Piura: erradicar la informalidad en el comercio y transporte, la tarea pendiente de alcalde Díaz

Con el rochabús la comuna pensó erradicar a los ambulantes de las vías, pero no lo consiguió. La informalidad en el comercio persiste en el Complejo de Mercados.
Con el rochabús la comuna pensó erradicar a los ambulantes de las vías, pero no lo consiguió. La informalidad en el comercio persiste en el Complejo de Mercados.

En deuda. Burgomaestre de Piura en campaña ofreció transformar a la Tierra del Eterno Sol; pero a un año de su gestión es muy poco lo que ha conseguido. El reordenamiento del comercio ambulatorio ha sido tal vez su mayor dolor de cabeza. Ofrece mejoras importantes para el 2020.

Pese a sus promesas de campaña política de transformar a la ciudad en una “Piura bonita”, sin comerciantes y transportistas informales, embellecida con áreas verdes, al término del primer año de gestión del alcalde Juan José Díaz Dios se constata que no ha cumplido ni con el 1% de sus ofrecimientos.

Desde los primeros días de su administración el burgomaestre, junto a su equipo técnico, empezó a trabajar para liberar las vías públicas del Complejo de Mercados, pero ello no fue posible porque solo unos 80 vendedores ocupaban puestos formales, mientras que unos 600 continúan instalados en los exteriores del centro de abasto.

Incluso como una estrategia de represión la comuna invirtió 27 mil soles para implementar el conocido “rochabus” y así desalojar a los ambulantes, pero tampoco hubo éxito.

PUEDES VER MEF transfiere más de 24 millones para cuatro obras de Reconstrucción en Piura

Aspiración

Otra promesa que los piuranos esperan con ansias es ver convertida a su ciudad en una “Piura bonita”, con el embellecimiento de las áreas verdes. La autoridad edil sostuvo que este proyecto está encaminado y se concretará el 2020 para beneficio de la población.

Díaz Dios reconoció que poner orden en la ciudad, así como al interior de la propia municipalidad (tuvo que hacer frente a una huelga de los sindicatos), ha sido una tarea difícil que les ha demandado tiempo.

El titular del ayuntamiento recordó que en enero los obreros municipales realizaron el primer y único paro para exigir aumento de sueldos, pero no cedieron y por el contrario los amenazó con concesionar los servicios de limpieza pública y ornato si no deponían su medida de fuerza.

“El 2019 ha sido un año de cambios y de toma de decisiones. No podíamos permitir que los sindicatos o gerentes hagan lo que quieran. Además hemos logrado tener un clima de paz con los regidores”, aseveró Juan Díaz.

El alcalde anunció una inversión fuerte para el próximo año en áreas verdes y seguridad ciudadana.

Otro de los problemas que la gestión de Díaz Dios aún enfrenta es la transferencia de terrenos de la comuna piurana hacia la distrital de Veintiséis de Octubre. Y es que en agosto la comuna provincial cumplió con transferirle 8 terrenos públicos, no obstante le exigen otro paquete de inmuebles de dominio privado.

Pese a estos requerimientos, el alcalde piurano inició la subasta de 95 predios por un monto superior a los S/20 millones. Esta decisión generó que los pobladores del distrito octubrino protestaran y le entablaran una denuncia por abuso de autoridad.

Proyectos

El gerente Territorial y de Transportes de la comuna piurana, Rolando Pasache, explicó que recién este año la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios les transfirió la Unidad Ejecutora de 67 proyectos por un monto de S/137 millones 882,179.02. De los cuales, 37 corresponden a Educación por un monto de S/64 millones 368,715.18; 21 a pistas y veredas por la suma de S/49 millones 487,510.

Del mismo modo proyectan invertir S/7 millones 925,190 para la reconstrucción de seis proyectos de saneamiento, y S/16 millones 100,763.84 para la reconstrucción de tres drenajes pluviales.

El funcionario enfatizó que de estas 67 intervenciones para la provincia de Piura, solo dos obras se vienen ejecutando por un monto de S/15 millones, los cuales corresponden a la reconstrucción del dren Sullana y la reparación del drenaje del cercado de Piura.