HOY - Melgar busca hacer historia en la Copa Sudamericana al enfrentar a Deportivo Cali

Rocío Silva Santisteban: “No dudo que Mirtha Vásquez esté cansada, como creo que todos los peruanos”

Entrevista a la excongresista, quien junto con Mirtha Vásquez, en noviembre del 2020, fueron las dos únicas parlamentarias del Frente Amplio que votaron en contra de la vacancia presidencial.

Análisis de la situación. Rocío Silva Santisteban, preocupada por el rol del presidente. Foto: Marco Cotrina/La República
Enrique  Patriau

Rocío Silva Santisteban sostiene en esta entrevista que uno de los problemas en el Gobierno es que el presidente Pedro Castillo no termina de darle su confianza a la jefa del gabinete, Mirtha Vásquez. “Que no escuche esas voces diabólicas que le están susurrando al oído que “la premier es caviar”, sostiene.

Como mujer de izquierda, ¿se encuentra usted contenta con lo que está viendo de este Gobierno?

Por supuesto que no, al contrario. Como mujer de izquierda me siento sumamente intranquila porque lo que va a suceder es que después no van a pasar la factura y van a decir que este fue un gobierno de izquierda errático, confuso, que no se tomaron decisiones, que se avanzaba un paso y luego se retrocedían dos o tres. Es una situación que a mí no me gusta, y creo que muchos peruanos hemos puesto nuestra confianza en el presidente Pedro Castillo por ser un representante popular, pero en estos primeros poco más de cien días no veo que haya un mayor cambio. Hay algunas cosas buenas…

Como el proceso de vacunación.

Así es, el ministro Cevallos lo ha acelerado. De parte del MEF. Pedro Francke ha hecho esta propuesta de reforma tributaria que es difícil que pase, vamos a ver. Y, por supuesto, la gestión de Mirtha Vásquez me parece que es una racional. Ella tiene como horizonte lo normativo, lo jurídico, y es alguien que plantea diálogo. Pero, lamentablemente, no se está dando de la mejor manera.

PUEDES VER: Comisión Multisectorial: Mirtha Vásquez se reunió con familiares y víctimas del 14N

¿No se está dando de mejor manera la relación entre ella y Castillo?

Claro. De parte de Castillo tiene que haber una mayor confianza en la premier. Él la ha elegido, él la ha nombrado y él le tiene que dar fuerza y confianza. Eso implica respaldar sus decisiones y no veo eso. Algunos ministros se empoderan por aquí, por allá, pero Mirtha Vásquez es la directora de la orquesta y si los violines se rebelan, entonces no sale bien. Como ministro no puedes rebelarte a la dirección, lo que tienes que hacer es coordinar con ella y eso no se está haciendo.

¿Castillo no confía en Vásquez, entonces?

Pienso que Castillo es una persona desconfiada con la clase política. Él tiene confianza en sus pares y cercanos, pero no puedes organizar así el Gobierno de un país. Mirtha es cajamarquina, hay un elemento de confianza ahí…

Territorial.

Pero es mujer. Pienso que hay un componente de cierta desconfianza que tiene que ver con las capacidades o incapacidades que se puede pensar que tiene una mujer…

Vásquez juró como presidenta del Consejo de Ministros el último 6 de octubre. Foto: PCM

PUEDES VER: Betssy Chávez sobre continuidad de Mirtha Vásquez en la PCM: “Hay muchas especulaciones”

¿Una desconfianza de género?

Una desconfianza de género.

Usted la conoce, es su amiga. ¿Cree que Vásquez se quedará en el cargo mucho tiempo más?

No dudo que Mirtha Vásquez esté cansada, como creo que todos los peruanos estamos cansados de un rumbo que no tiene rumbo. Y eso, además, ya no es problema de Bellido ni de Barranzuela. El presidente tiene que darle su plena confianza (a Vásquez) y si no, bueno, que la cambie y que ponga a alguien a quien sí pueda dársela, porque de lo contrario no se puede gobernar.

¿Qué piensa de la relación entre Castillo y Perú Libre?

La relación entre el Gobierno y el partido se ha roto totalmente. Por otro lado, me llama la atención —la verdad— una persona como Vladimir Cerrón, que es un huérfano del conflicto armado, porque su padre fue asesinado en esa época. Es alguien que se fue a estudiar a Cuba y volvió a su tierra y apoya a la gente pobre con operaciones. Es decir, es alguien que llegó con todas las ganas de renovar, y de pronto se vio totalmente insertado en lo peor de la política local, lo peor. En fin. ¿Pero por qué pasó eso? ¿Qué sucedió?

PUEDES VER: Vásquez a trabajadores y empresarios: “Hoy más que nunca debemos congregarnos y juntar esfuerzos”

Ahora hay una distancia entre Castillo y Cerrón.

Creo que Castillo sabe perfectamente que todos los presidentes anteriores a él tienen denuncias y pueden terminar en la cárcel, y eso él no lo quiere. Entonces, ¿en quién confía? ¿En alguien que ha tenido esa conducta política completamente equívoca o en la gente que conoce desde hace años? Ahora, ¿esa gente está preparada para gobernar? No. ¿Cerrón? Tampoco. Esto no debería ser un tema de narcisismos de la izquierda, es un tema de sacar al país adelante. No se trata de poner a mi gente. ¿Uno es presidente para darles chamba a tus amigos? Pésimo, ¿no? Por eso, cuando nombraron a Mirtha me dio esperanza porque sabe lo que es la política y tiene serenidad e inteligencia…

Castillo asumió la presidencia de la República el último 28 de julio. Foto: Presidencia de la República.

¿Pero?

Pero no se le da el debido respaldo público. Y el ministro de Energía y Minas puede mandar una carta faltosa, o el otro puede lanzar palabras que aumentan la tensión. ¿Por qué? ¿Por qué soy el macho de la especie?

La oposición es todo un tema, también. Se empezó a hablar de vacancia desde el día siguiente de que Castillo asumió. Así, es difícil.

Por cierto. La oposición de la derecha y de la ultraderecha es algo de temer. Mi peor pesadilla es que este Gobierno no termine y suba una ultraderecha tipo gobierno de Manuel Merino, más o menos, y que se pueda retroceder en reformas y perseguir a la gente. Para evitar eso hay que democratizar a la democracia. El presidente debe dialogar más. Él habla con gremios, pero también con quienes tienen posiciones opuestas a las nuestras.

PUEDES VER: Manuel Merino: a un año de su renuncia a la presidencia tras asesinatos en marchas

¿Le preocupa que un mal Gobierno de Castillo aleje a la izquierda de cualquier opción en el futuro?

Es una preocupación central. Por eso lo dijimos desde el inicio: estamos para apoyar en lo que sea necesario. Ahora, apoyar no es un cheque en blanco. Es tener una posición crítica. En estos momentos el presidente tiene que respaldar a la premier, que no escuche esas voces diabólicas que le están susurrando al oído que “la premier es caviar”. Porque, en verdad, Mirtha Vásquez es lo menos caviar del mundo. Es una mujer profesional cajamarquina y ha sido considerada antiminera por sectores empresariales por defender a las personas que han estado criminalizadas en las protestas sociales. No tiene ningún sentido. Caviar es un significante vacío. No tiene ningún significado esa palabra, ya.