Lazy loaded image

¿Qué denuncias quedaron pendientes en la Comisión de Ética?

La ahora expresidenta de Ética Janet Sánchez explicó -en conversación con La República- que los casos que se revisaban en la mesa de trabajo han quedado archivados automáticamente tras cierre del Congreso.

Roberto Barreto
08 Oct 2019 | 13:42 h

El presidente de la República, Martín Vizcarra, disolvió el Parlamento el lunes 30 de septiembre tras argumentar que desde dicho poder del Estado le negaron fácticamente la cuestión de confianza por segunda ocasión.

Tras ello, el Congreso ya no tiene la facultad de legislar ni de efectuar ninguna actividad además de reunirse en la Comisión Permanente, conformado por solo 27 integrantes.

En línea con eso, en la Comisión de Ética Parlamentaria quedaron varias denuncias en contra de los ahora exlegisladores.

PUEDES VER Ministro Morán: “Excongresistas van a tener que buscar trabajo” [VIDEO]

En conversación telefónica con La República, la última presidenta de dicha mesa de trabajo, Janet Sánchez, precisó que esos casos no serían revisados nuevamente así dichos políticos regresan al Legislativo en las próximas elecciones.

“A los congresistas solo se les puede sancionar durante su gestión; en ese sentido, los casos que quedan ahora, quedan archivados automáticamente. Por ejemplo, tenemos los casos del señor Héctor Becerril y ya no va a ser congresista; también el de Richard Acuña y tampoco será congresista [...] No (se revisarán así regresen el 2026)”, dijo Janet Sánchez.

Asimismo, comentó que las denuncias podrían seguir siendo revisadas en caso el Tribunal Constitucional falle eventualmente a favor del Congreso y desestime la disolución realizada por el Ejecutivo. No obstante, sostuvo que es muy complicado que se anule el cierre.

“Si regresaría el Congreso sería otra cosa. Los casos continuarían porque no habría terminado el periodo. Pero ese es un caso sumamente hipótético (que regrese el Legislativo tras su disolución), es difícil que se vaya a dar”, aseveró.

A su turno, José Elice Navarro, exoficial Mayor del Congreso, subrayó que no se ha especificado en el Reglamento del Legislativo cómo proceder con las denuncias inconclusas en Ética cuando se cierra dicho poder del Estado.

“Yo creo que queda ahí. No hay previsión sobre qué hacer en el caso de una disolución del Congreso y quedan casos en la Comisión de Ética. Allí se ven faltas y si hubiera un contenido de tipo penal, quienes actúan son las autoridades”, mencionó..

“La Comisión de Ética aborda sobre el sentido del deber y el cumplimiento de las reglas de conducta de los parlamentarios, pero no es un ente jurisdiccional como lo es Poder Judicial. […] Además, si nos ponemos a pensar en eso, vamos a terminar enredando más las cosas, porque realmente vienen problemas más importantes que preocuparnos”, adicionó José Elice.

Casos que quedaron inconclusos en la Comisión de Ética

Varios de los casos que venían siendo evaluados en la Comisión de Ética pertenecen a miembros del partido político Fuerza Popular. Conoce cuáles son ellos:

*Recordemos que el primer paso que realiza Ética cuando ingresa una denuncia es poner al voto una indagación preliminar sobre el caso en cuestión; tras ello, semanas después, vota por si procede realizar una investigación a fondo.

PUEDES VER Disolución del Parlamento: ¿los excongresistas podrían pedir indemnización económica?

-Héctor Becerril y su discurso de homofobia

En julio, Héctor Becerril de Fuerza Popular fue denunciado por un grupo de ciudadanos luego de que tuviera mensajes inapropiados sobre la comunidad LGBTIQ+.

Ello, en el marco de una marcha realizada por el Día del Orgullo. “Si veo besándose a dos hombres o dos mujeres a mí me causa repulsión [...] Y si eso lo consideran que es discriminatorio, lo que yo pienso, será discriminación pues”, escribió en su cuenta de Twitter el excongresista.

El 8 de julio, Ética, con el voto dirimente de Janet Sánchez, determinó abrirle indagación preliminar.

-Richard Acuña y su reunión con Sunedu

En mayo, Ética abrió indagación preliminar contra el exparlamentario de Alianza para el Progreso por haber mantenido una reunión -el 15 de abril- con integrantes de Sunedu. Entre los temas que se abordaron estuvo el licenciamiento de la Universidad Señor de Sipán, en la cual es accionista, miembro del directorio y apoderado.

