Esfuerzos. Ministras refuerzan educación de pescadores.
Esfuerzos. Ministras refuerzan educación de pescadores.

No más maestros que acosen o violen a niños

Posición. Ministra de Educación dijo que personal que se vea involucrado será destituido. UGELs deben demostrar firmeza.

La República
29 Nov 2019 | 8:06 h

Piura. Frente a las múltiples denuncias en las instituciones educativas sobre actos indebidos contra los estudiantes, la ministra de Educación, Flor Pablo, afirmó tajantemente que no se permitirá la presencia en el sector de maestros o personal administrativo que acosen, maltraten y violen a niños o niñas.

En ese sentido, señaló que de presentarse estos casos se procederá de inmediato a la destitución de los infractores. Agregó que sobre este tema tienen conocimiento los directores de las Unidades de Gestión Educativa Local (UGEL), quienes deben proceder con mano firme.

PUEDES VER Pescadores artesanales podrán finalizar educación básica gracias a convenio estatal

La titular de Educación informó que en el reciente Consejo de Ministros se ha aprobado un decreto de urgencia, el cual será publicado en los próximos días, donde se modifica la Ley 29988, que especificaba cuatro delitos, pero ahora serán 18.

Explicó que en este dispositivo legal se refiere a que en la sentencia de los jueces, el transgresor sea inhabilitado no solamente en la vía administrativa sino también en lo penal. Además, debe pasar al registro de Servir para que su descalificación no solo valga para la educación pública sino también para los colegios privados.

“De esta manera no se permitirá que estos malos elementos se reciclen en la educación particular”, sentenció la ministra de Educación. Destacó que la región Piura hay muy buenos maestros y maestras, “pero no debemos permitir que haya un mal elemento, sea profesor o trabajador administrativo que dañe la imagen del magisterio. En eso seremos firmes”.

Flor Pablo informó que en este momento hay en la región un equipo del Ministerio de Educación (Minedu) atendiendo, por espacio de dos meses, casos de acoso y violación escolar.

Por ese motivo hizo un llamado a las UGEL y a los directores de las instituciones educativas a no quedarse callados ante esta situación, porque el daño que se le hace a los niños y niñas es irreparable.

“Les pueden hacer terapias a las víctimas, pero un maltrato, una violación o un embarazo a una niña o adolescente no se puede permitir en el sector Educación”, subrayó.

Aseguró que se están atendiendo las denuncias que llegan al sector para actuar con firmeza y evitar que se sigan cometiendo esos delitos en los colegios.