Médicos y profesores estarán obligados a denunciar casos de violencia familiar que conozcan

Según lo dispone un Decreto Supremo del Ministerio de la Mujer, los profesionales tienen que denunciar a las autoridades los casos de violencia contra la mujer o familiar que conozcan en el ejercicio de sus funciones.

Según lo dispone un Decreto Supremo del Ministerio de la Mujer, los profesionales tienen que denunciar a las autoridades los casos de violencia contra la mujer o familiar que conozcan en el ejercicio de sus funciones.

El Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), publicó este lunes un Decreto Supremo que establece que los profesionales de la salud y educación que en el desempeño de sus funciones tomen conocimiento de actos de violencia contra la mujer u otro integrante del grupo familiar, estén obligados a denunciar los hechos ante a las autoridades

El Decreto Supremo 004-2019-MIMP que se publicó este jueves en el Diario Oficial El Peruano, indica que los médicos y profesores deben presentar las denuncias de forma verbal o escrita, ante la Policía, el Ministerio Público o el Poder Judicial, bajo su propia responsabilidad en caso de quedarse callados.

Para formular la denuncia del caso, los profesionales de salud o educación pueden solicitar la orientación jurídica gratuita de los Centros Emergencia Mujer o las Oficinas de Defensa Pública del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. Además otros funcionarios o servidores públicos también deben denunciar los actos de violencia que pudieran conocer en su trabajo.  

Mientras que las víctimas y personas denunciantes no requieren presentar ningún documento que acredite su identidad para acceder a registrar sus denuncias, según establece el Decreto, el cual indica también que la institución receptora, verificará dentro del Sistema Integrado del Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec) la identidad de la persona denunciante.

El Reniec está obligado a brindar facilidades para acceder al registro de identidad de personas de todas las edades a todas las instituciones públicas receptoras de denuncias por hechos de violencia. La norma también deja en claro que las niñas, niños y adolescentes pueden denunciar actos de violencia en su agravio o en agravio de otras personas sin la presencia de un adulto o de su representante legal.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO