Asesinato del dirigente Saúl Cantoral, contado por ex miembro de grupo paramilitar "Rodrigo Fra

Plataforma_glr

Asesinato del dirigente Saúl Cantoral, contado por ex miembro de grupo paramilitar "Rodrigo Franco": "Le costaba mucho dinero al país"

Por FLOR HUILCA GUTIÉRREZ.- Fue el comando Saúl Cantoral, reconocido dirigente laboral. Fue asesinado en febrero de 1989 por paramilitares. paramilitar "Rodrigo Franco" quien asesinó al dirigente minero Saúl Cantoral Huamaní, confesó el ex integrante de dicho grupo criminal, Rafael Pércovich Cisneros, ante la Comisión Herrera. Según la explicación escalofriante que le dieron entonces, asesinaron a Cantoral "porque estaba haciendo bastantes problemas y le estaba costando mucho dinero al país". Este ex oficial de la Guardia Civil formó parte del Grupo Delta (GRUDE), comando antisubversivo que, junto a un grupo de civiles de filiación aprista, liderados por Jesús Miguel Ríos Sáenz, alias "Chito Ríos", realizaron acciones paramilitares a nombre del denominado comando "Rodrigo Franco". Estuvieron presentes en el interrogatorio a Pércovich Cisneros: Ernesto Herrera, Javier Diez Canseco y Heriberto Benitez. Además integran el grupo de trabajo Rafael Rey y Javier Velásquez Quesquén. Aquí un extracto de lo que dijo. - ¿Qué otro hecho importante nos puede relatar o nos puede contar que haya realizado (el Grude)? - Voy a relatar un hecho... A mí me llamaron telefónicamente y me indicaron que me preparara, que me iban a recoger. Salí y nos fuimos con dirección a San Juan de Lurigancho. Posteriormente con el comandante Zegarra -quien llamó por teléfono-, nos encontramos en la... no sé si conoce una distribuidora de la Inca Kola que está en San Juan de Lurigancho, un sitio medio descampado. Nos encontramos allí y el comandante Zegarra nos dio ciertas disposiciones para dirigirnos a la altura de acá...del Parque Universitario. Estando ahí hicimos una suerte de espera, aproximadamente como a las ocho de la noche. En el vehículo donde yo iba... O sea, detuvieron a dos personas, un hombre y una mujer, las enmarrocaron, les taparon las caras, o sea, las amordazaron y posteriormente les taparon la cara. Pero era en el vehículo donde yo estaba. Y nos fuimos con dirección a Chorrillos. - ¿Usted dice que la captura de estas personas fue en el Parque Universitario? - A la altura del Parque Universitario. La calle no recuerdo, es una de las calles, es donde está la Federación Minera. Bueno, es una de las calles donde está la Federación. Y le voy a decir por qué la Federación Minera posteriormente. De ahí nos hemos dirigido a la playa. Ya en la playa, o sea, ya a la altura de la playa, hemos detenido los vehículos. - ¿En qué playa? - En Chorrillos, cuando hemos estado por llegar, hemos detenido los vehículos, el mayor Salinas Centi me dice: tú pásate al otro vehículo, que te tienes que ir conmigo a Tulumayo, que es la base Delta 3 de la DOES. Ya, le dije. Entonces, me fui en el otro vehículo y el otro vehículo se llevó a este señor y a esta señorita. O sea, los dos señores que habían capturado se fueron en la otra camioneta. A los dos días, tres días, ya por información periodística -yo les había visto el rostro cuando subieron al vehículo- ya me percaté que las personas que habíamos intervenido en ese momento era el señor Saúl Cantoral, que era un dirigente minero. Entonces, yo le pregunté a Salinas Centi: ¿y por qué?, ¿él por qué?... y me dijo: "Más feliz vive quién menos sabe; pero estaba haciendo bastantes problemas y le estaba costando mucho dinero al país". Fue lo único que me dijo. Pero yo estuve en el vehículo donde los detuvieron primero... de ahí a dónde los llevaron... Rafael Pércovich Cisneros, ex integrante de "Rodrigo Franco". - ¿Dónde los dejó? - A la altura del circuito de playas, en Chorrillos. Ahí hacemos el cambio, yo me paso al otro vehículo y ya me retiro. - ¿Qué fecha? - Lo tengo... Febrero del 89, febrero del 89.Como le digo, estas anotaciones... - Y usted dice que lo deja a la altura de la playa de Chorrillos, ¿y a qué carro pasa? - No, yo me voy al otro vehículo porque eran dos vehículos. - ¿Quién se queda en ese vehículo? - En ese vehículo se queda Marco Puente Llanos, se queda un capitán Mejía que no recuerdo su otro apellido y Gonzales Zegarra. Se quedan ellos con las dos personas. Era una camioneta 4X4, que eran normalmente en las que nos movilizábamos. - ¿Podríamos decir que usted solamente participó en el secuestro de estas dos personas y no, finalmente, en la muerte de estas dos personas? - Podría llamarle captura y no secuestro. - No, los términos son claros, señor. Usted ha participado en un secuestro, no en una captura. - Disculpe, a mí me ordenaron capturar a dos civiles que yo suponía que eran subversivos, yo posteriormente me entero que cometí lo que usted me está diciendo, que era un secuestro. Pero en el momento yo estaba efectuando una labor policial y una captura policial. - Perdón, pero usted ha referido de que usted fue llamado por el coronel para un operativo de los que usted llama "extra legales". - Sí, pero era un operativo desde el punto de vista policial, o sea, si usted me dice que yo asumo o acepte que soy un secuestrador, yo le podría decirle que no.

Peligrosos lazos de amistad

Saúl Cantoral Huamaní fue el máximo líder de la Federación Minera, Metalúrgica y Siderúrgica del Perú. Una de sus acciones más recordadas fue la conducción de la huelga realizada del 17 de octubre al 13 de diciembre de 1988, cuando los trabajadores sindicalizados tenían capacidad para detener la industria minera en todo el país. Esta paralización, según el entonces ministro de Energía y Minas del APRA, José Carrasco Távara, causó 5 millones de dólares diarios al país. La protesta fue reprimida violentamente, muchos dirigentes detenidos y otros tantos encarcelados, pero finalmente se resolvió dándole a los mineros el derecho de negociar un pliego único. Su muerte ocurrió el 13 de febrero de 1989. Fue secuestrado junto a su colaboradora Consuelo García Santa Cruz y asesinado a tiros en las inmediaciones del parque zonal de San Juan de Lurigancho. A su acompañante la arrollaron sin misericordia. Con su muerte, una de las Federaciones más importantes del movimiento sindical perdió fuerza. El embate del fujimorismo logró que disminuyeran gradualmente los derechos conquistados.