Pata en alto. César Hinostroza en el hotel Meliá Fénix, de Madrid, el último fin de semana. Pregunta recurrente: ¿En qué me he beneficiado?
Pata en alto. César Hinostroza en el hotel Meliá Fénix, de Madrid, el último fin de semana. Pregunta recurrente: ¿En qué me he beneficiado?

El informante: El extraditable, por Ricardo Uceda

Con ‘El Hermanito’ en Madrid. Primera de tres entregas de una entrevista sobre sus procesos antiguos y los nuevos, su relación con Walter Ríos y los vocales de la Corte Suprema. No reconoce ningún delito.

Ricardo Uceda
26 Nov 2019 | 7:18 h

¿Por qué siempre pedía favores, de todo tipo, a toda hora, importantes o menores?

Pregúntese: ¿en qué me estaba beneficiando?

Pedir parece algo inmanente a su personalidad.

Es que se muestran aspectos de una intimidad. Si escucharan su intimidad podría tal vez saberse que pide que cambien de lugar de trabajo a su esposa, y que ese favor, que no es ilegal, se lo conceden. Un jurista importante aquí me dijo que todos lo hacen y que la diferencia es que a mí me grabaron. Las llamadas telefónicas revelan que si hice pedidos no eran ilegales ni para mí.

PUEDES VER Cuellos Blancos: Tomás Gálvez se allanó a pedido de impedimento de salida en su contra

En sus diálogos con Walter Ríos intenta formar un grupo, una collera. Es dable pensar que para controlar la Corte Suprema. Si hay un fin ilícito, ya tenemos una organización criminal.

Yo nunca busqué adhesiones con Ríos. Insisto: ¿a cambio de qué buscaba empatías?

Rompía sistemas meritocráticos para entronizar un grupo de poder. Allí está el beneficio.

No, el beneficio tiene que ser material. Los tratados internacionales contra la corrupción establecen que hay una búsqueda de lucro en los corruptos. En mi caso no hay nada de eso. Yo podría haber tenido infracciones éticas, y me arrepiento. Ahora respondería: no me pidas favores: soy funcionario público y no puedo.

PUEDES VER PJ dicta impedimento de salida del país por 18 meses contra Salvador Ricci

Hay cuatro casos por los que se pide su extradición de España. Cinco, considerando el de organización criminal, que fue rechazado por la Audiencia Nacional. Pero usted y Walter Ríos formaban un tándem.

Jamás. Hay que escuchar los audios, que por cierto no reconozco por constituir una grave violación de los derechos constitucionales. ¿En qué momento le doy una orden a Ríos? ¿Cuándo él me rinde cuenta de algo?

Le pidió y logró que Michael Fernández fuera nombrado juez de paz.

Ríos no me hizo caso. Según los audios lo llamé en enero del 2018 para decirle que le dé una oportunidad porque era un buen trabajador. No me promete nada. Allí quedó. Cuatro meses después lo designa juez. Pero hay pruebas en el expediente de que a este chico lo extorsionaron. No lo nombraron porque lo pedí sino porque le cobraron, a través del asesor de Ríos, Gianfranco Paredes. Le habrían pedido dinero e incluso licores. Ya sabemos el vicio del señor. ¿Qué delito he cometido yo allí? Fernández dice que nunca me pidió nada.

PUEDES VER César Hinostroza: PJ declara procedente nuevo pedido de extradición

En el caso de la señora Verónica Rojas, concuñada del consejero del CNM Guido Aguila, a la que usted recomienda a Ríos, tenemos que ella ya se declaró culpable y fue sentenciada. A confesión de parte, relevo de pruebas. La Audiencia Nacional ha dado pase a su extradición por tráfico de influencias.

Yo no la recomiendo a Ríos. Facilito una comunicación entre Ríos y Aguila porque se abrió una plaza en la Corte Superior del Callao. A Aguila, antes, le había preguntado si a su concuñada le interesaría postular y me dijo que sí. Luego me desentendí. La señora no fue nombrada por Ríos sino por el Presidente del Poder Judicial, Duberlí Rodríguez, a quien Ríos envió una terna de tres candidatos. Y Rodríguez pasó la solicitud a Recursos Humanos, que opinó cuál de los tres convenía. Esto ya lo declaró el doctor Rodríguez. Han llegado al extremo de presionar a Verónica Rojas para que se autoinculpe y puedan formular cargos contra Aguila y eventualmente contra mí. Le prometieron la libertad. Está libre. Presionarla fue una corruptela porque no hay tráfico de influencias. En este delito hay un comprador, que en este caso sería la señora Rojas, y un vendedor del beneficio. A mí no me pidió nada, Ríos no tenía poder para nombrarla. ¿Verónica le pagó a Guido Aguila? No. Claramente no hay delito.

PUEDES VER José Luis Lecaros: “Solo renuncia el que ha cometido una falta; mi comportamiento siempre ha sido ético”

Pero un beneficio no solo es material. Puedo beneficiarme teniendo un pariente bien ubicado.

Lea el Artículo 400 del Código Penal: allí dice que el vendedor de influencias tiene que recibir alguna dádiva o beneficio. No tenemos que suponer cosas. El principio de legalidad, que es un principio constitucional en el Perú y en cualquier parte del mundo, señala que si en la ley no está tipificada una conducta como delito, no lo hay. Puede ser una conducta antiética, inmoral, lo que usted quiera, pero penalmente no es reprochable.

Usted nombró a William Franco por pedido del consejero del CNM Iván Noguera, incurriendo, según la fiscalía, en negociación incompatible. Beneficio: influencia en el CNM.

¿Qué delito es darle trabajo a alguien cuando hay una plaza vacante y cumpliendo las normas? Los presidentes de Salas pueden proponer personal de confianza. El señor Franco, con quien no hablé, cumplía los requisitos. La negociación incompatible es un delito que se comete en el ámbito de las contrataciones y suministros. El funcionario se interesa en un contrato para ganar la buena pro. Y se beneficia económicamente. ¿El pobre sueldo que se le pagaba a este señor, a costa de su sudor, era acaso para mí?

PUEDES VER Keiko Fujimori: defensa tiene hasta este lunes para responder sobre declaraciones de Jorge Yoshiyama

Lo extraditarían también por favorecer al juez Ricardo Chang, que debía ser ratificado por el CNM y quien luego falló a su favor en un juicio. Audios lo corroboran.

Primer error: asumir que alude al juez un audio en el que Ríos dice que estamos con el Chino Chang en un chifa. Era otro Chang, un empresario que ya declaró. Segundo error, la interpretación errónea de una llamada que me habría hecho el consejero Julio Gutiérrez, el 17 de mayo de 2018, diciéndome que mi recomendado ya aprobó. No se refería al juez Chang porque este fue ratificado después y no en esa fecha. Tercero, no hablé con ningún consejero sobre el juez. Me apena Chang, su abogado debe ser ingeniero. Hizo que acepte todo cuando en su conducta no hay delito. Acusado por cohecho, está sentenciado y quiere su libertad. ¿Pero cuál es el tráfico de influencias que cometí? Dice que me pidió hablar con los consejeros pero que no le consta que lo hiciera. Y más bien asegura que él se reunió con un consejero en su casa, con el empresario Mario Mendoza y con Walter Ríos, para hablar de su ratificación. El día en que se produjo, un 5 de junio, el consejero llamó a Mario Mendoza y le dijo: hermano, todo salió bien.

Iván Noguera...

El audio es público.

***

Mañana: WALTER RÍOS Y LA BANDA DEL CHOCLITO