¿Cuáles son las enfermedades más comunes en invierno y cómo prevenirlas?

En esta época del año es común el incremento de infecciones por algunas enfermedades, principalmente relacionadas a complicaciones respiratorias.

Algunas enfermedades son más comunes en invierno. Conoce cuáles son y cómo prevenirlas. Foto: Difusión
Algunas enfermedades son más comunes en invierno. Conoce cuáles son y cómo prevenirlas. Foto: Difusión
La República

Las temperaturas cada día son más bajas y con ello el invierno se hace más presente. Dolor de garganta, estornudos, tos y fiebre son algunos de los síntomas de las enfermedades más comunes que suelen aparecer en esta temporada. Niños, adultos mayores y personas con el sistema inmunitario debilitado son los más afectados.

La disminución de la temperatura hace que diversas enfermedades del tipo respiratorio suelan incrementarse. Además, la cercanía física con las personas infectadas y la falta de ventilación en los ambientes incrementan la transmisión de los patógenos. Conoce los males más comunes en invierno y cómo prevenirlos.

PUEDES VER: Coronavirus y gripe: ¿en qué se asemejan y diferencian?

Enfermedades más comunes en invierno

Resfrío

El resfriado es una de las enfermedades más comunes en el mundo y el causante es un virus. Una persona se contagia si se ve expuesta al agente viral a través del estornudo o tos de un infectado sin protección o si se toca la nariz, boca u ojos, luego de haber tocado algún elemento contaminado con el patógeno.

Los síntomas que suelen aparecer cuando se tiene un resfrío son la congestión nasal, la tos, los estornudos, el dolor de garganta y -en algunos casos- puede aparecer fiebre moderada.

En caso se presente estos síntomas, las personas deben cubrirse con el antebrazo al toser y lavarse constantemente las manos para evitar la propagación de la enfermedad. Como parte del tratamiento, se recomienda el reposo y evitar cambios de temperatura. El proceso de la enfermedad suele durar entre tres a cinco días.

Influenza o gripe

La influenza es una enfermedad respiratoria aguda muy contagiosa, ocasionada por un virus. Hay dos subtipos que comprometen al ser humano: A (H3N2) y A (H1N1). Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en nuestro país, el riesgo de contagio en los niños por este mal es de aproximadamente del 55 %.

Sus principales síntomas son la fiebre, el dolor de garganta, la tos y estornudos y -en algunos casos- se puede presentar dolor muscular y malestar general intenso. Si bien la vacuna contra la influenza es la mejor forma de prevención de esta enfermedad, lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón, y ventilar los ambientes son otras medidas de precaución.

La vacuna contra la influenza es gratuita en todos los establecimientos de salud pública del país.

PUEDES VER: ¿Cómo desinfectar las frutas y verduras?: te enseñamos a limpiar tus alimentos para evitar la COVID-19

Faringitis

Cuando la faringe se inflama, debido a un virus o una bacteria, provoca una faringitis. En invierno, esta inflamación suele tener un origen viral, siendo el resfriado o la gripe los principales causantes de esta enfermedad. Los síntomas son los dolores intensos en la garganta, la presencia de ganglios inflamados y el malestar general.

Para mejorar los dolores de garganta, común en esta enfermedad, es recomendable beber líquidos calientes, hacer gárgaras varias veces al día con agua tibia con sal o usar un vaporizador de aire o humidificador para contrarrestar los males por la garganta seca.

Bronquitis

La bronquitis es una inflamación de los conductos humanos por donde circula el aire, es decir, la pared interna de los bronquios, que unen la tráquea con los pulmones. El principal síntoma es la tos persistente con expulsión de flema, que puede ser transparente o verde amarillento, y la dificultad para respirar.

Según la Clínica San Pablo, la mayoría de las personas no necesitan antibióticos en caso desarrollen una bronquitis aguda, ya que casi siempre la infección desaparece al cabo de una semana. Sin embargo, si el malestar continúa, se debe acudir al médico.

Es importante señalar que sí es necesario acudir a un centro hospitalario si se presentan síntomas como tos frecuente, fiebre alta o escalofríos, fiebre baja por 3 o más días, si hay dificultad para respirar o si se sufre de una enfermedad preexistente, ya que pueden complicar la enfermedad.

PUEDES VER: Alimentos antioxidantes: ¿por qué son importantes para nuestro sistema inmunológico?

Neumonía

La neumonía es una infección pulmonar aguda que ataca el sistema respiratorio, los alvéolos, el intersticio, las vías respiratoria y las estructuras vasculares. Esta enfermedad es causada por patógenos como virus, bacterias, hongos y parásitos. Los casos graves necesitan hospitalización.

Entre los síntomas de esta enfermedad son las dificultades para respirar, persistencia de fiebre por más de 48 horas, dolor en el tórax, tos con flema, escalofríos, convulsiones, dolores musculares y de cabeza. Es necesario recurrir a un centro hospitalario para un adecuado tratamiento.

Prevención de enfermedades

Prevención de enfermedades

El Ministerio de Salud (Minsa) da algunas recomendaciones generales para prevenir las enfermedades más comunes en invierno:

- Mantenerse abrigados.

- Evitar cambios bruscos de temperatura.

- Tomar abundantes líquidos.

- Ventilar las habitaciones.

- Lavado constante de manos o uso de alcohol en gel.

- Comer frutas y verduras que contengan vitaminas A y C.

- Vacunarse contra la gripe.

- Protegerse con el codo para toser o estornudar.

- Usar pañuelos y desecharlos, en caso de estar con alguna enfermedad respiratoria.

- Acudir al médico si se presentan síntomas.