Junta Nacional de Justicia investigará a Sandra Castro y Rocío Sánchez

César Romero

El dato. La Junta Nacional de Justicia, que preside Inés Tello, investigará la reunión con Martín Vizcarra y el motivo del distanciamiento de las fiscales Sandra Castro y Rocío Sánchez. Foto: composición LR / Félix Contreras
El dato. La Junta Nacional de Justicia, que preside Inés Tello, investigará la reunión con Martín Vizcarra y el motivo del distanciamiento de las fiscales Sandra Castro y Rocío Sánchez. Foto: composición LR / Félix Contreras

De oficio. La Fiscalía de la Nación oficializó la salida de Sandra Castro y Rocío Sánchez. Ambas fiscales fueron reubicadas en fiscalías del Callao y Ventanilla. Se buscan nuevos fiscales especiales.

El Pleno de la Junta Nacional de Justicia acordó iniciar un proceso disciplinario inmediato contra las fiscales Rocío Sánchez Saavedra y Sandra Castro Castillo por la reunión que sostuvieron el año 2018 con el entonces presidente Martín Vizcarra.

La presidenta de la JNJ, Inés Tello de Ñecco, informó que tomaron esa decisión, pues ambas fiscales habían incurrido en una actuación impropia que “podría configurar la admisión de una interferencia del poder político en un organismo autónomo como es el Ministerio Público”.

De esta forma, la Junta asume competencia disciplinaria en este caso, al amparo del artículo 44 de la Ley 30916, Ley Orgánica de la JNJ. Esta es una normatividad que no tenía el desactivado Consejo Nacional de la Magistratura y que se introdujo gracias a la revolución que generó el trabajo de las fiscales Sánchez y Castro, al descubrir la red “Los Cuellos Blancos del Puerto”.

Antiguamente, la Junta habría tenido que esperar que la Fiscalía de Control Interno realice una investigación y, solo en caso de encontrar una grave responsabilidad, recién poder intervenir, lo que podía demorar años.

Ahora, la JNJ investiga directamente y puede imponer una sanción que va desde un llamado de atención, la suspensión temporal hasta la destitución, en el ejercicio de la magistratura.

Previamente, la Fiscalía Suprema de Control Interno había decidido iniciar dos investigaciones: una a cargo de la Fiscalía de Control Interno de Lima, por los continuos enfrentamientos entre ambas fiscales provinciales; y otra en el Callao, por la reunión con Martín Vizcarra.

Pero con la nueva normatividad legal vigente, todas las indagaciones ya corresponden a la Junta, a la que Control Interno le deberá remitir toda la información que habría podido reunir hasta el momento.

Se busca

En tanto, la fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, inició una célere búsqueda de dos fiscales provinciales a nivel nacional que reemplacen a Rocío Sánchez y Sandra Castro en el Equipo Especial Cuellos Blancos del Puerto”.

Estos fiscales deberán tener experiencia en investigaciones de casos de corrupción compleja, tener una línea de trabajo intachable y sin contacto con algunos de los magistrados involucrados en el caso Cuellos Blancos del Puerto. Hay muchos fiscales que cumplen los dos primeros requisitos, pero es más difícil el tercer punto.

La búsqueda se complicó un poco porque el fiscal supremo coordinador del mencionado equipo especial, Pablo Sánchez, también pidió la salida de la tercera integrante de este grupo, la fiscal Roxana Jáuregui. Eso supone encontrar tres reemplazos.

Por ahora, la búsqueda se centró en los dos que son más urgentes, a fin de que asuman todos los expedientes en manos de Sánchez y Castro.

La Fiscalía busca los reemplazos para la fiscales Sandra Castro y Rocío Sánchez, tras retirarlas del caso los Cuellos Blancos del Puerto. Foto: composición/La República

Por lo pronto, en una edición especial del diario El Peruano, ayer en la tarde se oficializó la salida de las fiscales Rocío Sánchez y Sandra Castro del Equipo Especial Cuellos Blancos del Puerto y, adicionalmente, de las fiscalías especializadas de Crimen Organizado del Callao.

En la misma resolución se establece rotar a la fiscal Rocío Sánchez a la Quinta Fiscalía Provincial Corporativa del Callao y a la fiscal Sandra Castro, como fiscal adjunta en la Segunda Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Santa Rosa, en Ventanilla, del distrito de Lima noroeste.

Los tres despachos de las fiscalías de crimen organizado del Callao quedan hasta la designación de los reemplazos, a cargo de la fiscal Roxana Jáuregui, en adición a su despacho en el Equipo Especial Cuellos Blancos del Puerto.

Los fiscales que se nombre en las fiscalías del Crimen Organizado del Callao serán distintos a los del Equipo Especial Cuellos Blancos del Puerto, lo que crea un problema adicional de presupuesto. Los equipos especiales no tienen su presupuesto propio, por eso las fiscales seguían perteneciendo al Callao.

