Las Bambas: Conflicto se dio por cambios en el EIA y ahora debe iniciarse diálogo

Posiciones encontradas. Frente de Defensa envió carta al Ejecutivo y empresa MMG para dialogar, pero piden levantar estado de emergencia, liberar a los detenidos y anular el EIA modificado que es considerado por las autoridades un exceso que nunca estuvo en su plataforma. Consorcio chino y el MEM advierten que las modificaciones al estudio ambiental benefician más bien a la población.

Posiciones encontradas. Frente de Defensa envió carta al Ejecutivo y empresa MMG para dialogar, pero piden levantar estado de emergencia, liberar a los detenidos y anular el EIA modificado que es considerado por las autoridades un exceso que nunca estuvo en su plataforma. Consorcio chino y el MEM advierten que las modificaciones al estudio ambiental benefician más bien a la población.

Chalhuahuacho amaneció de luto. Desde muy temprano la indignación era evidente por la muerte de cuatro campesinos en el enfrentamiento, el día anterior. El último nombre de la víctima se conoció en la madrugada. A las 10 de la mañana personal del pequeño centro de salud colgó en la puerta de ingreso los nombres de los difuntos en la protesta contra Las Bambas. Al costado de cada nombre se indicaba que murieron por disparos de bala. Nadie quiso dar detalles sobre los decesos en este local que estuvo cerrado todo el día.
 
Beto Chahuayllo Huillca, Alberto Cárdenas Chalco, Exaltación Huamaní Mío y Uriel Elguera Chuclla fueron las víctimas del conflicto que, según los manifestantes, se había anunciado, y en opinión de los representantes de la empresa china MMG fue una sorpresa, pues se llevaban bien con las 33 comunidades de la zona.
 
Pese a la declaratoria de emergencia por 30 días en las provincias de Cotabambas, Grau, Andahuaylas y Chincheros en Apurímac, y Chumbivilcas y Espinar, en Cusco, un grupo de jóvenes intentó marchar por la Plaza Mayor del pueblo. La policía los dispersó lanzando bombas lacrimógenas y haciendo disparos al aire. 
 
Lo que parecía que iba a ser un breve conato de bronca se convirtió en un enfrentamiento durante casi 15 minutos entre manifestantes y agentes del orden. Un poblador resultó herido en el brazo por el impacto de una bomba lacrimógena. Luego volvió la calma.
 
Diez minutos después, en la capital de Chalhuahuacho circuló la noticia de un grave enfrentamiento en la zona de Mota, de la comunidad de Pamputa, del distrito de Chalhuahuacho. Dos vehículos de empresas ligadas a la mina fueron incendiados. Aquí no hubo heridos. 
 
En el resto del día no hubo ninguna actividad en esa lejana localidad apurimeña, salvo las marchas.
 
Rodolfo Abarca, presidente del Frente de Defensa de los Intereses de la provincia de Cotabambas, niega que los comuneros que apoyan la protesta sean antimineros o estén contra Las Bambas, de propiedad de MMG. "Es una protesta anunciada con anticipación. Ni la empresa ni el gobierno quisieron dialogar", señaló.  
 

Cateriano pide calma

En Lima, el premier Pedro Cateriano condenó los actos de violencia y llamó a la calma. Sostuvo que Las Bambas es el proyecto minero más importante de la historia del Perú y ha implicado una inversión de 10 mil millones de dólares.
 
"Implicará para el próximo año un incremento del PBI del 1.4% de crecimiento para el país, razón por la cual no podemos dejar que un grupo de gente, dirigido con fines políticos, entorpezca un proyecto que a lo largo de estos años se desarrolló con normalidad".
 
Cateriano aseguró que se ha decretado el estado de emergencia, para que "se restablezca el orden en la zona" y volvió a insistir en que sí existía diálogo e incluso, reveló, el ministro de Salud, Aníbal Velásquez, estuvo en Chalhuahuacho la semana pasada.
 
"Hemos venido dialogando con las partes y por esa razón hemos ido avanzando en este importantísimo proyecto para el país, que se encuentra en el 98% de su ejecución".
 
