“Dragon Ball Super: Super Hero” llegó a los cines: lo que debes saber sobre la nueva película
CONGRESO EN VIVO - Aníbal Torres y el gabinete ministerial se presentan ante el pleno
Política

Informes policiales mostrarían que se le perdió el rastro a Bruno Pacheco el 17 de febrero

A pesar de que había un trabajo de vigilancia sobre el exsecretario general de Palacio de Gobierno, informes de la PNP – a partir de esa fecha – indican que se dejó de ubicar al implicado en el Caso Puente Tarata III.

La última vez que se supo algo de Bruno Pacheco fue cuando usó sus redes sociales para alentar a la selección peruana ante Australia. Foto: Congreso
La última vez que se supo algo de Bruno Pacheco fue cuando usó sus redes sociales para alentar a la selección peruana ante Australia. Foto: Congreso
Política LR

El exsecretario general de Palacio de Gobierno Bruno Pacheco, quien actualmente se encuentra en calidad de prófugo de la justicia y con una orden de prisión preventiva de 24 meses en su contra, habría sido objeto de un procedimiento de vigilancia por parte de la Policía Nacional del Perú (PNP), pero los informes dan cuenta de que se le perdió el rastro el 17 de febrero del 2022.

Según difundió Panorama, la Policía venía vigilando a Bruno Pacheco desde diciembre del 2021 en una vivienda ubicada en el distrito de Ate y los movimientos de la camioneta Jeep que usaba, la cual se encuentra a nombre de Raúl Torpoco, esposo de Silvia Barrera.

La documentación policial brinda información sobre los movimientos de Pacheco hasta el 17 de febrero, fecha en la que se deja de ubicar al ex hombre de confianza del presidente Pedro Castillo. Durante el mes de marzo, es reiterativa la conclusión que se registra producto del trabajo de seguimiento: “No se observó a Bruno Pacheco”, pese a que su situación legal se complicaba.

Bruno Pacheco en la clandestinidad

En mayo, la Segunda Sala Penal de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia de Lima cambió de 36 a 24 meses la orden de prisión preventiva contra Bruno Pacheco, quien es investigado por el presunto delito de tráfico de influencias y colusión agravada en organización criminal por los supuestos actos de corrupción en marco del Caso Puente Tarata III.

A pesar de ello, Bruno Pacheco decidió seguir en la clandestinidad. La última vez que se supo algo de él fue cuando utilizó sus redes sociales para enviar un mensaje a la selección peruana. Esto, horas previas al partido de repechaje por un cupo al Mundial de Qatar 2022 entre nuestro país y su similar de Australia.