Comisión de Constitución respalda creación del grupo que investiga elecciones

Con votos de Fuerza Popular, Avanza País, Acción Popular y Alianza para el Progreso se desestimó cambiar el voto de José Arriola, hecho que hubiera provocado la no procedencia de la comisión liderada por Jorge Montoya.

Sesión de la Comisión de Constitución de este martes 28 de setiembre. Foto: captura del Congreso
Sesión de la Comisión de Constitución de este martes 28 de setiembre. Foto: captura del Congreso
Daniela Mercado

La Comisión de Constitución del Congreso de la República aprobó este martes 28 de septiembre la opinión consultiva que encargó su presidenta, Patricia Juárez de Fuerza Popular, tras evaluar la cuestión de orden que planteó Ruth Luque, portavoz de Juntos por el Perú, sobre el caso que habría provocado la ilegalidad de la creación del grupo que investigará las Elecciones Generales 2021.

Con 9 votos a favor de representantes de las bancadas Fuerza Popular, Avanza País, Acción Popular y Alianza para el Progreso; y 7 en contra, de Perú Libre, Juntos por el Perú y Somos Perú-Partido Morado, se respaldó por mayoría la propuesta solicitada el pasado 9 de setiembre.

Como lo adelantó La República, el documento puesto a votación, desestimaba el recurso planteado por Luque para que se explique el caso del parlamentario José Arriola, de Acción Popular, así como también el pedido de cambio del sentido del voto de este último.

La controversia se remonta a la sesión plenaria del 19 de agosto, cuando el acciopopulista respaldó la creación de la comisión que investigaba los últimos comicios. Sin embargo, casi una hora después de haberse cerrado la votación, solicitó a la Oficialía Mayor que se modifique el sentido de su voto.

A pesar de su insistencia, a la que se sumó la legisladora Ruth Luque, el oficial mayor, Hugo Rovira, mencionó que este ya no podía modificarse. Es en el pleno del 9 de setiembre que Luque, después de que se haya elegido a los integrantes del grupo de trabajo investigador, planteó una cuestión de orden para que se explique primero el caso de Arriola. En ese momento, el segundo vicepresidente Enrique Wong anunció que el mecanismo se revisará en la Comisión de Constitución.

Determinan que voto no puede cambiarse tras cerrarse el tema

En la sesión de la Comisión de Constitución se debatió la opinión consultiva que concluía que no es viable considerar una cuestión de orden luego de que se haya cerrado el tema en cuestión, en este caso, Luque lo hizo semanas después.

Además, también determinaba sobre el tema de fondo. Se estableció que el cambio de sentido de un voto debe hacerse durante el periodo en que este se solicita en el Pleno hasta que se cierra. No después.

Sobre este último punto, y a pesar de existir diferentes antecedentes sobre la materia, el abogado en derecho parlamentario César Delgado Guembes comenta que esta indicación es la que debe primar en el Congreso, debido a que el voto es un mecanismo primordial en el ejercicio legislativo.

En el encuentro virtual de los integrantes de la Comisión de Constitución estuvo presente Ruth Luque, para explicar el recurso que había presentado. En su intervención reiteró que la opinión consultiva no logra precisar en qué supuestos rige la discrecionalidad del presidente del Congreso para tramitar una rectificación del voto electrónico.

Por su parte, el legislador Edgar Reymundo, de Juntos por el Perú, mencionó más allá de las equivocaciones que puede haber, se debe priorizar el derecho de un congresista sobre el sentido real de su voto.

Jorge Montoya

De esta manera, se confirma la legalidad de la creación de la comisión que investigará las elecciones, que se instaló el lunes último sin esperar la decisión de Constitución, a pesar de los cuestionamientos de que su objetivo principal sea insistir en el argumento del fraude electoral, el que fue rechazado por organismos internacionales como la OEA. El presidente de esta agrupación es Jorge Montoya, uno de los que viajó a Washington D. C. para solicitar una auditoria a los comicios, y es integrada por legisladoras que anteriormente han levantado ese mismo argumento en contra de la institucionalidad sin tener pruebas concretas.