasta lo que parece imposible puede llegar a suceder.

La frase se repitió durante el último domingo en Loreto, una de las cinco regiones más afectadas en el país por el brote del Covid-19. La fe traducida en una cadena de solidaridad dio sus frutos pues, en medio de tanto dolor, una luz de esperanza se abrió paso ese día.

Complejo panorama

Fue el 17 de marzo cuando el director regional de Salud de Loreto, Percy Minaya, informaba sobre el primer caso positivo por coronavirus en la región. Un hombre de 52 años se había contagiado tras haber estado en contacto con turistas extranjeros en Iquitos. A partir de entonces la situación para la región ha sido dramática.

Loreto venía golpeado por un brote de dengue que se esparció por toda la selva y los hospitales estaban llenos de enfermos. A partir del 17 de marzo, los nosocomios comenzaron a recibir infectados con Covid-19 y empezó a registrarse las muertes de pacientes y también de personal médico.

Y en medio de todo ese caos, la falta de oxígeno comenzó a ser el otro gran problema. Desde Lima, Miguel Palacios, decano nacional del Colegio Médico, alertaba la situación de escasez de este producto medicinal en los hospitales públicos, hoy tan esencial para atender a los afectados por Covid-19.

Toda esta situación motivó a que el Vicariato Apostólico de Iquitos iniciara la “cruzada por la planta de oxígeno”.

La convocatoria

“Queridos hermanos, tenemos que hacer algo concreto. La Iglesia de Iquitos quiere traer una planta de oxígeno para instalarla en la ciudad, para salvar vidas. Necesitamos una cantidad aproximada de 400 mil soles, además del transporte y trabajadores. Existe ya la proforma de una empresa en Lima lista para hacerlo (dar el servicio). Tenemos que hacerlo”, publicaba el sacerdote y médico Raymond Portelli a través de sus redes sociales a las 10:00 de la mañana del domingo último.

La cuenta de ahorros de este cura, así como la del Vicariato de Iquitos, quedaron adjuntas en el mensaje, abriendo así la oportunidad de donación. En pocos minutos las respuestas de los iquiteños comenzaron a llegar, confirmando sus depósitos.

A las 8:30 de la noche un nuevo mensaje del padre ‘Raymundo’, como es conocido también en la región, volvió a aparecer, pero esta vez agradeciendo la colaboración y anunciando que la meta había sido lograda e incluso superada.

No solo se consiguieron los 400 mil soles planeados, sino que lo recaudado pasó el millón de soles (S/ 1,004,030), en menos de 24 horas.

Al cierre de esta edición, el monto alcanzó un millón 200 mil soles. Loretanos, iquiteños que radican en otras provincias y los residentes en el extranjero hicieron posible el objetivo. Hicieron posible el milagro.

Agradecimiento

Además del sacerdote Raymond, el obispo Miguel Fuertes, administrador diocesano del Vicariato de Iquitos, agradeció el gesto desprendido de miles de personas que se sumaron a la causa.

“Gracias a toda la gente que se ha volcado de diferentes lugares del mundo, también en Iquitos, gente que ni siquiera tiene cuenta corriente en el banco y ha llamado para traerlo (el dinero) en efectivo, incluso. Algunos van a traer un sol, no importa, lo que importa es que vamos a conseguir más oxígeno y menos muertos en Iquitos. Instituciones estatales también están involucradas, la iglesia en general también, me han llamado obispos de la selva, preocupados. Realmente estoy desbordado el día de hoy”, dijo el religioso durante su homilía.

Con el dinero logrado, el Vicariato podrá instalar una planta de oxígeno con mayor capacidad, adquirir medicamentos y contratar personal.

Llegan insumos

Con el último reporte del Ministerio de Salud, se sabe que en Loreto hay 1502 casos positivos de Covid-19, ocupando el puesto número cinco en la lista de las regiones con más afectados.

