ELECCIONES 2022 - Por primera vez Minedu no suspenderá clases escolares a nivel nacional
Política

Empresas chinas ganaron contratos por S/ 1.812 millones

En el Gobierno de Castillo. No solo los sobrinos del jefe del Estado están relacionados con las constructoras asiáticas, sino también la misma Karelim López, quien reveló el gran negociado. Algunas de las empresas tienen antecedentes de corrupción.

No habido. Empresario chino Chen Junkun, implicado en caso de corrupción en Puno. Foto: composición/difusión
No habido. Empresario chino Chen Junkun, implicado en caso de corrupción en Puno. Foto: composición/difusión

Karelim López Arredondo ha dicho que los sobrinos del presidente Pedro Castillo están relacionados con la entrega de contratos a un grupo de poderosas constructoras chinas. De acuerdo con la base de datos oficial Proveedores del Estado, las cuatro empresas relacionadas con el presunto favorecimiento de adjudicaciones de obras públicas –cuyos nombres fueron señalados por López en un documento que proporcionó a la fiscalía– obtuvieron durante el Gobierno de Castillo más de 1.812 millones de soles en proyectos. La mayoría en Provías Nacional (PVN), del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), dos entidades que han sido el centro de otros escándalos de corrupción.

La República entrevistó a Roberto Aguilar Quispe, representante de la empresa Ingeniería Integración de Proyectos (INIP), que en consorcio con China Civil Engineering Construction Corporation (CCECC) y China CAMC Engineering Corporation (CCAMEC) logró contratos por 921 millones de soles. Aguilar señaló que las declaraciones de Karelim López son interesadas porque les ganó contratos a otras empresas chinas con las que ella está relacionada.

Según la versión de Aguilar, López buscaría sacarlo del mercado en beneficio de China Gezhouba Group Company y Wihai Construction Group Company, con las que tendría vínculos. Durante el periodo del presidente Castillo, estas compañías consiguieron contratos por 363,2 millones de soles. Una cifra menor en comparación con las otras firmas chinas consorciadas con INIP, de los hermanos Roberto y Alejandro Aguilar Quispe, presuntamente vinculados con los sobrinos del presidente Castillo, y con Zamir Villaverde García, amigo del jefe del Estado.

Versión. Roberto Aguilar reclamó por qué no se investiga a empresas chinas de Karelim López. Foto: Marco Cotrina/La República

Lo cierto es que la revelación de la existencia de una concertación desde el Gobierno de Castillo en beneficio de las constructoras chinas, que hizo Karelim López ante la fiscal de lavado de activos Luz Taquire, ha expuesto un mecanismo de contratos digitados muy similar a lo que hizo la organización criminal denominada ‘Club de la Construcción’.

Las empresas que fueron parte del ‘Club de la Construcción’ pagaban sobornos a funcionarios del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), de Provías Nacional (PVN), de Provías Descentralizado (PVD), y de otras instancias del Estado, para recibir la adjudicación de gigantescas y cuantiosas obras.

Como consecuencia de las investigaciones del Equipo Especial Lava Jato, el ‘Club de la Construcción’ prácticamente dejó de existir, lo que permitió que las compañías chinas comiencen a ganar con más frecuencia los codiciados proyectos de infraestructura vial de PVN y PVD del MTC. Solo en lo que va del Gobierno de Castillo, 6 constructoras chinas han ganado contratos por 2.176 millones de soles.

Para el representante de INIP, Roberto Aguilar Quispe, como resultado de esta competencia entre constructoras chinas, es que Karelim López ha denunciado a sus socios de China Civil Engineering Construction Corporation y China CAMC Engineering Corporation, además de China Railway Tunnel Group y China Railway Nº 10 Engineering Group.

“Karelim López pretende desprestigiar a mi empresa, INIP, y a China Civil Engineering Construction Corporation, porque es su competencia directa. Y quiere desprestigiarme a mí por ser un empresario joven y que le está yendo relativamente bien. La verdad, es bastante sospechoso que no estén investigando a las empresas relacionadas a ella, a las que no menciona para nada”, explicó Roberto Aguilar a La República.

