Tres opciones suenan con más fuerza para la Mesa Directiva del Congreso

Daniel Salaverry, Juan Sheput y Víctor Andrés García Belaunde son los legisladores que se mencionan para presidir el Parlamento en el periodo 2019-2020. El primero la tiene más complicada. El segundo aceptaría ir como primer vicepresidente en una lista encabezada por el representante de Acción Popular.   

Daniel Salaverry, Juan Sheput y Víctor Andrés García Belaunde son los legisladores que se mencionan para presidir el Parlamento en el periodo 2019-2020. El primero la tiene más complicada. El segundo aceptaría ir como primer vicepresidente en una lista encabezada por el representante de Acción Popular.   

Las conversaciones –al menos, las preliminares- sobre lo que será el futuro de la Mesa Directiva (MD) del Congreso han tomado cuerpo en la subcomisión de Acusaciones Constitucionales, a la que pertenecen algunos de los nombres que suenan más para dirigir los destinos del Congreso durante el periodo 2019-2020.

Lo que el lector debe entender es que, hasta el momento, no hay ningún acuerdo sólido; en estos momentos, y cuando restan unos dos meses para la elección, lo que existe son contactos iniciales, posibilidades, sumas y restas. El panorama se aclarará en las semanas que vengan.

Se puede decir que, hoy, hay tres opciones que suenan con mayor fuerza para presidir la MD: Daniel Salaverry (quien desea repetir el plato, aunque sus opciones parecen menores), Juan Sheput y Víctor Andrés García Belaunde. De ellos tres, el último es el que inicia con mejor perfil.

En el caso de Salaverry, está claro que no contará con el respaldo de Fuerza Popular. Le queda aglutinar a todos los demás detrás suyo. Esa tarea luce complicada. Su suerte dependerá de la posición que asuma la izquierda (Nuevo Perú y Frente Amplio).   

Sheput habría sido una sugerencia, entre otros, del aprista Javier Velásquez Quesquén.

Sin embargo -de acuerdo con versiones recogidas de personas bien enteradas del perfil que van adquiriendo los intercambios entre los congresistas- Sheput no se sentiría incómodo en ocupar la primera vicepresidencia, con García Belaunde encabezando la fórmula. De hecho, esta sería la opción más real, aunque, como se ha advertido, resta mucho tiempo por delante.

Punto aparte es el papel que asumirá Fuerza Popular.

Cuando eran mayoría absoluta eligieron a Luz Salgado y luego a Luis Galarreta. Salaverry fue su última apuesta, pero este renunció al partido. Hoy, con una bancada de 55 producto de deserciones, podría animarse a presentar a un candidato y rescatar algunos votos individuales, que nunca faltan para sumar a la bolsa.

La complicación de FP es la siguiente: no se ve en el horizonte cercano qué bancada (o personalidad) querría acompañarlos en dirigir la MD. Si antes no necesitaban de nadie, hoy nadie desea ser sus segundos. El desprestigio pasa factura.

Por eso, FP apostaría por resignar sus posibilidades de conducir la MD y, en cambio, estaría presionando para ocupar la segunda y tercera vicepresidencias en una eventual lista que lidere García Belaunde. No es seguro que este (ni Sheput, en caso lo termine acompañando en la lista) estén de acuerdo.

De nuevo, como se ha dicho, esta es la etapa de las negociaciones iniciales; nada está definido. Ahora, si todo sigue su curso actual, el Parlamento apostaría por una MD, no tanto de “bancadas”, sino de personas con un mayor perfil político.

Los congresistas han sentido, en el último año, a un Ejecutivo que los ha arrinconado. Es una narrativa que no necesariamente se condice con la realidad (es muy discutible, al menos) y la intención pasaría por tener a una nueva MD más potente.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO