Esto todavía no ha empezado

Marco Sifuentes

@larepublica_pe

22 Mar 2020 | 7:31 h

“El gobierno de Perú se ha planteado un par de días después, el próximo lunes, como “Día D”, para decidir si las medidas de cuarentena se prolongan o no”.

La semana pasada les dije que España le llevaba a Perú dos semanas de “ventaja” respecto de la pandemia. Al cierre de esta columna, elaborada solo con datos oficiales, Perú parece haber retrasado un día la curva. Ahora vivo 15 días en el futuro, ya no 14.

Esto es, obviamente, una comparación solo con fines didácticos. España tiene más población que Perú, está mucho mejor comunicada y viene testeando a más gente por día. Aún así, la curva de contagiados y fallecidos, día a día, se sigue pareciendo mucho.

Esta no es necesariamente una mala noticia. Teniendo en cuenta que el virus demora en manifestarse, todos los contagios registrados hasta ahora en el Perú ocurrieron antes de la declaración de Estado de Emergencia. ¿Cuándo saber si la medida ha funcionado?

Los expertos coinciden en que el momento del disparo en España ocurrió el 12 de marzo. Ese día se llegó a los tres mil casos –después que se detectaron mil en un solo día– y 84 muertos. He consultado con estadísticos que rastrean el caso peruano y coinciden en que ese momento podría llegar en Perú el jueves o viernes de esta misma semana (es decir, siguiendo mi hipótesis: 15 o 16 días después que en España). El gobierno de Perú se ha planteado un par de días después, el próximo lunes, como “Día D”, para decidir si las medidas de cuarentena se prolongan o no.

Vistas las cosas, lo más probable es que se tenga que prolongar.

Al inicio del contagio, Perú solo disponía de 5 mil kits de diagnóstico, lo que lo obligó a racionarlos: en la última semana solo se han testeado unos 400 casos por día. En Corea del Sur, por poner el ejemplo más exitoso, se hacían 20 mil diagnósticos por día. Ahora hay ya más kits y Vizcarra anunció la compra de más de un millón, pero lo más probable es que lleguen en abril, después del supuesto final de la cuarentena. Recién entonces las cifras se sincerarán.

Pero no habrá que esperar tanto. La fragilidad del sistema de salud peruano se demostrará esta misma semana. Los números más conservadores indican que el 2,3% de contagiados necesitan ventiladores (respiradores artificiales) para mantenerse vivos. En el Perú solo existen 985 y casi todos ya están ocupados. Quedan unos 50 disponibles. Es decir, si la curva continúa como hasta ahora, a fines de misma semana se habrán acabado los ventiladores. En el mejor de los casos, a inicios de la siguiente. ¿Y después? Después, ya se imaginan. Lo siento.

Esto todavía no ha empezado.