ENCUESTA IEP - Dos de cada tres peruanos insisten con nuevas elecciones generales

Pedro Castillo: “Nos quieren poner el cliché de corrupto”

El presidente de la República reiteró su inocencia en los presuntos casos de corrupción que se le imputan y reafirmó estar de acuerdo con “el pueblo”.

El presidente consideró que él no seguiría la agenda de sus críticos. Foto: La re
El presidente consideró que él no seguiría la agenda de sus críticos. Foto: La re
Síguenos en Google News
Política LR

El presidente de la República, Pedro Castillo, participó en la ceremonia de inicio de obras para mejorar el servicio de agua de riego en la región Apurímac, misma provincia en la que se realizan los conflictos de la minera Las Bambas, y emitió una serie de pronunciamientos relacionados a las acusaciones que se han dado durante los últimos días.

El presidente dio a entender que el motivo del descontento que existe hacia él es por su procedencia, ya que es “alguien de pueblo”. “Cuando un compañero, un hermano de campo hoy pisa el palacio, no les gusta, nos discriminan, se burlan de la forma como hablamos, y por eso, (...) hemos venido a cambiar al país”, indicó el mandatario.

“Hoy nos quieren hacer ver, nos quieren poner el cliché de corrupto y quiero que me lo demuestren; en dónde he metido la mano, a quién le he robado”, proclamó el presidente Castillo, para luego invitar a quienes piden “otras cosas” a que demuestren algún robo cometido por su persona.

PUEDES VER: Bruno Pacheco: Poder Judicial ratifica prisión preventiva contra exsecretario de Pedro Castillo

Asimismo, el presidente aseguró tener una “agenda propia” que es “atender las necesidades de este Perú profundo”, y enunció jamás meter las manos para robarle un centavo ni al país ni al pueblo. No obstante, el mandatario obvió comentar sobre el conflicto en Fuerabamba, que se está desarrollando en la misma provincia en la que está.

En sus declaraciones, Castillo también dijo que sus opositores “se buscan personas para que hablen cosas que ni siquiera conocen” y reclamó el hecho de que se metieran “con la familia”.