Marco Arana consideró que es inconstitucional que Subcomisión funcione si el Congreso está disuelto. Foto: La República.

Arana sobre Subcomisión: Pretenden blindar a quienes deben rendir cuentas a la justicia

La Comisión Permanente aprobó solicitar una opinión externa para el funcionamiento de la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales.

Política LR
18 Oct 2019 | 14:40 h

El miembro titular de la Comisión Permanente, Marco Arana, criticó a este grupo a raíz de la aprobación para pedir un informe externo legal con el objetivo de reactivar la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales.

El excongresista de Frente Amplio señaló que se trata de una acción “inconstitucional, políticamente improcedente y procedimentalmente una aberración”.

PUEDES VER Comisión Permanente sesionó sin evaluar decretos de urgencia

“El mandato de la Comisión Permanente es claro: no puede hacer acusaciones constitucionales, plantear denuncias y aprobarlas”, declaró Marco Arana a la prensa.

Arana explicó que, políticamente, hubo una “mala utilización” de la Subcomisión para “obstruir a la justicia” y para “blindajes”. Procedimentalmente, señaló que es el Pleno del Parlamento quien debate y vota los informes aprobados por ese grupo de trabajo, pero ya no tiene funciones dada la disolución del Congreso. “¿Este es un problema de constitucionalistas o psicólogos políticos que les ayuden a aceptar el duelo? El Congreso ha sido disuelto y eso es lo que no quieren aceptar”, añadió.

PUEDES VER Vizcarra sobre reelección de excongresistas: “Si el JNE determina que es factible, pueden hacerlo” [VIDEO]

Según Marco Arana, la Comisión Permanente tiene la intención de “archivar los casos que les convienen”. “El otro peligro es que mantengan la puerta abierta para iniciar procesos de investigación que podrían ir en contra de congresistas de la oposición y ministros”. El excongresista señaló que se estaría buscando “seguir manteniendo en vilo a la democracia y la lucha contra la corrupción en el país”.

Respecto al pedido del fujimorista Ángel Neyra al procurador del Congreso, Edwin Lévano, para que formule una denuncia constitucional y penal contra quienes propiciaron la disolución del Congreso, Arana precisó que la solicitud fue planteada en la Comisión Permanente y que tuvo apoyo de Luis Galarreta, pero que no fue votado.