Política

JNJ eligió a seis nuevos jueces supremos titulares

Corte Suprema. Luego de concluir la entrevista personal. Fueron elegidos Ulises Yaya, Carlos Calderón, Manuel Luján, Emilia Bustamante, Víctor Castillo y Roberto Burneo.

Los nuevos magistrados elegidos por la JNJ cambiarán la linea jurisprudencial de la Corte Suprema. Foto: Virgilio Grajeda/La República
Los nuevos magistrados elegidos por la JNJ cambiarán la linea jurisprudencial de la Corte Suprema. Foto: Virgilio Grajeda/La República
César Romero

La Junta Nacional de Nacional de Justicia eligió a seis nuevos jueces de la Corte Suprema de Justicia, tras concluir la entrevista personal y votar entre los que quedaron primeros en el cuadro de méritos final.

Fueron elegidos jueces supremos titulares Ulises Yaya Zumaeta, Carlos Alberto Calderón Puertas, Manuel Estuadro Luján Túpez, Emilia Bustamante Oyague, Víctor Antonio Castillo León y Roberto Rolando Burneo Bermejo.

Ellos habían quedado entre los siete primeros del cuadro de merito final. De este grupo, el abogado Hugo Fernando Cavero Ruiz no alcanzó los votos necesarios para ser elegido.

Los nuevos jueces supremos titulares elegidos son magistrados con muchos años de experiencia en la magistratura.

El cuadro de méritos se movió más de lo que se preveía, por los puntajes previos que se conocían de los examenes anteriores: de conocimiento, evaluación curricular y estudio de un caso hipótetico. Cómo sucedió con los fiscales supremos, la entrevista fue el factor determinante para ser elegido.

Los siguientes en el cuadro de meritos y, por tanto, con posibilidad aun una de alcanzar algunas de las otras las cuatro vacantes aun pendientesa de cubrir en la máxima instancia judicial del país son:

Ramiro Bustamante Zegarra, Wilber Bustamante del Castillo, Silvia Consuelo Rueda Fernández, Cecilia Izaga Rodríguez, César Augusto Proaño Cueva, Edwin Rolando Laura Espinoza, Susana Ynes Castañeda Otsu, Yuri Jhon Pereira Alarcón, entre otros.

Ellos podrán pedir que se les considere candidatos en reserva para en una nueva votación ocupar algunas de las plazas ya vacantes u otro que se produzca dentro de los próximos 12 meses.

Con este nombramiento se empiezan a cubrir las 10 plazas vacantes que había en la Corte Suprema desde el años 2018 por los magistrados que se jubilaron o por las destituciones de jueces supremos involucrados con las actividades de la red de corrupción “Los Cuellos Blancos del Puerto.