Claro y Directo con Augusto Álvarez Rodrich

AAR: “El fujiaprismo busca tomar el control del TC”

Augusto Álvarez Rodrich, en una nueva edición de Claro y Directo, habló de Fuerza Popular y su intento por tomar el control del Tribunal Constitucional.

La República
18 Sep 2019 | 11:53 h


El conductor de RTV señaló que hoy se publicó la lista de los candidatos para el Tribunal Constitucional, lo cual está dentro de lo normal, no obstante, ante el nuevo panorama de crisis existe cierta incertidumbre.

“De los 7 integrantes del TC hay seis que ya se venció su plazo. Entonces, hay que elegir a los nuevos integrantes”, comentó.

Suscríbete a Claro y Directo en podcast: El programa de Augusto Álvarez Rodrich también lo puedes escuchar en podcast desde nuestra web, Spotify, Apple Podcast, Google Podcast o Ivoox. Solo tienes que darle clic a ‘Seguir’.
PUEDES VER Fujimorismo y sus aliados buscan tomar el control del TC

Asimismo, recordó que para una elección se requiere 87 votos en el Congreso de la República. ¿Por qué es importante el TC? AAR explicó que este organismo se encarga de velar por la constitucionalidad de las normas.

“Se decide por ejemplo temas importantes donde hay mucho billete en juego. En términos políticos, hay cosas muy relevantes como el choque de interpretaciones del Legislativo y Ejecutivo sobre el adelanto electoral”, especificó.

El periodista aseguró que el Parlamento tiene un interés por acelerar el cambio de integrantes en el TC, pues, según informaciones, los actuales titulares del organismo antes mencionado darían luz verde a la iniciativa del gobierno.

“El fujiaprismo busca tomar el control del TC. El Apra parece ser el que ha logrado meter la mayor cantidad de integrantes”, manifestó.

¿Quiénes son los posibles candidatos? AAR sostuvo que los presuntos nombres propuestos son Manuel Sánchez Palacios, Gonzalo Ortiz de Cevallos, Hugo Sivina Hurtado, Milagros Campos Ramos, Ernesto Álvarez Ramos, Edgar Carpio, Carlos Guillermo F. Nieto, Roberto Acevedo, Delia Muñoz Muñoz, entre otros.

“Lo importante es que tengamos un TC que valga la pena y no uno digitado por las fuerza políticas”, concluyó.