Perjuicio

La salida de Rocío Sánchez y Sandra Castro crea un “bache” en las investigaciones, pero no las perjudicarán demasiado. Debe tenerse en cuenta que el Equipo Especial Cuellos Blancos del Puerto actúa en tres niveles.

Las fiscalías provinciales son el primer nivel. El segundo nivel está a cargo del fiscal Víctor Tullume, quien no ha tenido problemas desde su nombramiento en julio del 2019.

Lo mismo pasa con las investigaciones en el despacho de la fiscal de la Nación, en el despacho del fiscal supremo y coordinador Pablo Sánchez y en el despacho del fiscal supremo Jesús Fernández Alarcón.

Sí va a ser complicado con los acuerdos de colaboración eficaz y testigos protegidos que venían trabajando con la fiscal Rocío Sánchez. Quien asuma su despacho va a querer y necesitará revisar todo, antes de llevarlo a una convalidación ante el Poder Judicial.

Va a depender mucho del tipo e importancia de la información que hayan podido entregar a la fiscalía, para que el nuevo fiscal les crea y presente los acuerdos al Poder Judicial. Ayudará mucho si la información entregada fue útil para los otros dos niveles.

Por ejemplo, el fiscal supremo y coordinador del equipo especial, Pablo Sánchez, ha dicho que la doctora Rocío Sánchez estaba por cerrar un acuerdo de colaboración eficaz con el empresario Antonio Camayo.

Si la información entregada por Camayo es útil para los casos que ve el doctor Sánchez u otro fiscal, estos se interesarán en que el nuevo fiscal continué con el acuerdo de colaboración eficaz, sin poner muchos reparos.

Lo peor que puede pasar es que todos los acuerdos de colaboración eficaz y testimonios de testigos protegidos sean dejados de lado. Pero este punto es poco probable si la información entregada es suficientemente valiosa. Es de suponer que los investigados tratarán de aprovechar este momento de confusión. Es obligación de cualquier fiscal impedirlo.

Extradición. César Hinostroza aprovechará la crisis. Foto: difusión

Es importante ver a quién se designa en las fiscalías

El fiscal supremo y coordinador del Equipo Especial Cuellos Blancos del Puerto, Pablo Sánchez, señaló que será importante ver a quién se designa para reemplazar a las fiscales Rocío Sánchez y Sandra Castro.

Pablo Sánchez indicó que eso será importante para que no se afecten las investigaciones. Debe ser un fiscal que rápidamente se adecúe al trabajo en equipo y que tome conocimiento del caso en sí y todas sus variables.

El fiscal supremo coordinador respaldó la decisión de la fiscal de la Nación de remover a las fiscales Rocío Sánchez y Sandra Castro del equipo especial tras conocerse su reunión con el presidente Martín Vizcarra, el año 2018.

Sánchez enfatizó que él nunca tuvo conocimiento de esa reunión y que, de haber sido consultado, la habría desautorizado. Sánchez era el fiscal de la Nación cuando se difundieron los primeros audios de la corrupción.

En breve

Nuevos fiscales. La fiscal de la Nación anunciará en las próximas horas la identidad de los nuevos fiscales que integrarán el Equipo Especial Cuellos Blancos del Puerto y continuarán con las investigaciones de manera coordinada en los tres niveles de este grupo especial.

Cronología

Diciembre del 2017 - julio del 2018. En marco del caso Las Castañuelas de Rich Port, el juez Roque Huamancóndor autorizó a la fiscal del Callao Rocío Sánchez la interceptación telefónica de abogados y civiles que integrarían la red “Los Cuellos Blancos del Puerto”. Sandra Castro interviene como fiscal de escucha, recolección y enlace con la Policía.

Sede de la Corte Superior de Justicia. Foto: difusión

Agosto del 2018. Rocío Sánchez y Sandra Castro son trasladadas a una oficina en Lima para que continúen investigaciones. La fiscal Sandra Castro remite al fiscal supremo Pablo Sánchez un informe en el que involucra a jueces y fiscales supremos con “Los Cuellos Blancos del Puerto”. Castro regresa a su fiscalía de crimen organizado en el Callao.

Pedro Chávarry Vallejos, exfiscal de la Nación. Foto: difusión

Julio del 2019. La fiscal de la Nación crea el equipo especial Cuellos Blancos con tres niveles: provincial (Rocío Sánchez), superior (Víctor Tullume) y supremo (Jesús Fernández). Sandra Castro forma parte del equipo, pero manteniendo sus trabajos en el Callao.

Zoraida Avalos, quien creo el equipo especial Cuellos Blancos. Foto: difusión

Setiembre del 2020. La Fiscalía de la Nación refuerza el equipo especial a nivel provincial: Rocío Sánchez, Roxana Jáuregui y Sandra Castro (coordinadora). El fiscal Pablo Sánchez ingresa como coordinador general.

Fiscal Pablo Sánchez. Foto: difusión

Febrero del 2021. Sandra Castro y Rocío Sánchez revelan la reunión con Martín Vizcarra, aunque no coinciden en la fecha en que se dio la reunión. FN las aparta del caso.

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.