Iber Maraví: ¿qué dicen los atestados policiales por los que puso a disposición su cargo?

El funcionario puso a disposición su cargo como titular en la cartera de Trabajo tras reunión con el primer ministro, Guido Bellido, luego de la publicación de atestados policiales que lo relacionan con presuntos delitos terroristas.

Atestados policiales de 1980 y 2004 involucran a Maraví con presuntos actos terroristas. Su nombre aparece junto a la senderista Edith Lagos. Foto: PCM
Atestados policiales de 1980 y 2004 involucran a Maraví con presuntos actos terroristas. Su nombre aparece junto a la senderista Edith Lagos. Foto: PCM
Política LR

El presidente del Consejo de Ministros, Guido Bellido, detalló que sugirió a Iber Maraví su renuncia a la cartera de Trabajo. Tras ello, el funcionario emitió un comunicado en el que puso a disposición su cargo en medio de una crisis generada por la publicación de atestados policiales que lo involucran con presuntas acciones terroristas en los años 80 y 2004.

El domingo 29 de agosto, el programa Panorama reveló un informe policial en el que se acusó al saliente ministro de haber participado en una acción terrorista que buscaba incendiar una planta de agua potable en Ayacucho en 1981. En dicho hecho también estuvo la integrante de Sendero Luminoso Edith Lagos.

Días atrás, Maraví marcó distancia de posiciones extremistas, pero aceptó haberla conocido debido a que se trataba de una persona de su “generación” y porque ella estudiaba en una institución educativa pública en la mencionada región.

Los documentos oficiales también recogieron datos sobre otro hecho en el que aparecía el nombre del exfuncionario. Según la información, Lagos, él y otros personajes que responden a los nombres de Berlinda Mendoza y Víctor Washington Olarte colocaron dinamita en la puerta principal de la Dirección de Regional de Educación de Ayacucho.

Previo al ataque se habría realizado una reunión en la casa del exministro, donde se explicó sobre cómo manipular el material explosivo. Asimismo, la documentación relató otro hecho violento que sucedió en 1982, cuando se apedreó un hotel de turistas en el mencionado departamento.

Por último, informes del año del 2004 afirmaron que Maraví era acusado por el delito de terrorismo bajo la modalidad de instigación, cuando era parte del grupo de dirigente del Sindicato Unitario de Trabajadores en la Educación (Sutep) en tierras ayacuchanas.