Ayer, una comitiva del sector Salud, liderada por el ministro Víctor Zamora, llegó a Iquitos llevando un lote de medicamentos, pruebas rápidas y equipos de protección personal, así como un lote de 60 balones de oxígeno para abastecer a los hospitales de la ciudad.

“Se necesita oxígeno y las plantas no han sido capaces de cubrir todas las necesidades por poca capacidad instalada y en la noche del sábado pasado, una de las plantas falló por problemas de fluido eléctrico de la propia ciudad. Tenemos varios problemas complejos, además de la movilización de los balones. En general, los balones no se pueden movilizar llenos, todos se han estado enviando vacíos y ahora los estamos llevando llenos con el peligro que significa para nuestros aviadores”, dijo el ministro.

El Minsa ha dado la autorización para la instalación de la planta de oxígeno que el Vicariato va a financiar.

Pero, en paralelo, está el drama del personal médico. De acuerdo con el Colegio Médico del Perú, hay profesionales contagiados con coronavirus en esta región que necesitan ser trasladados a Lima para que sean atendidos de urgencia.

De acuerdo con información del decanato nacional, el secretario del interior del Colegio Médico, Edén Galán Rodas, llegó a Iquitos para poder evacuar en una avioneta a dos médicos en situación crítica.

“Estamos pidiendo el puente aéreo para nuestros médicos. Ya son 3 colegas que han fallecido: un neumólogo y un psiquiatra. El tercero era un médico joven de 30 años que estaba a punto de sacar su título; deja una niña en orfandad. Los dos médicos que llegarán a Lima serán llevados al hospital Rebagliati y al Hipólito Unanue”, precisó ayer el decano Miguel Palacios.

El traslado aéreo es una necesidad, más aún cuando hay otros seis médicos que necesitan atención con urgencia.

El valor del liderazgo

En redes sociales hay una opinión común: la población confía y responde ante el llamado de personas que, sin tener un cargo político, han demostrado ser operativas ante las necesidades. Esto explica por qué los sacerdotes Miguel Fuertes y Raymond Portelli han logrado despertar la solidaridad de muchos corazones en tan solo unas horas.

Y por el contrario, la actual administración regional que lidera el gobernador Elisbán Ochoa es duramente criticada por su falta de gestión.

“El padre Raymundo es una autoridad en Iquitos, la gente confía en él”, señala una usuaria en Twitter

Iglesia pide practicar caridad con los más vulnerables

La Conferencia Episcopal Peruana hizo un llamado para preocuparnos por los demás, especialmente por los adultos mayores, los enfermos, los pobres y marginados y de aquellos que requieren una atención especial, como los miles de compatriotas que están procurando llegar a su lugar de origen. “Es tiempo de practicar la caridad hacia dentro de la familia y la solidaridad hacia afuera con los más necesitados y vulnerables”.

Pidió, con base en ello, concretar acciones por los migrantes y las personas en situación de calle que son los más expuestos. “No permitamos que las miles de personas contagiadas con el Covid-19 queden en el abandono”.

También demandó gratitud y orar por quienes están en primera línea: médicos, enfermeras y trabajadores de los hospitales, FFAA, la PNP, el personal de limpieza y penitenciario.

Hospital

EsSalud puso en funcionamiento el primer hospital de campaña de Loreto para pacientes con Covid-19 que fue levantado en solo 2 semanas sobre un complejo de fútbol del Hospital III de Iquitos. Este hospital itinerante ya entró en funcionamiento y en las primeras 24 horas acogió a 50 pacientes críticos.

Declaraciones

Víctor Zamora. Ministro de Salud

“Se necesita oxígeno y las plantas no han sido capaces de cubrir todas las necesidades por la poca capacidad instalada; y el sábado pasado, una de las plantas falló por problemas de fluido eléctrico de la propia ciudad”.

Rocío Barrios. Ministra de la Producción

“El domingo llegó a Iquitos el primer vuelo con 60 balones de oxígeno. Hoy (ayer) estamos llevando la misma cantidad, y así continuaremos en los próximos días (...). No se pudo antes por un tema de seguridad en los vuelos”.