Tribunal Supremo condenó el autogolpe del 5 de abril de 1992

Plataforma_glr
26 Nov 2007 | 14:30 h

Ex ministro del Interior Juan Briones Dávila recibió 10 años de cárcel y ex ministros civiles cuatro años de pena suspendida.

César Romero.

En una histórica sentencia, la Sala Penal Especial de la Corte Suprema estableció que el autogolpe de Estado del 5 de abril de 1992, que encabezó Alberto Fujimori, fue un delito que afectó el régimen democrático y el Estado de Derecho en el país.

Por este motivo, y "administrando justicia a nombre de la nación", condenó al ex ministro del interior Juan Briones Dávila a 10 años de cárcel como coautor mediato del delito de rebelión y secuestro.

Además, consideró cómplices secundarios a los ex ministros Jaime Yoshiyama Tanaka, Carlos Boloña Behr, Absalón Vásquez Villanueva, Víctor Joy Way Rojas, Óscar de la Puente Raygada, Jaime Sobero Taira, Alfredo Ross Antezana, Víctor Paredes Guerra y Augusto Antoniolli Vásquez y les impuso cuatro años de prisión, que se suspendió por tres años de reglas de conducta.

En tanto, se reservó el juicio a los ex ministros Augusto Blacker Miller, Fernando Vega Santagadea y Víctor Malca Villanueva, quienes se encuentran en calidad de reos contumaces, prófugos de la justicia.

Fujimori y Montesinos

La sentencia estableció que el autogolpe del 5 de abril fue la base para que Fujimori, su asesor Vladimiro Montesinos y los mandos militares de aquella época ejecuten un plan estratégico , irregular y contrario a la ley con el fin de reemplazar la Constitución Política de 1979, por una que vaya acorde a sus intereses particulares".

Además, se indicó que Fujimori, Montesinos y los mandos militares fueros coautores mediatos de la ruptura constitucional y que no se trató de un plan improvisado sino que fue planificado desde enero de 1992. Por este motivo, el ex ministro Briones fue declarado coautor del delito y recibió la pena mayor. La sentencia afirma que la participación de los ex ministro no fue necesaria para ejecutar la rebelión y se enteraron el mismo 5 de abril.

Sin embargo, se indicó que ellos cometieron delito cuando el 6 de abril suscribieron el decreto supremos que convalidó el golpe e instauró a Fujimori como jefe del gobierno de reconstrucción nacional.

El veredicto no incluyó a Fujimori porque este caso no estuvo entre los que fueron enviados y aprobados en el proceso de extradición que tramitó la justicia chilena.

Sin embargo, el expediente de este caso podría ser enviado en el futuro a Chile y de ser aprobado permitiría que dicho personaje también sea juzgado y condenado por estos hechos a una pena mayor a los 10 años impuesta al ex ministro Briones.

Vladimiro Montesinos, Nicolás Hermoza Ríos y otros mandos del Ejército, la Fuerza Aérea y la Marina tienen una denuncia pendiente por estos hechos. El controvertido juez Jorge Barreto consideró hace unos meses que el autogolpe no fue un delito y se negó a abrirles proceso, decisión que está pendiente de revisión en la 4ta Sala Penal Anticorrupción.

Histórico

Esta es la primera vez que el Poder Judicial juzga y condena en el país a los autores y cómplices de un golpe de Estado, que disolvió el Congreso e intervino la administración de justicia.

La sentencia, dictada por los vocales supremos Luis Lecaros Cornejo, Raúl Valdez Roca y Jorge Calderón Castillo, desechó la tesis de la defensa de que el golpe de Estado fue legitimado por el apoyo popular o la Constitución de 1993.

Al respecto, se estableció que aceptar esa propuesta de la defensa supondría que el delito quede impune, generando un mal ejemplo para la vida institucional y democrática del país.

Penas benignas

Sin embargo, pese a la contundencia jurídica del veredicto y la condena al autogolpe, las penas mínimas impuestas a los ex ministros fujimoristas dejaron un mal sabor entre el público asistente a la audiencia judicial.

Este sentimiento fue puesto de manifiesto por el fiscal supremo Avelino Guillén. "Presento recurso de nulidad contra las penas benignas impuestas a los ex ministros; ellos también fueron coautores del delito y no cómplices secundarios como los considera la sentencia", indicó Guillén.

El fiscal también apeló contra la decisión de la Sala de declarar inconstitucional la sanción de expatriación a los autores y cómplices del delito de rebelión. De acuerdo con dicha norma, los ex ministros hubieran tenido que salir del Perú hasta por 10 años, luego de cumplir sus penas.

El tribunal consideró que esa sanción adicional afecta los derechos humanos de los condenados, por lo que se apartó de la norma aplicando el control difuso. Este aspecto de la sentencia será notificado al Congreso para que considere modificar el Código Penal en ese punto.

La fiscalía también apeló contra la reparación civil de tres millones de soles que el tribunal impuso a todos los condenados, por considerar que ese monto no está acorde con el daño causado al país.

El congresista Rolando Sousa y otras seis personas asistentes a la audiencia, realizada en Palacio de Justicia, intentaron silenciar la intervención de la fiscalía con gritos a favor del autogolpe de Estado. Pero el tribunal los llamó al orden y les advirtió que de continuar los haría desalojar. La mayoría de ex ministros apeló contra el fallo, que será revisado por otra Sala de la Corte Suprema.

Claves

CÁRCEL. Al concluir la lectura de la sentencia, en cumplimiento del fallo, la policía procedió a detener al general EP en retiro y ex ministro del interior Juan Briones Dávila. Briones fue trasladado a la carceleta del Palacio de Justicia y después pasó a un penal común.

SECUESTRO. La sentencia estableció que para ejecutar y consolidar el autogolpe de Estado Fujimori y los mandos militares acordaron y procedieron a detener a 20 dirigentes políticos que consideraron ponían en riesgo sus planes, lo que constituyó delito de secuestro. Entre los detenidos ilegalmente en esa oportunidad estuvo el actual premier Jorge del Castillo Gálvez.


"Una sentencia positiva para el país"

El representante de la procuraduría Omar Chehade consideró positiva la sentencia. "Más alla de las penas, que la fiscalía calificó de benignas, la procuraduría considera que estamos frente a un fallo histórico y positivo para el país, porque se condenó el autogolpe de Estado, lo que nunca antes había sucedido", precisó.

Chehade subrayó que el veredicto recoge la tesis de la procuraduría sobre los co-autores y cómplices de la rebelión que encabezó Alberto Fujimori. "En otro aspecto, de acuerdo con juristas españoles, se reconoció que la rebelión es un delito instantáneo relativo que crea un estado antijurídico durante un lapso de tiempo, lo que permitió condenar a los ex ministros que se adhirieron al autogolpe el 6 de abril de 1992".

El abogado de la procuraduría anunció que en los próximos días impugnarán el monto de la reparación civil impuesta por el tribunal supremo, pues al igual que la fiscalía consideran que el monto de tres millones de soles que deberían pagar solidariamente los 10 condenados no repara todo el daño ocasionado al país con el ilícito autogolpe del 5 de abril de 1992.