Disfunción eréctil: una enfermedad que no discrimina edad, pero tiene solución [VIDEO]

Kevin Montenegro
1 May. 2019 | 14:00h

Conoce las causas, los síntomas y cómo curar la disfunción eréctil, un mal que aqueja a los hombres y los perjudica en sus relaciones amorosas. 

La disfunción eréctil o impotencia sexual es la incapacidad para conseguir o mantener una erección del pene que permita una relación sexual de manera satisfactoria. Es válido hacer una diferencia entre esto y otros problemas sexuales como la falta de deseo, las diferentes alteraciones en la eyaculación (prematura, retrasada y ausencia de eyaculación) o demás trastornos en el orgasmo masculino.

Es una enfermedad frecuente que si no es tratada correctamente podría llegar a afectar a las relaciones con la otra persona, la familia y hasta el entorno laboral y social. Nadie se salva de la disfunción eréctil. Todos los hombres pueden llegar a su sufrir de la impotencia sexual, más aún si están cansados, tienen estrés, alguna enfermedad grave o si también están bajo los efectos de las drogas y alcohol.

PUEDES VER Los siete métodos más extraños usados en la antigüedad para evitar el embarazo [FOTOS]

Causas de la disfunción eréctil

Causas psicológicas

Es en estas circunstancias en las que el pene no presenta ninguna alteración física. No obstante, la ansiedad –provocada en su mayoría por el temor a no conseguir una erección-, la depresión, los problemas con la pareja e incluso el estrés mengua la sed sexual.

Causas vasculares

Esto caso es el más usual. El pene no logra acumular la sangre que necesita para conseguir una erección, generalmente porque no le llega la cantidad suficiente. Entre las razones de esto destaca el fumar, la hipertensión arterial, la diabetes, ciertos males cardiacos y el aumento en los niveles de colesterol en la sangre, los cuales pueden generar trastornos vasculares que no ayuden a la erección.

Causas neurológicas

Es aquí cuando se producen interrupciones en la transferencia de mensajes del cerebro al pene porque hay de por medio una lesión en los nervios en cuestión. Esto se da con las lesiones de la médula espinal o la esclerosis múltiple.

Causas hormonales

Las disfunciones eréctiles por estas causas son poco usuales. En su mayoría se da por una falta de hormonas sexuales masculinas.

Causas farmacológicas

Hay ciertos medicamentos que entre sus efectos secundarios está el socavar la capacidad de conseguir una erección. Entre estos hay algunos fármacos para tratar la hipertensión, las enfermedades al corazón y los trastornos psiquiátricos.

Síntomas

El síntoma más ostensible en la disfunción eréctil es el cambio en la calidad de la erección del pene, tanto en la rigidez del mismo como en la capacidad para mantenerlo erecto. Si la impotencia sexual se da por causas físicas, uno de los principales indicares es la incapacidad para tener o mantener una erección al despertarse por la mañana.

De lo contrario, si la disfunción eréctil se presenta por motivos psicológicos, la impotencia sexual se produce durante un periodo de tiempo concreto. De persistir por más de tres meses, el paciente deberá ir en búsqueda de un urólogo que se especialice en impotencia.

Tratamientos

Los doctores aconsejan que los tratamientos para la disfunción eréctil han de sugerirse de menos a más invasivos. Ello arrancando con un estilo de vida sano, siguiendo con ayuda psicológica y un tratamiento farmacológico. Y si la impotencia sexual persiste, pues se deberá recurrir a la cirugía.

En el caso del tratamiento psicológico para la disfunción eréctil, es recomendable para hombres de menos de 40 años, pues en estas ocasiones las causas del mal suele estar en la mente. De acuerdo a las pautas de la Sociedad Americana de Urología y la Sociedad Europea de Urología, los inhibidores de la impotencia sexual son terapia y, posteriormente, el tratamiento famacológico.

Tadalafilo

Vendido como ‘Cialis’, esto actúa incrementando el flujo sanguíneo en el pene siempre con alguna estimulación sexual. El fármaco se ingiere 30 minutos antes de mantener la relación sexual y su eficacia se puede sentir hasta un día después de la toma. Entre los efectos secundarios están el dolor de cabeza, la rinitis, el enrojecimiento en el rostro y hasta los dolores en los músculos.

Vardenafilo

También llamado ‘Levitra’, esta pastilla trabaja aumentando el flujo sanguíneo en el pene siempre con alguna estimulación sexual. La toma debe ser entre 25 y 60 minutos antes del coito y el efecto se extienda hasta en 6 horas. Entre los efectos secundarios están los dolores de cabeza, las náuseas, mareos y rititis.

Sildenafilo

Más conocido como ‘Viagra’, esto también aumenta el flujo de sangre en el pene. Se toma una hora previo al acto sexual. Su efecto dura hasta 5 horas. Puede ocasionar efectos secundarios como dolor de cabeza, sofocos, trastornos gastrointestinales o visuales.