RODRIGO CUBA EN VIVO CON MAGALY MEDINA - sigue el minuto a minuto de la entrevista en exclusiva EN VIVO - Mira el debate presidencial en Colombia que definirán las elecciones 2022

El clamor e indignación de los damnificados del albergue del km 980

La Republica
Jhony Elias

Pedido. A dos años de la inundación por desborde del río Piura, familias asentadas en los campamentos claman por agua, luz y otros servicios básicos. Ministro de Defensa recoge pedidos.

El ministro de Defensa, José Huerta Torres, arribó a Piura con tres toneladas de ayuda humanitaria para los damnificados del albergue del km 980, quienes fueron afectados por el desborde del 2017 y cuyas condiciones de vida aún no mejoran a casi dos años de la tragedia.

Mientras el titular de la cartera de Defensa esperaba la foto de la entrega de una bolsa de víveres con un bidón de agua, una madre de familia que cubría su rostro del inclemente sol con una toalla, le pedía que aceleren los trabajos en la zona para que puedan vivir dignamente.

PUEDES VER Ministro de Defensa entrega ayuda humanitaria a damnificados en Piura [VIDEO]

José Huerta dejó en claro que las acciones del Ministerio de Defensa no responden a la solución de los problemas en la zona, sino que, con la donación, intentan llevar “un mensaje de esperanza a las familias, para que sientan la presencia del Gobierno y la ayuda privada”.

Sin embargo, ello no fue excusa para que la población presente sus demandas ante la postergación de trabajos. Por ejemplo, los escolares aún reciben clases en aulas prefabricadas de multigrado, no cuentan con los docentes completos para los diferentes grados y los servicios higiénicos lucen deplorables.

Tampoco cuentan con vías de acceso, las familias deben caminar cerca de dos kilómetros desde la Panamericana hasta el albergue Santa Rosa. Incluso la posta médica que prometieron las gestiones anteriores, tampoco se logró instalar.

“El 27 de marzo vamos a cumplir dos años y estamos preocupados porque aún no pasan las lluvias, nosotros nos sentimos olvidados porque no contamos con ninguna solución, tampoco contamos con un techo propio, y nuestros niños tienen que hacer sus tareas con velitas, lo cual es un peligro”, criticó Rosa Espinoza.

A su turno el alcalde de Cura Mori, Juan Carlos Vílchez Valverde, también dijo sentirse decepcionado por la lentitud en las acciones del Estado. No obstante, dio a conocer que hay una empresa privada interesada en realizar el proyecto de construcción de módulos en km 980, por lo que esperan que el Ministerio de Vivienda inicie las conversaciones para empezar lo antes posible.

Pedregal

Otra de las zonas afectadas con el desborde del río Piura fue el caserío de Pedregal Chico, hasta donde también llegó el ministro de Defensa José Huerta para repartir la ayuda humanitaria, así como inspeccionar los trabajos realizados por el personal del Ejército, quienes a dos días de iniciado el año escolar aún continúan con el cercado del colegio n.° 15143 con triplay.

“Las autoridades no han respondido en los momentos oportunos. Es asombroso que a dos años los niños sigan estudiando en condiciones inhumanas”, lamentó el alcalde de Narihualá, Ángel Chero Cielo.

Complejo Habitacional Una Sola Fuerza será entregado en julio

El ministro de Defensa también inspeccionó los trabajos del proyecto del complejo habitacional Una Sola Fuerza, que se ubica en el distrito Veintiséis de Octubre, obra en conjunto con el Ejército del Perú, el Comando de Apoyo al Desarrollo Nacional del Ejército y el Ministerio de Vivienda, donde se construyen 259 viviendas definitivas.

José Huerta anunció que se prevé culminar los trabajos en julio. Por ahora están en etapa de saneamiento y seguirán con los trabajos de electrificación, para luego iniciar la construcción de los módulos.

Por su parte el gobernador regional Servando García pidió celeridad para la construcción de este proyecto, por el bienestar de las familias damnificadas.