Insumos con probabilidad cancerígena son incluidos por Grupo Romero en EIA

Plataforma_glr
07 Abr 2015 | 21:10 h

Wilber Huacasi

El último 20 de marzo, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC, en inglés), de la Organización Mundial de la Salud (OMS), presentó los resultados de una nueva evaluación que revela la probabilidad cancerígena de cinco insecticidas y herbicidas de uso agrícola: dos de estos insumos están incluidos en los estudios de impacto ambiental (EIA) del Grupo Palmas (que pertenece al Grupo Romero), para su uso en cuatro nuevos proyectos relacionados con la producción de palma aceitera en la región Loreto.

La alerta fue dada a conocer ayer por Julia Urrunaga, directora de programas de  Environmental Investigation Agency, organización que verificó los EIA de los nuevos proyectos que el Grupo Palmas busca ejecutar en Loreto: Santa Cecilia, Santa Catalina, Tierra Blanca y Manití. Los cuatro están ubicados en los distritos de Indiana (Maynas) y Sarayacu (Ucayali).

En los cuatro documentos se cita textualmente que el Grupo Palmas utilizará el herbicida glifosfato (conocido comercialmente como bazuka) y el insecticida diazinón (también conocido como granolate o gusadrín). 

Dhayneé Orbegozo, ingeniera forestal de Environmental Investigation Agency, informó que el glifosfato tiene un uso común en el sector agrícola, mientras que el diazinón se utiliza con menos frecuencia, debido a que no están prohibidos por el gobierno peruano.
Incluso, el mismo Grupo Palmas, líder en la exportación de palma aceitera en el Perú,  estaría usando actualmente el glifosfato en otros proyectos que ya tiene en marcha.

LO QUE DICE EL ESTUDIO

Según las recientes conclusiones de la IARC, el herbicida glifosfato y el insecticida diazinón "fueron clasificados con probabilidad cancerígena para los humanos (Grupo 2A)". 

El mismo documento explica que el uso del diazinón tiene restricciones en Estados Unidos y en la Unión Europea.
En tal sentido, Julia Urrunaga llamó la atención para que en el Perú también se discuta la regulación para la prohibición de estos insumos. "No es posible que tengamos herbicidas y pesticidas que ya han sido catalogados como de alta probabilidad cancerígena y están siendo cuestionados en otros países", enfatizó.

CUMPLEN LA LEY

En conversación con La República, el vocero del Grupo Palmas, Víctor Melgarejo, no negó ni confirmó el uso actual de ambos insumos químicos. "La empresa utiliza solo productos que son permitidos por la Ley", dijo, al tiempo de reconocer que los nuevos EIA incluyen el glifosfato y el diazinón, por lo que agregó que si el gobierno establece medidas restrictivas sobre su uso, la empresa será respetuosa de estas.