Israelitas y rojos

“El país podrido de la coima, la miseria moral y de los hermanitos. La república que no cuaja. Y vamos 200 años”

Eloy Jáuregui
04 Feb 2020 | 3:40 h

Existe un voto “alpinchista” y otro “quechuchista”. No confundir. Traduzco a mi hijo que es sociólogo y que está de moda. Mi hijo que no es opinólogo, ni politólogo, ni encuestador, ni gurú. Y que recurre a las ciencias sociales para explicar lo del domingo. Que los partidos históricos están partidos.

Desde la primera vez de Fujimori (1990) el voto es “contra todos”. Contra Velasco, Belaunde, García etc. Y ahora estamos entre los israelitas y los etnocaceristas. Entre Acuña y Urresti, que es lo peor. Soy tradicional porque me gusta el bolero. Y es como decir: soy de izquierda porque amo la justicia social. Qué monse, dicen mis alumnos.

Y me dicen caviar porque tengo cable. Y porque leo a Vallejo me llaman rojo. Como soy del Boys ando para gay y porque amo a JLo y a Shakira soy feminicida. Y porque gozo con el cebiche soy hijo de Ataucusi. Y porque me gusta el ron cubano soy terruco y como escribo poesía no tengo arraigo laboral como Keiko. ¿Total?

Y ese es el resultado de las elecciones 2020. Y no hay sorpresa en un Perú desinstitucionalizado, anémico y anómico. El país podrido de la coima, la miseria moral y de los hermanitos. La república que no cuaja. Y vamos 200 años. Y así las cosas, no pierdo la calma porque soy poeta. Y todavía creo en ti, en todos, por la poesía.