Se frustra sesión para definir si Cerro Verde paga por agua de La Enlozada en Arequipa

La República
18 05 2019 | 01:02h

Poco interés. Solo tres de los ocho alcaldes accionistas de Sedapar asistieron a junta donde se decidiría si minera seguía operando planta de tratamiento de aguas residuales de Arequipa.

Solo tres de los ocho alcaldes provinciales de Arequipa acudieron a la Junta de Accionistas de Sedapar. En la sesión, se determinaría si la minera Cerro Verde seguía operando la planta de tratamiento de aguas residuales de La Enlozada, o si la infraestructura pasaba a manos de Sedapar, con lo que se establecería una tarifa para cobrar a Cerro Verde por usar el líquido tratado. Al momento, Cerro Verde recibe un metro cúbico de agua por operar la planta.

Por la importancia del tema y la ausencia de la mayoría de accionistas, se tomó la decisión de aplazar este punto a una siguiente junta. Los representantes de Cerro Verde tenían previsto realizar una exposición sobre el funcionamiento de la planta y los siete convenios firmados con Sedapar para su operación. Pablo Alcázar, gerente de Asuntos Públicos y Comunicaciones de Cerro Verde, no quiso brindar declaraciones tras la suspensión del tema. 

PUEDES VER: Piden investigar acuerdos de Sedapar con Cerro Verde en Arequipa

Por su parte, el presidente del directorio de Sedapar, Armando Llaza, señaló que debido a que la junta de accionistas no tomó una decisión sobre el preacuerdo con Cerro Verde, para que siga operando la planta, no se ha podido firmar el octavo convenio específico. No obstante, a través de un acuerdo de palabra es que la minera continúa operando La Enlozada, cuya administración debió ser entregada a la EPS en diciembre del 2018.

Los alcaldes provinciales que asistieron fueron Diego Montesinos de Caravelí, José Aguilar de Castilla y Omar Candia de Arequipa. Este último propuso que el punto se trate en otra junta de accionistas. Tanto Aguilar como Montesinos mostraron su malestar por la ausencia de sus pares. El gobernador Elmer Cáceres, invitado a la exposición, tampoco asistió. 

Deberá pasar un mínimo de dos semanas para que el directorio pueda llamar a una nueva junta. Otra opción es que los alcaldes se autoconvoquen en una junta extraordinaria. En la siguiente sesión también se decidirá el incremento de las dietas de los integrantes del directorio de la empresa.