Congreso: no pasó intento de evitar las elecciones primarias en el 2022

Maniobras. Sin embargo, congresistas aprobaron extensión del plazo que impedía hacer cambios en leyes electorales.

Postura. Patricia Juárez, del fujimorismo, defendió proyecto. Foto: Congreso
Postura. Patricia Juárez, del fujimorismo, defendió proyecto. Foto: Congreso
Política LR

Con 45 votos a favor, 71 en contra y 2 abstenciones, el pleno del Congreso de la República rechazó la propuesta de ley en mayoría que establecía modificaciones aplicables a las elecciones regionales y municipales del 2022, teniendo como motivación la pandemia de la COVID-19. El principal cambio, por ahora trunco, estaba referido a las elecciones primarias.

Patricia Juárez, presidenta de la Comisión de Constitución, argumentaba que se obligaría a que 25 millones de personas salgan a emitir su voto para elegir a los candidatos de los partidos políticos, lo cual –según ella– pondría en riesgo la salud de los votantes. “Existen en este momento 9 partidos y 160 movimientos regionales que se van a mover a nivel regional, provincial y distrital, y se puede obviar para que no se den tres momentos en que toda la población tenga que movilizarse”, alegó. La congresista fujimorista no sustentó científicamente ni tomó en cuenta que las elecciones del 2021 no generaron contagios.

Durante el debate, el congresista Elvis Vergara Mendoza (AP) se pronunció en contra de la propuesta y sostuvo que hay quienes intentar flexibilizar la norma para acomodarse y atentar contra la institucionalidad y el fortalecimiento de los partidos. “Deberían entender que el país necesita de partidos sólidos y eso no se logra si flexibilizamos la norma para calzar a nuestro antojo. Hay partidos con dueño y otros democráticos. Nosotros defendemos la institucionalidad de los partidos”, afirmó.

En la misma línea se pronunció el parlamentario Víctor Cutipa Ccama (Perú Libre). Él precisó que el pueblo no cree que se suspendan las elecciones primarias por la COVID-19.

Al final, lo que sí se aprobó es la posibilidad de cambiar las leyes electorales, al extender el plazo para ello.