El gerente de Medio Ambiente del proyecto Las Bambas, Antonio Mendoza, aseguró: "Nos sorprendió lo ocurrido, porque hemos tenido muchos años de convivencia y hemos tenido apoyo de las comunidades. Hoy nuestras actividades están suspendidas por luto. Nosotros renovamos nuestro compromiso con el país". Agregó que no debería haber retraso para iniciar el proyecto en el 2016. "Solicitamos a las autoridades encontrar los mejores mecanismos para que la paz vuelva. Las Bambas tienen voluntad de dialogar en todo momento".
 

Raíz del conflicto

La población apoyó en un inicio el proyecto minero Las Bambas, pero ¿por qué ahora se manifiesta en contra? Son varias las razones, pero su principal rechazo es la modificación, según ellos, inconsulta y por segunda vez del Estudio de Impacto Ambiental (EIA), la presentación de actas de talleres supuestamente manipuladas y el desconocimiento de parte de MMG de los compromisos asumidos por Glencore Xstrata. Esta firma vendió la mina a MMG por alrededor de 7 mil millones de dólares, el año pasado. "Desconocemos el EIA, nunca fuimos consultados sobre los cambios", afirmó Rodolfo Abarca.
 
Los dirigentes piden la  demolición y retiro de la Planta de Molibdeno, de la Planta de Filtros y del Almacén de Concentrados porque no estaban considerados en la propuesta inicial y, además, "son altamente contaminantes". 
 
Esas obras, según Abarca, estaban consideradas en el primer estudio ambiental, pero en la provincia de Espinar, en Cusco. "Ahora lo harán en Chalhuahuacho. No lo aceptamos", anotó. Otra solicitud es que la empresa minera, que se extiende en 35 mil hectáreas, incluya como zonas de influencia las comunidades de Cotabambas y Grau, y también los pueblos por donde pasará la línea eléctrica y el transporte de los minerales hasta Matarani.
 
Ronald Bello, presidente del FUDI Tambobamba, agregó a la plataforma la salida de los funcionarios del proyecto MMG Las Bambas. Los acusan de haber hecho cambios al EIA "a espaldas del pueblo".
 

"Es más eficiente"

La respuesta no se hizo esperar. En una ayuda memoria enviada por minera Las Bambas se explica que se produjo la modificación del EIA, aprobado en el 2011, para tener un proceso más eficiente. 
 
Debido a ello "la Planta de Molibdeno y filtros que inicialmente se ubicarían en el área de las antiguas minas de Tintaya, ahora se ubican en el área de Las Bambas, ganando eficiencia en el manejo del recurso agua". 
 
Y agregan que el mineroducto fue reemplazado por el transporte de minerales con un "sistema de transporte bimodal: carretera y transporte en ferrocarril hasta el Puerto de Matarani, con el beneficio de la construcción y mantenimiento de una carretera de primer orden, creando un corredor económico".
 
El viceministro de Minas, Guillermo Shinno, manifestó que la reubicación de la Planta de Molibdeno y la Planta de Filtros sí fue comunicada a las comunidades y autoridades regionales y distritales. "Para la incorporación de ambas plantas, la empresa presentó en el 2013 un Informe Técnico Sustentatorio (ITS), en el cual se evaluó estas instalaciones y se concluyó que los impactos ambientales que generaría no son significativos", indicó Shinno.
 

No hay tregua

Mientras tanto, las muertes y detenciones no amilanaron a los manifestantes.  En una reunión realizada en el estadio de Chalhuahuacho, los dirigentes de provincias, distritos y comunidades acordaron seguir con la huelga hasta tener atención a sus reclamos. 
 
También rechazaron el EIA aprobado con el visto bueno del alcalde cotabambino, Odilón Huanaco, y otros ex burgomaestres.  
 
Ayer, representantes del Ejecutivo, alcaldes de Cotabambas y Chalhuahuacho, y el gobernador regional de la provincia apurimeña, Wilber Venegas, se reunieron en el MEM. No llegaron a un acuerdo. Pero "hay disposición al diálogo. Esperemos que hoy sí se conforme una Comisión de Alto Nivel", indicó Venegas. Hoy llegarán otros alcaldes de la zona.
 
Los dirigentes ponen como condición para sentarse a dialogar con el Ejecutivo la liberación de los detenidos. En tanto, las calles de Chalhuahuacho se convirtieron en comedores populares con ollas comunes para los cerca de 7 mil campesinos de la localidad. No hay transporte público. No se puede entrar a Chalhuahuacho.
Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO