Dictan prisión efectiva para siete personas por compra de 39 aviones por orden de Alberto Fujimori

Corrupción. Exmandatario Alberto Fujimori pagó US$ 536 millones por aeronaves de guerra, de los cuales US$ 320 millones fueron pagos de sobornos. El cerebro de las adquisiciones fue Vladimiro Montesinos.

Probada corrupción. Alberto Fujimori y el entonces comandante general de la FAP presentan un ejemplar del MiG-29 de segunda mano comprado a Bielorrusia. Foto: La República
Probada corrupción. Alberto Fujimori y el entonces comandante general de la FAP presentan un ejemplar del MiG-29 de segunda mano comprado a Bielorrusia. Foto: La República
Ángel Páez

Ex altos funcionarios del Ministerio de Economía y Finanzas y del Banco de la Nación que trabajaron durante el Gobierno de Alberto Fujimori (1990-2000) fueron condenados a prisión efectiva por permitir la compra de 39 aviones de combate por una suma que supera los 536 millones de dólares.

Después de más de cinco horas de lectura de la sentencia, alrededor de las 9.00 p. m. del lunes, la Cuarta Sala Penal Liquidadora de la Corte Superior de Justicia de Lima condenó a cuatro años de cárcel efectiva por el delito de colusión desleal al ex director general del Tesoro Público, y actual asesor del viceministerio de Hacienda del MEF, Marcelino Cárdenas Torres; al ex director general de Presupuesto Público, Reynaldo Bringas Delgados; y el ex gerente general del Banco de la Nación, José Miguel del Priego Palomino.

El fiscal superior anticorrupción Juan Manuel Fernández acusó a los tres ex funcionarios gubernamentales de haber contribuido en el esquema de corrupción, facilitando los pagos a las empresas implicadas. La bielorrusa Beltechexport vendió 18 unidades de MiG-29 y y 18 de Sukhoi-25, y la rusa Rosvoorouzhenie, 3 ejemplares de MiG-29-SE, en lo que representa uno de los casos más cuantiosos de corrupción del régimen de Alberto Fujimori.

Fiscal superior anticorrupción Juan Manuel Fernández. Foto: La República

El gestor de las compras corruptas fue Vladimiro Montesinos, quien en 2007 se acogió a la terminación anticipada, aceptando que recibió sobornos por US$ 29 millones, por lo que fue condenado a seis años de cárcel.

El ex comandante general de la FAP, y cómplice de Montesinos, el teniente general Elesván Bello Vásquez, también se acogió a la terminación anticipada por la compra de los 3 MiG-29-SE, en 1998.

Los otros condenados a cuatro años de prisión por el mismo delito son el operador de Montesinos, Juan Valencia Rosas, y Óscar Benavides Morales y Guillermo Burga Ortíz, ambos relacionados con el grupo de empresarios que se coludió con el ex asesor presidencial de Alberto Fujimori para organizar la adquisición de los aviones de combate que no cumplían con las exigencias técnicas de la Fuerza Aérea del Perú: eran de segunda mano –en el caso de las aeronaves de Bielorrusia-, no se encontraban en buenas condiciones y tenían sobreprecio.

Óscar Benavides es hermano del prófugo Enrique Benavides Morales, y Burga trabajaba para Claus Corpancho Kleinicke, recientemente fallecido.

La Cuarta Sala Penal Liquidadora, presidida por el magistrado Bonifacio Meneses González, e integrada por los magistrados César Vásquez Arana y Liliana Hayakawa Riojas, también condenó a tres años de prisión efectiva a Eloísa de la Fuente Suárez.

De La Fuente manejó las cuentas del grupo –Enrique y Óscar Benavides, Corpancho y Burga, y Moshe Rothschild Chassin, quien se encuentra prófugo-, y según indicaciones de este, disponía el pago de los sobornos a los implicados, entre ellos oficiales de la FAP y otros funcionarios públicos.

La forma en que actuaron los implicados correspondía al delito de crimen organizado, pero en la época en que se cometieron los hechos (entre 1996 y 1998), no existía la tipificación de dicho delito. Eso explica la cantidad de años de prisión. Pero lo cierto es que no quedaron impunes.

“La sentencia es trascendental porque se trata de un caso de corrupción de mayor impacto cometido por la mafia de Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos. Y no solo por la cantidad de dinero involucrado sino también por el contexto histórico. Las compras se hicieron frente a una amenaza real del reinicio de un conflicto con Ecuador. ¿Qué hubiera pasado en el hipotético caso del reinicio de las hostilidades? Ese armamento no estaba en condiciones para combatir, los aviones no habían sido comprados para los desfiles militares de Fiestas Patrias, los aviones se necesitaban para combatir. Este es el daño de mayor magnitud”, explicó el fiscal superior Juan Manuel Fernández, quien investigó y denunció a los responsables.

El caso lo destapó la Unidad de Investigación de La República en 1996, incluso antes de la firma de los contratos.

¿Qué hicieron los funcionarios del MEF y del BN?

Reynaldo Bringas Delgado y Marcelino Cárdenas desde el MEF contribuyeron en la disponibilidad de los fondos públicos para la compra de las aeronaves de guerra, sin interponer ningún tipo de objeción, no obstante las notorias anomalías del procedimiento.

Respecto a José Miguel de Priego Palomino, con la finalidad de agilizar los pagos a la mafia de las armas, como gerente general del Banco de la Nación, abrió cuentas cifradas en el Banco Exterior de Panamá (BEX) para facilitar los desembolsos, sin contar con autorización para hacerlo.

Condenados

Exgerente general del Banco de la Nación, José Miguel de Priego Palomino. Foto: La República

Exdirector general de Presupusto Público, Reynaldo Bringas Delgado. Foto: La República

Eloísa de la Fuente Suárez, operadora bancaria de los vendedores de armas. Foto: La República

Juan Valencia Rosas, operador de Montesinos. Foto: La República

Óscar Benavides Morales, vendedor de los aviones. Foto: La República

Guillermo Burga Ortíz, vendedor de los aviones. Foto: La República

Exdirector de Tesoro Público, Marcelino Cárdenas Torres. Foto: La República

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.