Ninfomanía: ¿Cuáles son sus características?

Las mujeres son las que mayormente sufren de ninfomanía. Esta es una adicción a las relaciones sexuales.

Las mujeres son las que mayormente sufren de ninfomanía. Esta es una adicción a las relaciones sexuales.

Sexualidad | La adicción a las relaciones sexuales se denomina ninfomanía o hipersexualidad. Esta es padecida mayormente por las mujeres.

Las que sufren de este incremento de libido, priorizan satisfacerse sexualmente obviando los contextos y los problemas que le podría causar dicha dependencia carnal. Profundizaremos de este mal en los siguiente párrafos. 

¿Qué es la ninfomanía?

No es para tomarlo a la broma. De acuerdo a un especial del medio escrito El Mundo, una persona hipersexual (ninfómana en mujeres y sátiros en hombres) exhibe un trastorno obsesivo-compulsivo. Además, durante esa adicción sexual se ausenta el concepto de amor de pareja (sin afecto y sin acciones preliminares antes de la relación sexual) y aparece un ejercicio mecánico de deseo de sexo continúo sin amor.

El mismo diario español, a través de una especialista en sexología, explica que la persona ninfómana siente una insatisfacción permanente. Tras haber tenido relaciones no queda conforme y sigue en búsqueda de nuevos actos sexuales sin importarle si es con otra persona. Llegar al orgasmo al día no es suficiente.

Es preciso resaltar que existe diferencia entre una persona que tiene un deseo sexual elevado y una que sea hipersexual o ninfómana.

En la primera situación, la necesidad de satisfacción es controlable por más que sea mucho más alto que el de su pareja y no necesariamente afecta la vida diaria.

En el segundo escenario, la adicción es autodestructora y perjudica la sexualidad. La sexóloga internacional Ana Yañez agrega lo siguiente sobre el tópico:

“La ninfomanía es una pérdida de control y dependencia de la conducta adictiva, junto con la aparición del síndrome de abstinencia cuando la persona deja de realizarla. La persona vive por y para su adicción, siendo el sexo un comportamiento autodestructivo".

Perder el trabajo, ser expulsado de una institución educativa, ser arrestado por faltas a la moral en lugares públicos, quedarse en bancarrota por financiar la adicción o causar sufrimiento de los familiares, son algunas de las consecuencias de este problema. La depresión y las enfermedades de transmisión sexual son otros de los resultados negativos por padecer de ello.

Sobre la adicción sexual (de ambos géneros) no se puede generalizar el origen de este mal debido a que cada ser posee diferentes experiencias. No obstante, los especialistas determinan que en la mayoría de casos los traumas sexuales en la infancia, rechazos afectivo-eróticos en la adolescencia o soledad aparecen en las características de una persona adicta.

La mayoría de las personas que lo sufren son hombres. En el caso de las mujeres, no todas logran admitirlo o reconocerlo por vergüenza.

¿Cuál es la causa de la ninfomanía?

La causa como tal de la ninfomanía no se conoce, pero en la mayoría de las adicciones, existe un componente que es el detonante, la dopamina, encargada de la sensación de placer.

No obstante, expertos en el tema dicen que posiblemente haya otros motivos por el cual una persona pueda llegar a padecer dicha enfermedad. Algunos de ellos son:

- Consecuencia de abuso del alcohol o drogas

- Por estar de forma prolongada en una situación estresante.

- Consecuencia del consumo de fármacos utilizados para equilibrar los niveles de dopamina, como por ejemplo los medicamentos recetados para el Parkinson.

- Por haber sido víctima de abuso sexual en el pasado

- Como síntoma secundario de otro trastorno o enfermedad mental.

Se sugiere siempre acudir a un especialista para analizar el tema antes de buscar soluciones a través de internet. Recordemos que cada persona debe recibir un distinto tratamiento y en algunos casos medicamentos recetados.

¿Qué tipo de enfermedad es la ninfomanía?

Es un trastorno de comportamiento que se caracteriza por el deseo sexual compulsivo. Aún se debate sobre la posibilidad de incluir la ninfomanía en la lista de enfermedades mentales. El principal motivo que brindan los médicos es que al ser compulsivo y afectar la vida cotidiana, se trata de una enfermedad que debe tratarse.

¿Qué es la andromanía?

La andromanía tiene un significado similar a la ninfomanía, pues es el deseo incontrolable de querer mantener relaciones sexuales por parte de  un hombre.

¿Qué es un trastorno parafílico?

Una parafilia es la excitación sexual ante objetos, sujetos o situaciones atípicas (ej.: niños, cadáveres, animales, entre otros). Se da a través de fantasías sexuales recurrentes e intensas que llegan a causar pulsiones y comportamientos anormales.

Las parafilias, por lo general, son muy raras y casi únicas; sin embargo, las más frecuentes son: pedofilia, voyeurismo y fetichismo travestista. 

La ninfomanía en el cine y cultura popular

Alerta de spoiler. El polémico director danés Lars von Trier estrenó el 2013 en dos volúmenes la película Nymphomaniac. En ellos se muestra el sufrimiento de una mujer hipersexual en particular, sus experiencias de niña que presuntamente influenciaron para convertirse en una ninfómana y los excesos que realizó, sin interesarle el tiempo y espacio. En una de las escenas más severas, ella cuida a su padre que está a punto de morir en un hospital y pese al estado de su progenitor, decide mantener relaciones sexuales con un trabajador del nosocomio. En otra, se involucra con un hombre casado con 3 hijos; ella en cierto momento se siente culpable por las repercusiones de sus actos.  El largometraje, por supuesto, está calificada para mayores de edad.

¿Cuándo ir al médico?

Si es que la vida profesional y sentimental de la mujer u hombre que padece de ninfomanía se ve alterada, es momento de que visite el médico.

Puede identificarse a través de la obsesión por la pornografía y la búsqueda incesante de personas para tener relaciones sexuales.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO