El voto preferencial en la controversia de la reforma de paridad de género

David Pereda

david.pereda@glr.pe dperedaz

25 Jun 2020 | 14:20 h
El voto preferencial es un tema que se viene cuestionando en las últimas elecciones. Foto: La República.
El voto preferencial es un tema que se viene cuestionando en las últimas elecciones. Foto: La República.

La reforma para eliminar este tipo de sufragio enfrenta a las comisiones de Constitución y Mujer del Congreso. El pleno debate para definir: o lo deja como está o avanza en la reforma política.

La eliminación del voto preferencial de nuestro sistema electoral volvió a escalar en las controversias la semana pasada cuando dos comisiones del Congreso discreparon en sus dictámenes. El grupo de Constitución rechazó eliminar este tipo de sufragio y la Comisión de Mujer sí aprobó retirarlo. El pleno del Parlamento debate para definir. Si se decide por la eliminación, daría otro paso de la reforma política que impulsa el Gobierno.

Retirar el voto preferencial de nuestro sistema electoral es parte de la propuesta de reforma política que impulsa el Ejecutivo desde el año pasado. De ese modo, se busca poner fin a diferentes perjuicios de este tipo de sufragio que afectan la política en el país.

PUEDES VER Bancadas presentan moción para interpelar a Vicente Zeballos y a 6 ministros

Hasta ahora, los partidos pueden designar a sus candidatos al Congreso con una elección interna a cargo de delegados. Así, pequeñas cúpulas partidarias pueden definir el repertorio de candidatos que tenemos como nuestras opciones para el Parlamento.

Para que los ciudadanos tengan más poder en la definición de quiénes llegan al Legislativo, se implementó el voto preferencial. De este modo, cada votante puede favorecer a uno o dos candidatos de una misma lista al marcar sus números distintivos.

En nuestro país, se usó por primera vez en las elecciones a la Asamblea Constituyente de 1978, en que la mayor cantidad de votos preferenciales favorecieron a Víctor Raúl Haya de la Torre. Volvió a aplicarse en 1984 y se quedó en nuestro sistema hasta hoy.

PUEDES VER Los exlegisladores que regresan al Congreso, esta vez de asesores

En todo este tiempo, ha mostrado diversos perjuicios. Por un lado, genera fratricidio político, porque los candidatos de una misma lista compiten entre sí. Además, confunde los mensajes del partido o alianza, porque cada postulante busca diferenciarse: así, en una misma lista pueda haber un candidato con determinada postura y otro en contra.

A esto se suma la dificultad para el control de los recursos de campaña: cada candidato gestiona los suyos e informa a voluntad, aunque el partido asumiría la responsabilidad.

En su paquete de reformas política del año pasado, el Gobierno planteó la eliminación del voto preferencial. De este modo, siguió la recomendación de la Comisión de Alto Nivel para la Reforma Política que formó, integrada por reputados especialistas con el sociólogo y politólogo Fernando Tuesta, exjefe de la ONPE y docente, a la cabeza.

Sin embargo, el Congreso anterior mantuvo el voto preferencial para los comicios del 2021. En este nuevo Parlamento, diversas bancadas se comprometieron a eliminarlo.

La semana pasada, en la Comisión de Constitución no se aprobó una propuesta que incluía la eliminación del voto preferencial. Era un planteamiento sobre paridad y alternancia de género, que busca favorecer la representación de la mujer, pero incorporaba el retiro del sufragio preferencial para asegurar el beneficio a las mujeres.

PUEDES VER Ministra Alva sobre moción de interpelación: “Vamos a responder con honestidad y claridad”

En ese grupo, algunos aducían que, sin voto preferencial, las cúpulas partidarias vuelven a tener la sartén por el mango. Esto porque la propuesta de reforma política del Gobierno incluye que haya elecciones primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO). En estas, los ciudadanos votarían un día para definir los integrantes y orden de las listas de candidatos de los partidos. Por tanto, no pierden su capacidad de influir.

Sin embargo, el Congreso aprobó suspender las PASO hasta el 2022 por la pandemia.

En la Comisión de Mujer, en cambio sí se aprobó eliminar el voto preferencial. En este grupo, se privilegió la idea de que, si se mantiene sufragio preferencial, la paridad y alternancia de género perdería efecto: en los hechos, puede seguir la elección desproporcional de hombres y la relegación de la representación política de las mujeres.

El Pleno se alista a decidir si mantiene el statu quo o se define por un cambio efectivo.

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacas de los temas que marcan la agenda nacional.