Edith González: ¿Cuáles son los síntomas del cáncer de ovario?

La República
14 Jun. 2019 | 19:50h

La actriz Edith González falleció de cáncer de ovario, una enfermedad difícil de detectar, según Sudha Sundar, doctora de la Universidad de Birmingham de Reino Unido.

 

 

A propósito de la muerte de la actriz Edith González, quien dejó de existir tras perder la batalla contra el cáncer de ovario, es importante conocer cuáles son los síntomas de esta enfermedad y las alternativas de para su detección temprana. 

El cáncer de ovario suele permanecer oculto hasta que está en una fase tres o cuatro, indicó para BBC la profesora Sudha Sundar, presidenta de la Asociación Británica de Cáncer Ginecológico.

PUEDES VER Fallece Edith González tras una férrea lucha contra el cáncer

La también especialista de la Universidad de Birmingham detalló además cuales son los síntomas y tipos de exámenes para detectar este tipo de cáncer, que terminó con la vida de la actriz mexicana Edith González

"El 90% de las mujeres que son diagnosticadas en una fase temprana consigue sobrevivir pasados los cinco años del diagnóstico, pero ese porcentaje se reduce al 40 o incluso al 30% si el cáncer se detecta en una etapa más avanzada", explicó la doctora británica.

De acuerdo al Servicio Nacional de Salud Británico (NHS, por sus siglas en inglés) y la Clínica Mayo de Estados Unidos, estos son sus indicios más comunes:

- Hinchazón abdominal
- Rápida sensación de saciedad cuando comes
- Pérdida o ganancia de peso significativa
- Malestar en el área pélvica
- Cambios en los hábitos intestinales, como comenzar a sufrir estreñimiento o padecer diarreas
- Necesidad frecuente de orinar

PUEDES VER Nuevo láser podría frenar metástasis al atacar y matar a células cancerosas desde afuera

El problema, detalla la doctora, es que estas dolencias son comunes en otras, como el colon irritable, la menopausia o el dolor premenstrual. Por tal motivo, los médicos no asocian a la primera estos síntomas con el cáncer, por lo que la enfermedad sigue avanzando.

"Solo en los últimos cinco o seis años hemos podido relacionar el cáncer de ovario con síntomas específicos. Antes se creía que era una enfermedad mortal silenciosa", afirmó Sundar.

Exámenes médicos para detectar el cáncer de ovario

La Sociedad Americana del Cáncer indica que en caso de sospecha el médico palpa los ovarios para ver si hay alguna anomalía.

También existen otros dos, las cuales no se realizan de forma rutinaria ni se ha demostrado que son fiables.

PUEDES VER Inmunoterapia: tratamiento que da esperanza

Una es la prueba de ultrasonido o ecografía transvaginal, la cual mediante ondas sonoras examina el útero, trompas de Falopio y los ovarios para poder hallar el tumor. El problema es que no detecta si es benigno o maligno.

"La prueba de ultrasonido puede ayudar en algunos casos, pero una vez más no de forma tan precisa como nos gustaría", lamentó la doctora Sundar.

La otra es la prueba de sangre CA-125, la cual mide la presencia en la sangre de la proteína del mismo nombre.

Sin embargo, no todas las mujeres que han resultado tener una gran cantidad de esta proteína han sido diagnosticadas con cáncer.

PUEDES VER Cajamarca: fortalecen red oncológica con modernos equipos de detección de cáncer

"Desafortunadamente solo detecta la mitad de los casos de cáncer de ovario en su etapa temprana", asegura la profesora Sundar sobre este test que se comenzó a aplicar desde la década de los 90.

La doctora Sundar recomendó que las mujeres que padezcan de forma persistente algunos de los síntomas nombrados anteriormente acudan al doctor y se realicen todas las pruebas posibles.

Un factor de riesgo es también el historial familiar, si hubo casos de cáncer de ovario o pecho El tratamiento suele ser una combinación de quimioterapia y cirugía.

PUEDES VER: Alivia los síntomas de la sinusitis con estos remedios caseros

¿Quiénes tienen más riesgo de tener cáncer de ovario?

Según Planned Parenthood algunos factores que indican un mayor riesgo de padecer cáncer de ovario guardan relación con:

- Edad (mujeres mayores de 55 años).

- Antecedentes familiares de cáncer.

- Infertilidad

- Endiometrosis.