Como la propia Karelim López se lo ha dicho a la fiscal Luz Taquire, la constructora para la que trabajaba, Termirex, ganó mediante prácticas ilegales el contrato del proyecto Puente Tarata III de Provías Nacional por 232,5 millones de soles. Termirex también ganó un contrato por 235 millones de soles de Provías Nacional en sociedad con Weihai Construction Group Company en el 2019. Y en el 2020, la Corporación Imaginación, cuyo dueño, Marco Pasapera Adrianzén, también lo es de Termirex, en sociedad con China Gezhouba Group Company, consiguió un contrato con Provías Nacional por 63,5 millones de soles.

Lo que no se ha dicho es que el representante de Weihai Construction Group Company, Chen Junkun, se encuentra como no habido. La fiscalía de Puno dispuso la detención del gobernador regional, Agustín Luque Chayña, por presunta colusión con Chen Junkun en la contratación para la construcción de un hospital por 329,3 millones de soles.

Según su movimiento migratorio, Chen Junkun ingresó por primera vez al Perú el 30 de agosto del 2018. Y la última vez fue el 7 de enero del 2021. Quiere decir que todavía sigue en el país, y probablemente sigue trabajando en Weihai Construction Group Company.

Según la base de datos, uno de los representantes de Weihai Construction Group Company es Marco Antonio Díaz Costa, un conocido empresario relacionado a varias contrataciones sospechosas.

En el actual Gobierno, Weihai Construction Group Company ha ganado 301,3 millones de soles en contratos.

Mientras tanto, José Mejía Regalado, quien fue acusado de haber pertenecido a la organización del empresario aeronáutico Fernando Zevallos Gonzales, ‘Lunarejo’, tiene registradas varias visitas a entidades del Estado a nombre de China CAMC Engineering Corporation. Esta compañía, durante el Gobierno de Pedro Castillo, logró 116,4 millones de soles en contratos.

China Railway N° 10 Engineering Group Corporation también enfrenta denuncias en Puno, donde Provías Nacional la contrató por 167 millones de soles para la habilitación de una carretera entre Lampa y Azángaro en el 2018.

Pero en el Gobierno de Castillo, volvieron a ganar más contratos.

Según Karelim López, fue el empresario Zamir Villaverde García quien supuestamente ofreció a las empresas chinas la oportunidad de obtener contratos, en particular en Provías Nacional y Provías Descentralizado. Los intermediarios eran los sobrinos del presidente Castillo, Gian Castillo Gómez, Fray Vásquez Castillo, Rubdel Oblitas Paredes y Fany Oblitas Paredes.

Familia. Rubdel (primero de la derecha) y Fany Oblitas. Foto: difusión

De todos los mencionados, registran ingresos en el Ministerio de Transportes y Comunicaciones Rubdel y Fany Oblitas, además de Zamir Villaverde. Este ha rechazado la versión de López.

Sin embargo, la fiscalía especializada en corrupción de funcionarios ya inició la investigación de los contratos chinos, y ha solicitado toda la documentación relacionada con las adjudicaciones a las constructoras chinas.

Recuérdese que cuando salió a la luz el contrato amañado de Provías Nacional a favor de Termirex, la constructora para la que trabaja Karelim López, el MTC desestimó la existencia de irregularidades. Hasta que López terminó aceptando que sí hubo corrupción ante la fiscal Luz Taquire.

Es que el presupuesto de Provías Nacional es apetitoso: 6.175 millones de soles. Y el de Provías Descentralizado llega a 1.849 millones de soles.

Las hipótesis de la fiscalía de corrupción de funcionarios

De acuerdo con fuentes de la fiscalía que investiga los contratos con las empresas chinas, estas usaron como pantalla a la constructora peruana Ingeniería Integración de Proyectos (INIP) para ganar los contratos de Provías Nacional.

A las autoridades les llama la atención que las compañías chinas, que mueven miles de millones de dólares de contratos en el mundo, se consorciaron con INIP que nunca había logrado un solo proyecto con el Estado y que recién se había constituido en el 2019.

Señalaron que necesariamente estas empresas han recibido ayuda de funcionarios influyentes para recibir contratos en solo medio año de gobierno de Pedro Castillo.

El dato

Búsqueda clave. La Contraloría General de la República ha solicitado al MTC la relación de todos los funcionarios que dieron la buena pro a las empresas chinas que, según Karelim López, fueron favorecidas con contratos por intermediación de los sobrinos del presidente Castillo.

Infografía - La República