“Caso Luksic me recuerda cuando yo estuve preso”

Plataforma_glr
05 Oct 2005 | 16:00 h

CENA EN SANTIAGO. Lagos y Luksic entre los empresarios chilenos que se reunieron el martes pasado.

El dato

JUICIO. Hoy a partir de las 3 de la tarde continúa el juicio a los directivos de Lucchetti en la sede judicial de la Base Naval del Callao, con la presencia de Vladimiro Montesinos. Fuentes judiciales indicaron que si los directivos de Lucchetti se presentan a esta audiencia o en una de las siguientes se levantará la orden de captura dictada contra ellos. La captura es para que se presenten a las audiencias, no es una orden de detención en prisión.


INSÓLITO • Ricardo Lagos compara la orden de captura contra Andrónico Luksic –por el caso Lucchetti– con arbitraria detención durante la dictadura Pinochet.

Carolina Martín.

El pasado fin de semana la prensa chilena publicó un reportaje en el que aseguró que su Ejecutivo había evaluado la posibilidad de pedir a países con influencia en Perú, como Brasil o Alemania, que intercedieran en el caso Lucchetti.

Una posibilidad que podría hacerse realidad, tal y como se desprende de las declaraciones que el día de ayer hizo el presidente del país vecino, Ricardo Lagos, en una entrevista a W Radio de Santiago.

"En esto de hacer gestiones para que alguien pueda quedar libre, en este caso particular (en referencia al caso de Luksic), me recuerdo cuando estuve preso en épocas pasadas", dijo el mandatario.

Acto seguido relató cómo en 1986 (en plena dictadura de Pinochet) el entonces presidente español Felipe González ordenó al embajador español a hacer las gestiones diplomáticas del caso.

Preso en dictadura

"Cuando llegó acá a Chile, lo primero que hizo fue llamar a Luisa (su esposa) y le dijo: tengo instrucciones para hacer todo lo posible para que su marido quede libre, por lo tanto no haré ninguna declaración en favor de su marido, y tampoco le iré a ver a la cárcel, porque si hago esas dos cosas entonces automáticamente dejo de ser interlocutor. No sé si me entiende...", comentó a la locutora radial. "Está muy claro, presidente...", respondió ésta entre risas.

El discurso del Ejecutivo chileno ha pasado de declarar públicamente su intención de hacer gestiones diplomáticas en el caso, a utilizar lo que parece ser una nueva estrategia más discreta. Así, a pesar de que el propio presidente Lagos reconoció ayer que a la justicia peruana le corresponde resolver el juicio contra los tres ex ejecutivos de la empresa de fideos chilena, lo cierto es que el gobierno del país vecino continúa sin descartar el uso de gestiones diplomáticas que ahora califican de "discretas". Es decir, sin publicidad.

"Creo que hay que ser muy cuidadoso. Y muy cuidadoso quiere decir que hay canales diplomáticos que se han usado, pero esto corresponde resolverlo a la justicia peruana, y esperamos que las cosas se resuelvan bien", dijo Lagos.

Sin embargo parece claro que el Ejecutivo del país vecino piensa seguir interviniendo.

Algo que no solo se desprende de las palabras del presidente chileno, sino también de sus hechos. Lagos no solo compartió mesa con Luksic en el 60 aniversario de la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (ABIF) de Chile, sino que también participó en el brindis que se realizó en honor del empresario. Todo un gesto.


Prensa chilena califica el apoyo como "potente"

El diario chileno "El Mercurio" abrió ayer su sección de "Negocios" con una nota contundente: "Presidente Lagos da potente señal de apoyo a Luksic".

En él daba cuenta del "ambiente de camaradería" que se sintió durante el evento. "El sentarse juntos fue interpretado como una potente señal de apoyo al empresario", informó el diario.

En la misma línea escribió "La Tercera" de Chile, que incluso aseguró que tras su discurso fue el mandatario quien ofreció un brindis por Luksic. Algo que fue corroborado por los asistentes.

Testigos de la reunión también informaron a este diario de Chile que el presidente Ricardo Lagos habló brevemente con Andrónico Luksic tras el almuerzo.

Éste por su parte no dudó en retribuir el apoyo de sus pares. "Me parece una actitud solidaria muy importante que sin ninguna duda ratifica mi absoluta inocencia", dijo el actual prófugo de la justicia.