En junio se aprobó el informe de calificación y el inicio de la investigación.

-La deuda de Clayton Galván con su trabajador

En julio, el ciudadano Óscar Mallca Saldaña denunció ante los medios que trabajó para el exintegrante de Fuerza Popular en su oficina congresal, ubicada en Azángaro; sin embargo, no habría recibido pago alguno.

“Hay abundantes pruebas de que yo he estado dentro del despacho, me asignaron una computadora. Nunca cumplió con nada, tenía un trato muy despectivo, me mentaba la madre a la gente, le pega a la gente, hay evidencias en cantidades. Llama por teléfono a las mujeres, toma, mete mujeres (al edificio donde están las oficinas de los congresistas, en calle Azángaro)”, reveló Mallca.

El lunes 8 de ese mes, Ética optó por abrirle indagación preliminar.

PUEDES VER Extrabajadores del Congreso asistieron a plantón contra disolución

-El pedido económico de César Campos a sus colaboradores

El exaccesitario por Fuerza Popular César Campos fue denunciado por el empleado del Congreso Guillermo Carrasco. El colaborador sostuvo que el político solicitaba dinero mensualmente a sus asesores y asistentes para que trabajen sin problemas en el Palacio Legislativo.

El 8 de julio, se aprobó abrir indagación preliminar.

-Jorge Castro y el cobro de diezmos

En la última sesión de la Comisión de Ética antes de la disolución (16 de septiembre), se tenía programado votar por si se iniciaba investigación en contra de Jorge Castro de la exbancada Contigo (en mayo se había abierto indagación preliminar). No obstante, por falta de quórum y tiempo, se postergó para otra fecha.

A Jorge Castro se le acusaba de pedir diezmo a su excoordinadora de su despacho congresal Paola Alave Quispe. Ella expresó que cubrió con su sueldo diversos pagos para el funcionamiento de una oficina descentralizada, ubicada en Tacna.

-Presunta difamación de Milagros Salazar

El exlegislador de Nuevo Perú Richard Arce denunció a la exvocera de Fuerza Popular, Milagros Salazar, debido a que lo acusó de nepotismo disfrazado.

Como se conoce, la esposa de Arce Cáceres alquila un inmueble a Osiptel; al respecto Salazar sugirió que es favorecido por sus influencias.

A la vez, Milagros Salazar señaló en la sesión de Ética del 16 de septiembre -la fecha en que se le abrió indagación preliminar- que había enviado una carta notarial a Richard Arce respondiéndole sobre el tema.

Vale mencionar que muchos ciudadanos escribieron en las redes sociales que de cualquier forma, al haber en Ética mayoría fujimorista, al final el caso se iba a archivar.

-Miguel Castro fue al gimnasio en su semana de representación

La Comisión determinó el 16 de septiembre abrir indagación preliminar contra el exmiembro de las bancadas Fuerza Popular, Unidos por la República y Alianza para el Progreso por asistir a un gimnasio en su semana de representación.

El político buscó explicar que su semana de representación había sido modificada.

PUEDES VER Consejo para la Reforma de Justicia se reunió con Martín Vizcarra

-Nepotismo en el Legislativo

Se acordó en Ética -16 de septiembre- abrir indagación preliminar contra los ahora exparlamentarios Federico Pariona, Segundo Tapia y Elard Melgar por nepotismo.

“Federico Pariona contrata al sobrino de Segundo Tapia, Segundo Tapia contrata a la pareja y madre del hijo de Federico Pariona, mientras que Elard Melgar contrata a la sobrina de Tapia y Tapia a la sobrina de Melgar”, reveló una investigación hecha por La República.

Postura de Janet Sánchez sobre disolución del Congreso

Por otro lado, Janet Sánchez -a diferencia de Pedro Olaechea- sigue considerando que el cierre del Legislativo por parte de Martín Vizcarra es un golpe de Estado. Añadió que el Congreso sí le dio el voto de confianza al gobernante.

“Los golpes de Estado no solo se dan con tanquetas y saliendo las fuerzas armadas. Si vemos, el Congreso está rodeado de policías; es decir, no han salido las fuerzas armadas, pero la policía está ahí. Y la cuestión de confianza a Martín Vizcarra no se le ha denegado. Seguramente, los constitucionalistas y congresistas que dominan el tema se encargarán de llevar los procesos por donde corresponden”, apuntó.