Factores. Las deficiencias en el sistema de salud de Arequipa y Cusco, además de la población adulta mayor, pueden incrementar los casos de muerte por covid-19.

Arequipa y Cusco con alta mortalidad en casos de COVID-19

Factores. Las dos regiones superan el promedio nacional. Influyen número de muestras tomadas, edades de la población afectada y las condiciones del sistema de salud. Falta afinar estrategia.

La República
10 Abr 2020 | 6:15 h

Fiorella Montaño y José Salcedo. Sur

A nivel nacional, el promedio de fallecidos contagiados con el COVID-19 asciende a 3.59%. Pero en Arequipa y Cusco este índice es mayor, alcanza el 5.19% y 5%. ¿Qué está ocurriendo?

En el análisis de estas métricas se consideran varios factores. La universidad Johns Hopkins sostiene que mientras más pruebas se apliquen, disminuye el promedio de mortalidad. Descubiertos los casos leves, hay una reducción entre la relación de enfermos y letalidad. La detección de casos no graves también ayuda a evitar la propagación. Un ejemplo son Alemania y Chile, donde se masificaron los test de detección. Ahí hay más casos detectados con menor número de muertes.

PUEDES VER: Tres hospitales de Arequipa son bajas en guerra contra COVID-19

Renzo Rivera, investigador de la Universidad Católica San Pablo, explica que aún no hay un escenario real de Arequipa porque la cantidad de pruebas aplicadas es muy baja. Según la Gerencia Regional de Salud, se hizo 783 muestras, una media de 20 tomas diarias. A eso se suma que solo aplican el hisopado a sospechosos con sintomatología grave o a contactos de infectados. Dejan de lado a quienes presentan síntomas leves. Este es un riesgo mayor, ya que los portadores pueden infectar a otros sin darse cuenta.

Lo mismo ocurre en Cusco, en esta región hay 59 casos confirmados y solo se tomó la muestra a 367 personas. El grueso de pruebas se realiza en la capital.

PUEDES VER: Cusco: UCI para casos críticos de COVID-19 cuenta con 10 camas y ventiladores mecánicos

Renzo Rivera señala que el funcionamiento del laboratorio regional ayudará a sincerar las cifras de la región, siempre y cuando haya el incremento de pruebas a posibles portadores.

Sin embargo, el investigador explica que también hay condiciones de cada región que incrementan la cantidad de infectados y la mortalidad. Por ejemplo, las características del sistema de salud. Este elemento juega en contra para Arequipa, donde se ha visto grandes carencias. Si no se cuenta con camas y respiradores para atender a los pacientes más graves, lo más probable es que fallezcan. Mientras más rápido colapse un sistema de salud, mayores serán las bajas en la población. Un ejemplo de ello es Ecuador, donde también han colapsado los crematorios.

PUEDES VER: Cuarentena: cuando eres autoridad y haces lo que venga en gana

Mientras que en Lima se dispuso el hospital de Ate y la Villa Panamericana para la atención de los contagiados, en Arequipa aún no hay un hospital adecuado para atender a los pacientes. Solo se cuenta con un crematorio en la región.

La edad promedio de la población también es un factor a tener en cuenta. El caso de Italia es un ejemplo. Este país tiene la mayor cantidad de población mayor de Europa. Los adultos mayores son el principal grupo de riesgo de esta enfermedad.

PUEDES VER: Cusqueño vence el COVID-19 tras 13 días de hospitalización [VIDEO]

De acuerdo al censo del 2017, nuestro país tiene una proporción de personas adultas mayores del 11. 9%. Pero en Arequipa, esta porción es mayor y llega al 12.5%. En Cusco se encuentran por debajo del promedio nacional.

Diresa demora en crear los cercos epidemiológicos.

Hay 59 casos confirmados de coronavirus en Cusco. Tres murieron. El presidente de la Federación Médica Sede Cusco, infectólogo Manuel Montoya, consideró que esa tasa es demasiado alta para una población de menos de 1 millón 500 mil ciudadanos. Mucho más si se toma en cuenta que todos los casos, salvo uno, se hallan en la provincia del Cusco y las muertes ocurrieron allí.

PUEDES VER: Mujer salió a comprar a mercado y dos días después muere con sospecha de COVID-19

Montoya observó demora en el trabajo de la Diresa para crear los cercos epidemiológicos cuando se fueron confirmando casos. “Si se hubiera hecho un adecuado trabajo no hubiéramos tenido muertes en hoteles (el turista chino)”, dijo Montoya. Perecieron tres extranjeros que no estaban ni siquiera en la lista de sospechosos de Salud. Su diagnóstico del virus se hizo después de muertos.

Video Recomendado

Lazy loaded component