Arequipa. Padre de familia cuestionó que docentes de UAP no se presentaban en las aulas.

Más de 20 mil estudiantes de la universidad Alas Peruanas afectados en el sur [VIDEO]

Realidad. Ante denegatoria de licenciamiento, se ha generado un clima de incertidumbre en filiales. Sunedu hoy atenderá a estudiantes en Arequipa.

La República
27 Dic 2019 | 7:47 h

Redacción sur

La Universidad Alas Peruanas (UAP), cuyo licenciamiento ha sido denegado por la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu), cuenta con la mayor población estudiantil del país: 65 mil alumnos. De ellos, el 25% se concentra en Lima, mientras que la mayoría (75%) está en sus diferentes filiales del país.

De esa cifra, las regiones de Arequipa (8 817), Tacna (2 869), Cusco (5 221), Puno (3 257) y Apurímac (2 832) agrupan a 22 mil 990 estudiantes.

PUEDES VER: De los 65 mil alumnos de la UAP, el 75% estudia en provincias

La negativa de la licencia ha causado un clima de incertidumbre en los alumnos y padres de familia de las filiales de esa casa superior de estudios. La comunidad estudiantil está distribuida entre Arequipa, Cusco, Puno, Tacna y Apurímac. Ayer hubo protestas en algunas sedes de la UAP. Los estudiantes esperan que el proceso de cierre esté acompañado de un adecuado traslado de estudiantes a otros centros universitarios.

Hoy las dudas serán en parte aclaradas por personal de Sunedu. Estarán desde las 9.00 hasta las 16.30 horas en la calle Misti 109, distrito de Yanahuara, Arequipa.

Protestas en sedes

A media mañana de ayer un grupo de jóvenes se reunió y protestó en la sede de la universidad del distrito de Wanchaq, en Cusco. En sus manos llevaban carteles con frases como: “¡Nos sentimos estafados! ¡Queremos solución!”. “Las autoridades deben garantizarnos la continuación de nuestros estudios. No debemos ser perjudicados”, reclamó un alumno. En Cusco estudian 5 mil 221 jóvenes. Sus alumnos estudian en cuatro sedes ubicadas en los distritos de Cusco, Wanchaq, San Jerónimo y Santiago.

Franklin Revilla es un padre que trasladó a su hija del programa de Arquitectura. Las quejas de ella eran constantes. Señalaba que los docentes no iban a clases y les obligaban a comprar separatas que solo eran copias de libros. Las mayores quejas se centran en lo administrativo. Temen que sus grados no sean expedidos antes del cierre.

En Arequipa, la filial empezó a funcionar en 2000. Actualmente más de 8 mil alumnos estudian en 15 programas académicos.

En Tacna, la UAP tiene 2 mil 869 alumnos en seis escuelas profesionales. Allí también un grupo de universitarios y padres de familia protestó en horas de la tarde.

PUEDES VER: Alas Peruanas: “En 30 o 45 días se realizará fusión con Norbert Wiener” [VIDEO]

Docentes impagos

La denegatoria de la licencia de funcionamiento también desnudó algunas otras perversiones dentro de la entidad particular. Una de ellas tiene que ver con que los docentes a tiempo completo y tiempo parcial de varias filiales estaban impagos hasta el 23 de diciembre pasado.

Conversaciones a través de WhatsApp y por correos electrónicos evidencian la molestia de los profesores de varias filiales de la UAP en Lima, y en regiones del Norte y el Sur.

“No hay pago de noviembre, no hay pago de CTS, de AFP desde agosto, no hay gratificaciones, no hay pago de diciembre”, escribió, por ejemplo, un docente en un correo electrónico el 17 de diciembre pasado.

¿Servirá la fusión?

Según la UAP, una forma de garantizar los estudios de sus alumnos será la fusión por absorción acordada con la Universidad Privada Nobert Wiener, cuya única sede está en Lima.

Este proceso aún no ha sido formalizado ante la Sunedu. De darse, se tendrá que evaluar el cumplimiento de las condiciones básicas de calidad y, de ser el caso, ampliar el licenciamiento. Para ello habrá un plazo de un año.

PUEDES VER: Alas Peruanas y Norbert Wiener: qué pasos deben seguir para el proceso de fusión

UAP debe cuidar a estudiantes

Karina Núñez

Jefa de Calidad y Acreditación de UCSP

Sunedu ha establecido varios caminos para la continuación de estudios de los alumnos. Uno de ellos es la fusión, en que una universidad licenciada podría absorber a una no licenciada, siempre que la primera logre la modificación de su licenciamiento, que es un proceso largo. Además, si me fusiono y la universidad tiene filiales donde yo no tengo filiales, eso significa que voy a ampliar mi extensión geográfica, por lo tanto debo modificar mi licenciamiento inicial, porque tengo permiso para dictar en una región, pero no en otra.

La otra posibilidad es que la universidad reubique a sus alumnos. En todos los casos la universidad es la responsable de establecer planes concretos para asegurar que los estudiantes continúen sus estudios o para que en el periodo de cese, terminen con las graduaciones.