Precisa. Merino de Lama señaló que el adelanto de elecciones fue una jugada maestra de Vizcarra que nadie se esperaba.
Precisa. Merino de Lama señaló que el adelanto de elecciones fue una jugada maestra de Vizcarra que nadie se esperaba.

Merino: Adelanto de elecciones es democrático y legal

Posición. Excongresista acciopopulista sostiene que “más allá del pataleo de la mayoría fujimorista y aprista, esto implica la disolución moral del Congreso en el sentimiento de casi todos los peruanos”.

La República
19 Ago 2019 | 8:29 h

Tumbes. El proyecto de reforma constitucional para adelantar las elecciones generales al 2020 está dentro del marco y el respeto irrestricto a la Constitución Política del Estado, atendiendo el clamor del pueblo que tiene que ser escuchada, sostuvo el excongresista y militante de Acción Popular, Manuel Merino de Lama.

Señaló que el país reclama a gritos un nuevo comienzo y, para ello, los ciudadanos deben poder elegir su destino a fin de dar paso al Perú del bicentenario.

“Es totalmente democrática, legal y factible la propuesta de modificación constitucional para el adelanto de elecciones formulada por el presidente Martín Vizcarra al Congreso, y al incluir el recorte de su propio mandato se ha quitado de encima todas las imputaciones de tirano o dictador”, expresó.

PUEDES VER “Las autoridades deben tender puentes y evitar conflictos”

El exparlamentario refirió que lo más interesante de la medida es que “más allá del pataleo de la mayoría fujimorista y aprista, esto implica la disolución moral del Congreso en el sentimiento de casi todos. A la actual mayoría parlamentaria le quedan dos opciones: Aprobar las propuestas o suicidarse políticamente.

Jugada maestra

Merino de Lama señaló que la jugada maestra de Vizcarra, que casi nadie se esperaba, será recordada como una medida notable en los juegos de poder, porque ha colocado contra las cuerdas a una mayoría congresal repudiada por la población, que se ha dedicado a apañar la corrupción, a proteger jueces corruptos y a interferir con los procesos judiciales.

Refirió que el Presidente al recortar su mandato y mostrar alejamiento del poder, genera una onda de simpatía que le puede durar lo que le resta de su administración y hasta un posible retorno el 2026.

“Al no aprobarse la reforma de la inmunidad parlamentaria, en el sentido de que no hay un órgano distinto al Congreso encargado de levantar esa prerrogativa, no se respetó el voto de confianza otorgado por el Parlamento. Frente a este Congreso donde no se ha logrado ningún tipo de avance, se venía dos años de mucha ingobernabilidad, un escenario que Vizcarra no iba a poder manejar sin una bancada y con una oposición reforzada. Una mirada pragmática de costo-país”, sentenció.

Manuel Merino dijo que esta salida política es lo mejor para el país. “La ilegitimidad extrema de este Congreso tenía que resolverse por una vía democrática. Por un lado, se termina con la incertidumbre que se generaba por las pugnas entre la vacancia presidencial y el cierre del Congreso; y, por el otro, la economía tendrá un solo año de incertidumbre y no dos. Se tendrá que analizar con cuidado cómo queda la reforma política”.

Subrayó que el gesto político del presidente Vizcarra tiene como factor su futuro político. “Con la última votación de la Mesa Directiva del Congreso, el fujimorismo y los conservadores han logrado un bloque fuerte e iban a hacer lo que querían con los votos. ¿Cómo gobernar en ese escenario donde no tienes aliados?”.

El exlegislador indicó que el año 2000 ocurrió un caso similar durante el gobierno de Alberto Fujimori. Cuando renunció se adelantaron las elecciones y se acortaron los plazos.