Gonzalo Ortiz de Zevallos: los casos que validarían la anulación de su nombramiento en el TC

Jalbi Romero Mayuri

@larepublica_pe

17 Feb 2020 | 19:47 h
La Republica
Gonzalo Ortiz de Zevallos. Su suerte como miembro del Tribunal Constitucional, depende a la fecha de la decisión de los nuevos congresistas.

Dos antecedentes permitirían al Congreso declarar la nulidad de la elección del primo de Pedro Olaechea como magistrado del Tribunal Constitucional.

Gonzalo Ortiz de Zevallos, el primo de Pedro Olaechea —aún titular de la Comisión Permanente del Congreso disuelto —, podría no llegar a formar parte del Tribunal Constitucional (TC), a la luz de dos antecedentes que le permitirían al Legislativo anular su elección como magistrado.

Ortiz de Zevallos, cuyo nombramiento en el TC fue polémico y se entronca con la cadena de acontecimientos que desembocó en la disolución, no es ni ha sido el único magistrado electo en una situación así. Ya antes el Congreso dio vuelta a sus decisiones.

PUEDES VER ¿Qué pasará con Gonzalo Ortiz de Zevallos en el Congreso?

Existen dos antecedentes parlamentarios", asegura el constitucionalista Luciano López a La República. Por ello, asevera: “Quienes digan que eso no es posible, no es correcto".

El caso Ríos Castillo

“El primero fue el caso de Javier Ríos Castillo. A este señor lo nombraron en el Congreso aprista y el tipo se fue a festejar y le tomaron una foto en un privado con Óscar López Meneses y Agustín Mantilla. Se armó tremendo escándalo y el asunto terminó en que se tuvo que anular su nombramiento en la Mesa Directiva de Mercedes Cabanillas”, recordó López.

Javier Ríos Castillo fue elegido magistrado del TC, pero una reunión con Agustín Mantuilla y Óscar López Meneses le costó el puesto. Foto: La República.

En efecto, el primer precedente que validaría la anulación de la elección de Gonzalo Ortiz de Zevallos como magistrado del TC, se remonta al año 2007, cuando el Congreso era dirigido por el Apra.

Lazy loaded component

En dicho año, el presidente de la comisión especial encargada de elegir a los candidatos para el Tribunal Constitucional, Aurelio Pastor, presentó las candidaturas de, entre otros, Javier Ríos Castillo. Sin embargo, al poco de la elección de este como magistrado, el Congreso dio un paso atrás y lo retiró.

Ríos Castillo fue elegido tribuno el 13 de junio de 2007, con 84 votos a favor, 20 en contra y 5 abstenciones.

PUEDES VER Luis Castañeda Lossio: ¿cómo una camioneta fue clave para su prisión preventiva?

Luego de su nombramiento, el flamante magistrado apareció en una reunión en un ambiente privado del restaurante miraflorino Fiesta con el exministro aprista Agustín Mantilla y Oscar López Meneses, otrora operador de Vladimiro Montesinos.

La reunión fue develada por la revista Caretas, provocando de inmediato un escándalo que apuntaba hacia una denunciada alianza entre el Apra y el fujimorismo.

Reunión en secreto. Agustín Mantilla, exministro aprista, y el operador montesinista Óscar López Meneses, junto a Ríos Castillo. Foto: Caretas.

Luego de descubrirse la reunión, Jorge del Castillo, a la sazón presidente del Consejo de Ministros, y Mercedes Cabanillas, entonces presidenta del Congreso, le pidieron a Javier Ríos Castillo que diera un paso al costado de su designación.

Tras el escándalo, finalmente Ríos Castillo presentó una carta al Congreso en la que ponía a disposición de los congresistas su declinación a su nombramiento como miembro del TC.

Lazy loaded component

Sin embargo, el Pleno sometió su nombramiento a votación para anularlo, lo cual se consiguió con 64 votos a favor, 3 en contra y 1 abstención.

PUEDES VER Los excesivos sobrecostos de OAS en el bypass de 28 de julio

La “Repartija”

“El segundo caso es el de la Mesa Directiva de Víctor Isla, en la famosa “repartija”, donde eligieron a magistrados del Tribunal Constitucional, a los representantes del Banco Central de Reserva (BCR) y al defensor del Pueblo. Invocando el precedente de la Mesa de Cabanillas, se anuló esa elección", mencionó a La República el constitucionalista.

Efectivamente, el segundo antecedente que el nuevo Congreso podría invocar para anular el nombramiento del primo de Pedro Olaechea, viene del 2013, cuando se llevó a cabo la sindicada "repartija”.

Congresistas del periodo 2011 - 2016 protestan contra la "repartija" de puestos en el Tribunal Constitucional, el BCR y la Defensoría del Pueblo. Foto: La República.

Se trató de una serie de negociaciones secretas entre varios parlamentarios para distribuir los puestos en el TC, el BCR y la Defensoría del Pueblo.

Por medio de una serie de unos audios difundidos por Perú21, se conocieron las coordinaciones de los entonces congresistas Luis Galarreta, Víctor Andrés García Belaunde, Víctor Isla, José Urquizo, Héctor Becerril y Mariano Portugal, para determinar el número de puestos que le tocaba a cada fuerza política.

PUEDES VER ONPE publicó resultados de elecciones al cien por ciento

Tras estos acuerdos secretos, en una sola votación se eligieron a seis magistrados del Tribunal Constitucional: Francisco Eguiguren, Ernesto Blume, José Luis Sardón, Cayo Galindo, Víctor Mayorga y Rolando Sousa.

Lazy loaded component

Sin embargo, cuando se revelaron los acuerdo secretos en el interior del Congreso, la ciudadanía salió a protestar a las calles contra lo que denominaron una “repartija” de altos cargos.

Ante la reacción de la ciudadanía, en el Congreso se llevó a cabo una votación para anular la designación de todos los altos funcionarios. Así, con 107 votos a favor de declarar nulo el proceso, se dejaron sin efecto los nombramientos de los seis virtuales magistrados.

Dato

Para anular la designación por votación, según indicó el constitucionalistas Luciano López, es necesaria solo una “mayoría simple”.

"Hay una incongruencia ahí, definitivamente, porque para designar se necesitan 87 votos”, acotó el letrado.