Minem dilata cumplir sentencia de la Corte Suprema y perjudica a hogares

César Romero

cesar.romero@glr.pe CesarRomeroC

27 Oct 2020 | 4:52 h
Club de la electricidad. Kallpa, Engie y Enel son los únicos que se benefician con la demora del Minem, señalan los especialistas y grupos de usuarios. Foto: Andina

Ganancias. Los hogares peruanos pagan un millón de soles al día para subvencionar la energía que usan las grandes empresas. Las familias pagan 18,4 dólares y las grandes empresas de 6 a 9 dólares, por KWS, por la energía que les llega en el mismo cable.

A casi dos meses de que la Corte Suprema resolviera y notificara la anulación del Decreto Supremo 043-2017, por generar una distorsión en los costos de electricidad que perjudica a los hogares peruanos, el Gobierno sigue sin dar solución al problema.

Esta demora genera un perjuicio de un millón de soles cada día a los 7,5 millones de usuarios de los hogares peruanos que pagan hasta el doble por la misma corriente eléctrica que se suministra a las grandes empresas nacionales, como mineras, bancos y centros comerciales.

7.5 millones de usuarios de hogares peruanos se ven perjudicados con el incumplimiento de la sentencia de la Corte Suprema por parte del Minem. Foto: Andina

Además, pérdidas por 500 millones de soles al Fondo Consolidado de Reservas Previsionales (FCR), lo que afecta a más de 600.000 jubilados, según estimaciones de Raúl Canelo, abogado de la Federación de Jubilados y Fonavistas del Perú.

Lejos de cumplir con la sentencia de acción popular de la Corte Suprema, el Ministerio de Energía y Minas presentó un pedido de aclaración a la Sala Constitucional y Social de la Corte Suprema, sobre una resolución inapelable que tiene calidad de cosa juzgada.

Al no obtener resultados, ahora el Minem plantea una acción de amparo contra la acción popular, con el único fin de seguir dilatando el cumplimiento de la sentencia de la Corte Suprema.

Club de la Electricidad

Eso, de acuerdo con fuentes del sector eléctrico, permite que se mantenga la distorsión en beneficio exclusivo de tres empresas generadoras eléctricas: Kallpa, Engie y Enel Generación. Son las mismas empresas que generan la distorsión.

Enel Generación, Kallpa y Engie forman parte del "Club de la Electricidad".

El precio de la energía eléctrica a los usuarios regulados, es decir a los hogares peruanos, se define en el Comité de Operación Económica del Sistema (COES) a partir de los gastos que genere prender la última máquina, a la generadora más económica.

La que gaste menos, vende primero y así sucesivamente. Pero, desde el 2015, a pesar de que el valor del gas natural que utilizan es de 30 dólares, las generadoras Kallpa, Engie y Enel declaran un costo del gas cercano a cero, que no sustentan y que solo sirve para fijar el precio.

Esto genera una energía en apariencia barata, pero que solo favorece a las tres generadoras antes mencionadas y a un grupo de 1.200 grandes empresas, en cambio, los hogares no solo pagan su consumo, sino que subsidian los bajos precios.

Así, mientras para los hogares peruanos la energía tiene un costo de 18,4 dólares, un banco o un gran centro comercial puede adquirir la misma energía por la mitad de ese precio. La República ha podido revisar algunos de los contratos de venta de energía eléctrica de las grandes empresas.

De nuestra lista, el que más paga es el centro comercial Larcomar, con un valor de 9,1 dólares; y el que menos gasta es el banco BBVA, con 6,7 dólares. En tanto, cualquier ciudadano que tenga un negocio o una vivienda, a su costado o en la acera del frente, pagará los 18,4 dólares.

El centro comercial Larcomar es el que más paga por energía. Foto: MOTT.

Además, el usuario hogar debe pagar un mayor subsidio a las empresas que producen energía renovable: luz solar y eólica, que están vendiendo por debajo de sus costos de producción. También pierde Electroperú, que utiliza diesel y si tiene obligación de declarar y sustentar sus costos reales.

Derecho de igualdad para todos

La Corte Suprema estableció que todos, ciudadanos y empresas, paguen el mismo costo de electricidad que les llega a través de los mismos cables.

En lo inmediato, esto disminuirá el subsidio que los usuarios deben pagar a las energías renovables y con ello un ahorro directo a todos los hogares peruanos.

Los contratos de venta de energía eléctrica a los hogares peruanos tienen una duración de 10 años, por lo que cualquier modificación en los precios se verá del 2025 al 2027. Hasta entonces, los valores de los recibos eléctricos no disminuirán ni aumentarán. Solo disminuirá el subsidio.

Cliente regulado (Hogares) vs. libre (empresas)

Cliente regulado (Hogares) vs. libre (empresas)

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.