Entre velorios y cremaciones: cuando despedir a un familiar por COVID-19 se convierte en un riesgo

Alexandra  Ortega Huyhua

AlexandraBri_O

11 Abr 2020 | 17:48 h
Muertos por coronavirus en Perú. Créditos: Infobae.
Muertos por coronavirus en Perú. Créditos: Infobae.

De acuerdo al último reporte, las muertes por coronavirus subieron a 169 personas. El médico infectólogo Manuel Espinoza informó a La República acerca del procedimiento para levantar al cadáver de un paciente fallecido por el virus.

La cifra de muertes por coronavirus continúa aumentando con el paso de los días. En el último comunicado del Ministerio de Salud (Minsa), informó el aumento de 12 fallecidos más; es decir, 181 decesos a la fecha. Sin embargo, la parte más dolorosa la llevan los familiares al no poder dar debidamente el último adiós a sus parientes contagiados por COVID-19.

Según el protocolo del Ministerio de Salud, determinó como primera opción la cremación, donde solo dos familiares de un fallecido podrán despedirlo, pero desde dos metros de distancia y vistiendo un traje de ultraprotección. No obstante, el titular del sector, Víctor Zamora, mencionó que también se puede optar por el entierro, solo en caso de que no haya un crematorio en la región.

La sepultura en los pacientes con COVID-19 ha generado alarma en la población por el temor a una posible propagación del virus que se originó en Wuhan, pero esto es completamente distinto. El médico infectólogo Manuel Espinoza explicó a La República acerca del procedimiento y los riesgos en torno al protocolo de fallecimiento.

PUEDES VER Diferencias entre los tres tipos de pruebas para detectar la COVID-19

“El virus sobrevive en las células. Al no haber células vivas, el virus muere. Al no haber vida, su replicación para”, indicó el médico. Además, Espinoza señala que la bolsa utilizada por el Minsa cuenta con una seguridad óptima para evitar un posible contagio a los parientes y personal de salud. “Con relación a los cadáveres (acerca del peligro), si se usan las bolsas herméticas, no contaminan. Es más, se reducen.”

También, en caso el Ministerio de Salud determine el entierro de la persona muerta por COVID-19, manifestó que existen otros elementos adicionales para reducir probabilidades de contagio. “El cuerpo sellado no ofrece riesgos. Es más, se puede poner con la bolsa hermética dentro del cajón. Ya si se quiere tener más seguridad se opta por la cal viva, un elemento que mata bacterias y virus”, precisó.

Acerca de los velorios, Manuel Espinoza explicó que el riesgo es la aglomeración de las personas, y la distancia social de un metro y medio que no se respeta en el territorio nacional.

“El velorio no es peligroso por el cuerpo. El riesgo es la aglomeración de personas que puede existir en ese momento. Las personas en Perú no suelen respetar eso y se evidencia en cómo acuden a los mercados o supermercados. Para evitar ello, mejor no realizar este tipo de actividades", puntualizó.

PUEDES VER “Perdóname por haberte contagiado, abuelita”: Minsa publica conmovedor spot sobre coronavirus

En otro punto sobre si el personal de salud estaba expuesto en caso se abriera el cuerpo, él manifestó que el problema era la capacitación hacia los encargados.

“Cuando abren un cadáver se tiene que tomar las medidas de prevención necesarias. Sin embargo, este no es el mayor problema, tenemos las herramientas para la prevención de nuestro personal, el detalle es la capacitación hacia ellos”, indicó.

Espinoza mencionó que no se cumplen los protocolos a cabalidad y al no alinearse a ellos, hay más probabilidades de contagio. “Lo más importante es el recurso humano. Se requiere a neumólogos, intensivistas y más personas entrenadas con experiencia”, expresó.

Procedimiento del levantamiento de un cadáver con COVID-19

Primero, tal como establece el protocolo, debe acudir el personal de salud a realizar el levantamiento del cadáver. “No debe demorar mucho, aunque últimamente hay denuncias sobre este tema, porque puede generar malos olores, putrefacción, entre otros”, indicó el médico.

Créditos: Infobae

En segundo lugar, el cadáver debe ponerse en una bolsa hermética y se traslada a un mortuorio. Allí, el cuerpo yace en un congelador para determinar los procesos a seguir. En tercer lugar se decide si se aplica la cremación u entierro.

En todo momento, el personal de salud utiliza botas de hule, un traje de completo como pijamas descartables, un mandilón impermeable, guantes, las mascarillas N95 y las caretas. El inféctologo resaltó que las medidas preventivas deben continuar aumentando y la atención de un cadáver no puede demorar más de 24 horas.

Ministerio Público revela procedimiento para el levantamiento de cadáveres de los fallecidos por COVID-19

El Ministerio Público dio a conocer cómo se debe realizar el procedimiento para el levantamiento de cadáveres de personas fallecidas por sospecha o diagnóstico de coronavirus.

La entidad señaló que la entidad responsable es la Dirección General de Salud (Diresa), mientras que el certificado de defunción lo entrega el Ministerio de Salud. Al cuerpo del fallecido no se le realizará necropsia por razones sanitarias.