Huaicos y crecida de ríos aíslan a población en Arequipa

16 Feb 2020 | 6:34 h
La Republica
Incomunicados. Río arrasó puentes peatonales en Siguas.

Alerta. Senamhi advirtió de que fuertes lluvias persistirán hasta el 19 de febrero.

Fiorella Montaño Pastrana

Las intensas lluvias registradas en la parte alta de la región causaron huaicos y el incremento del caudal de los ríos de Arequipa. Por esto, algunos pueblos se quedaron incomunicados y sin servicio de agua potable.

Las provincias de Condesuyos y La Unión son las más afectadas por las precipitaciones en los últimos días. El distrito de Chuquibamba (Condesuyos) soportó lluvias por 12 horas seguidas. Un huaico afectó 80 viviendas.

PUEDES VER: Lluvia y nevada provocan huaicos y crecida de ríos en Arequipa

Según Alfonso Mamani, jefe de la Oficina Regional de Defensa Nacional y Defensa Civil del Gobierno Regional de Arequipa, se limpiaron el lodo y las piedras en esta localidad.

Otras zonas afectadas por huaicos fueron los anexos de Maghuancca y Puca Puca, ubicados en el distrito de Puyca (La Unión). Las vías de acceso fueron bloqueadas y la población aislada. Se empezó a limpiar la zona el viernes pasado.

Las lluvias también han generado el rebose de represas de la zona alta, así como el incremento de los caudales de ríos no regulados.

Esto sucedió con el río Majes, que llegó a los 503.28 metros cúbicos por segundo (m³/seg). Arrasó hectáreas de cultivo.

El incremento en el caudal del Siguas también afectó a la población. Edy Sánchez, alcalde del distrito de Santa Isabel de Siguas (provincia de Arequipa), señaló que varios puentes peatonales y uno carrozable fueron arrasados por el incremento de este afluente. El jueves pasado, su caudal llegó a los 180 m³/seg.

“El río se metió a las chacras y se llevó los cultivos. Además, varias bocatomas resultaron dañadas. La bocatoma que abastece a la planta de agua de consumo humano fue afectada y nos quedamos sin el servicio de forma temporal”, señaló el alcalde. 80% del distrito padeció la interrupción de ese servicio.

Los puentes peatonales que fueron afectados se encuentran en la Quebrada Ranchería y Churunga. El puente que conduce al centro poblado de Santa Isabel también fue destrozado por la fuerza del río.

El río Siguas se convierte en el río Quilca al pasar por la provincia de Camaná. En esta parte de la región, inundó más de 200 hectáreas de cultivo de arroz y destruyó dos kilómetros de la vía que conduce al sector de El Platanal. Los pobladores de esta zona quedaron aislados. Se estima que son 60 familias.