Candidatos menores aceptaron los resultados con tranquilidad

Plataforma_glr

Reacciones. Aunque reiteraron su reclamo por no haber recibido atención de los medios. También coincidieron en decir que la “guerra sucia” y la polarización afectaron sus candidaturas e hicieron que la contienda sea más complicada.

Francesca García y Adriana Garavito.

Los candidatos a la alcaldía de Lima denominados menores por estar en el grupo de rezagados electoralmente hablando aceptaron el resultado de las elecciones y se mostraron tranquilos; sin embargo, la mayoría coincidió en que fue una campaña difícil, debido a la polarización creada en torno a Lourdes Flores y Susana Villarán.

En familia

Antes de acercarse a sufragar, todos realizaron pequeñas actividades, tales como desayunos, y estuvieron acompañados por miembros de sus partidos y familiares.

Luis Iberico desayunó en Villa María del Triunfo antes de acudir a votar en un colegio en La Molina, mientras Fernando Andrade desayunó en Lince junto a su familia y emitió su voto en Miraflores.

Alegría también ofreció un desayuno a los niños, mientras que Lay optó por estar junto a su familia a primeras horas del día.
Luego, estos candidatos presenciaron el primer conteo rápido en sus respectivos locales partidarios. Todos se mostraron serenos ante los resultados y dejaron las críticas de lado.

Unos se retiran, otros no

Después, tras conocer los resultados a boca de urna de Apoyo y CPI, que detectaron un empate técnico entre Lourdes Flores y Susana Villarán, el líder de Restauración Nacional Humberto Lay dijo estar tranquilo por los resultados, y descartó que en su futuro político se encuentre el postular a las elecciones presidenciales del próximo año; no obstante, dijo que Restauración Nacional sí se encuentra evaluando si presentará una lista ante el Congreso.

“Este ha sido un testimonio de una campaña respetuosa y correcta, para demostrarle al país que existe una forma de hacer política sin ataques ni guerra sucia”, sostuvo el pastor evangélico.

Agregó que en este periodo se enfocará a trabajar por fortalecer las bases del partido y evaluar la conformación de una plancha para el Congreso.

Por otro lado Gonzalo Alegría, quien postuló a la alcaldía de Lima por Acción Popular, se mostró decepcionado ante los resultados que no llegaron a representar más del 5% de votos a su favor y habló sobre sus planes.

“Estoy muy decepcionado. Tengo que expresar mi más sincera pena. He tenido mala suerte durante este proceso electoral y no he podido cumplir un sueño”, indicó.

Del mismo modo, Alegría Verona reiteró que, por no alcanzar como mínimo un 5% de votos, dará un paso al costado y se alejará de la política.

Afirmó que esta semana presentará su renuncia oficial.

El corazón sigue vigente

Por su parte, Fernando Andrade, líder de Somos Perú, dijo estar contento con los resultados que obtuvo su partido en el ámbito nacional.

“Tenemos ganadores no solo en Lima, sino también a nivel provincial y regional. Es el renacimiento de Somos Perú, así que estamos muy contentos”, indicó.

Del mismo modo, el otrora candidato por Alianza para el Progreso, Luis Iberico, consideró que lo más importante de esta competencia electoral es que Lima sea la ganadora.

Culpan a la polarización

Por otro lado, aseguraron que la campaña estuvo dominada por la polarización, lo que hizo el ganar votos una tarea complicada.Sin embargo, también coincidieron en que, a pesar de esta, hicieron el esfuerzo por ganarlos.

Gonzalo Alegría aseguró que los ciudadanos de la capital no tuvieron la opción de votar por quien realmente deseaban.

“Es obvio que la polarización provocó estos resultados, pero pese a sentir que se pudo hacer más, los respeto”, dijo en conferencia de prensa en su local partidario.

Del mismo modo, Fernando Andrade manifestó que la guerra sucia hizo de su campaña una contienda complicada.

En tanto, Luis Iberico expresó que la complicidad y el poder de las “encuestocracias” son parte de toda campaña edil, pero es necesario luchar “hasta quemar el último cartucho”.

No obtuvieron los votos que deseaban, pero todos saludaron su trabajo y esfuerzo a lo largo de toda la contienda electoral y aseguraron que Lima debe ser la prioridad.

Dato

Gran jornada. Otro candidato que estuvo a la espera junto a sus candidatos distritales fue Álex Gonzales, representante del partido político Siempre Unidos. El “candidato verde” votó en el Instituto Tecnológico José Pardo, en La Victoria, donde calificó como una gran jornada democrática el día de las elecciones. “La población es inteligente y sabe elegir la mejor opción. Nosotros confiamos en nuestro trabajo”, dijo.

Fueron víctimas de la polarización

Por Giovanna Peñaflor
Directora de encuestadora imasen


Como se ha demostrado en estas elecciones, es muy complicado poder determinar el futuro de los candidatos que no han tenido un buen resultado.

Esto se debe a que, a causa de la polarización y de otros factores, los candidatos denominados “menores” de la campaña que ya finalizó recién podrán ver, en sus próximas intervenciones políticas, los frutos de lo que han logrado.

Sin embargo, es posible, contando con variables y antecedentes de estos líderes de partidos, avizorar el futuro gracias a sus cualidades y a lo que lograron en esta jornada electoral.

En el caso de Fernando Andrade se ha visto que le ha ido mejor al partido (Somos Perú) que al candidato. La obtención de gran número de alcaldías comprueba que su partido es fuerte con su símbolo y su historia, y podría ser institucionalizado para hallar nuevas figuras en el escenario político.

En tanto, la situación política de Humberto Lay podría tener dificultades por el factor de la edad, pero su alianza con Pedro Pablo Kuczynski le permitiría salir a otros escenarios usando su partido como una buena plataforma, siempre y cuando abandone un tanto el contexto religioso.

En la imagen política de Gonzalo Alegría se demuestra claramente las consecuencias de la polarización. Es un candidato que es reconocido y ya ha quedado en el imaginario de la opinión pública y no ha tenido buenos resultados. Podría aprovechar su reconocimiento para postular a las próximas elecciones de la alcaldía.

Por otro lado, en el caso de Luis Iberico, su partido ha demostrado amplia fortaleza en el interior del país, lo que le permitiría poder liderar el movimiento en Lima y apuntar a puestos en el Congreso.

Pero quizá sea prematuro definir sus rumbos en la política, y es mejor esperar a las próximas elecciones presidenciales y de alcaldía en Lima.