Desde adentro

Plataforma_glr
h

corrupción. En archivos de la División de Operaciones Estructuradas de constructora brasileña, ocultos bajo el sistema Drousys, se registran 17 pagos relacionados con millonaria concesión adjudicada a un único postor durante el gobierno de Ollanta Humala.

La constructora Odebrecht hasta el momento no reconoce actos de corrupción respecto al Gasoducto del Sur, concesión adjudicada por más de 7 mil millones de dólares a la empresa brasileña como postora única en junio del 2014 –durante el gobierno de Ollanta Humala–, licitación que originó dos investigaciones en el Ministerio Público por los delitos de colusión y negociación incompatible a funcionarios de Proinversión, ejecutivos de la compañía, abogados e incluso a la ex primera dama Nadine Heredia.

Esa negativa oficial fue ratificada la semana pasada en la resolución judicial que aprobó el Acuerdo de beneficios y colaboración eficaz suscrito con Odebrecht, documento donde se consigna que esta empresa admite haber pagado coimas en solo cuatro obras realizadas en Perú: Interoceánica Sur, Metro de Lima, Costa Verde – Callao y Vía de Evitamiento – Cusco.

Pero en los archivos de la División de Operaciones Estructuradas de la constructora brasileña, alojados en la plataforma secreta de comunicaciones Drousys –información compartida por ICIJ y analizada por Convoca.pe– aparecen pagos referidos a “Gasoduto Sul Peruano” (denominación de la obra en portugués), cuyos destinatarios finales están ocultos bajo seudónimos (‘codinomes’).

Se trata de 17 transferencias de dinero asociadas al Gasoducto del Sur, que suman 3 millones 70 mil dólares, realizadas entre el viernes 19 de setiembre y miércoles 12 de noviembre de 2014, es decir, poco más de tres meses luego del otorgamiento de la buena pro de la referida concesión a Odebrecht, proceso que empezó a despertar sospechas tras la descalificación de su consorcio competidor a última hora.

Aquel monto de dinero es similar a la cantidad que los ex altos directivos la firma brasileña Marcelo Odebrecht y Jorge Barata sostienen –en sus declaraciones ante fiscales peruanos– haber entregado para la campaña electoral de Ollanta Humala, cuando este era candidato presidencial para los comicios del 2011.

Cabe anotar que también en 2014, específicamente el jueves 31 de julio, se registró un envío desconocido de 500 mil dólares a nombre del brasileño Jorge Barata, exsuperintendente de la constructora en Perú, bajo las denominaciones “Solicitudes JB” y “Transacciones JB”, de acuerdo con la documentación revisada por este medio digital.

Una semana antes, el miércoles 23 de julio de 2014, en Palacio de Gobierno se había suscrito el contrato de la concesión del Gasoducto del Sur por 34 años con el consorcio liderado por Odebrecht. La ceremonia estuvo presidida por el entonces mandatario Humala y contó con la participación del ministro Eleodoro Mayorga, así como de Rodney Carvalho, en representación de la empresa.

Código fantasma

Los pagos relacionados al Gasoducto del Sur, registrados en el sistema Drousys del “Departamento de sobornos” de Odebrecht, siguen el mismo esquema utilizado por la compañía para esconder pagos ilícitos, el cual fue detectado durante las pesquisas del megacaso Lava Jato originado en Brasil. Es decir, ocultar el rastro del dinero bajo sociedades offshore o compañías de fachada, así como con ‘codinomes’.

En referencia a esta obra, figuran diez personas identificadas solo con sobrenombres como destinatarios de los abonos clandestinos de dinero. Las sumas enviadas oscilan entre 20 mil dólares y 700 mil dólares.

Según los archivos de la plataforma secreta de Odebrecht, los beneficiarios vinculados a los seudónimos ‘Princesa’ (dos pagos por un total de 900 mil dólares), ‘French’ (500 mil dólares), ‘Magali’ (cuatro abonos por un total de 450 mil dólares) y ‘Gaza’ (tres pagos por un total de 430 mil dólares) son los que recibieron los mayores montos.

También aparecen transferencias para ‘Disco’ (400 mil dólares), ‘Novatos’ (200 mil dólares), ‘Sorte’ (50 mil dólares), ‘Martelo’ (50 mil dólares), ‘Japa’ (50 mil dólares) y ‘Magneto’ (dos abonos por 40 mil dólares).

De otro lado, ‘Novatos’ además aparece como beneficiario de otros 10 pagos (2 millones 100 mil dólares en total) vinculados a un proyecto en Argentina que en la planilla se consignó como ‘Dutos argentinos’.

Siete empresas canalizaron los U$ 3 millones

  • A través de Noyaga Inc. se transfirieron 900 mil dólares para ‘Princesa’. En tanto que mediante PEL Project Engineering & Logistics se pagó 530 mil dólares a ‘Magali’, ‘Sorte’, ‘Magneto’, ‘Martelo’, ‘Gaza’ y ‘Japa’. Bajo esta compañía, la ‘División de coimas’ consignó abonos de Odebrecht para otras obras: Interoceánica Sur, Costa Verde-Callao y Rutas de Lima.
  • Chirag Grand Power Corp. (500 mil dólares) y Manning Investment Company (300 mil dólares) fueron constituidas entre julio y agosto de 2014, antes de que la constructor ordenara las transferencias de dinero efectuadas en octubre y noviembre de ese año, a ‘French’ y ‘Magali’.